Cuento corto
0
451 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Cumpleaños

Estuardo se sentó en su mesita de super héroe, contó sus juguetes y vio muy alegre su pastel. Tenía puesta su camisa favorita y una capa negra amarrada al cuello cubriéndolo del cuello a los pies. Salió a correr tan rápido como su cuerpo le permitía mientras simulaba que sus dedos eran pistolas y con su boca simulaba con onomatopeyas el sonido de las mismas. Sus ten‐ nis estaban sucios por el lodo en el patio de su casa y sus shorts estaban viejos pero no importaba, eran sus favoritos. Por aquello de las dos de la tarde comenzó a llover y Estuardo muy alegre ponía soldaditos verdes de plástico en los charcos para posteriormente pisotear muy fuerte y simular los sonidos de una explosión. Estaba muy feliz, era un cumpleaños muy especial para él. Sus padres no iban a estar presentes pero el estaba feliz de cualquier manera, sus hermanos iban a estar con él. Entró a su casa y se metió a bañar, lleno su tina de agua y le puso mucho jabón para que hubieran burbujas. Tenía un submarino, y unos lentes de buzo con los que se metía debajo del agua y miraba el submarino y simulaba que las botellas de shampoo eran monstruos míticos que le atacaban. Salio de bañarse, se secó, se peino y fue a ponerse el traje que había elegido para su fiesta de cumpleaños. Por aquello de las cinco llegaron sus hermanos con una piñata llena de muchos dulces y chocolates. Todo el mundo celebraba con el mago y el payaso. Estuardo comió mucha pizza y bebió mucho de su refresco

favorito. Al final de la velada, Estuardo quebró su piñata y luego sus hermanos mayores le cantaron feliz cumpleaños mientras el soplaba las siete velas de su pastel. Todo el mundo gritaba "Mordida" mientras su hermano mayor, Felipe, le empujaba la cabeza hacia el pastel. Mientras se limpiaba la cara, en el baño recordó como hace tantos años su papá fue el que lo empujó mientras su mamá sonreía. Pensó en cuanta falta le hacían mientras su hermano Felipe llegó y le dio su regalo y un abrazo, mientras le decía. "Feliz cumpleaños Dito , al fin llegaste a los setenta. Nunca te pongas tan viejo como yo." Estuardo sonrió y le dijo "No creo que eso vaya a ser un problema."

19 de Junio de 2019 a las 07:56 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~