EN LAS PUERTAS DEL GRAN SUEÑO Seguir historia

youngnesticor NESTOR HUMBERTO DELGADO MORENO

La vida esta llena de sueños, los cuales deseamos con todas nuestras fuerzas se hagan realidad, pero muchas veces a pesar de todo nuestro esfuerzo por cosas ajenas a nuestra voluntad esto no se logra. La presente es un relato corto de un niño que tenia un bonito sueño, pero que cuando mas cerca estuvo no se le hizo realidad.


Cuento Todo público.

#mundial #afros #negros #colombia #africa #deportes #futbol #niños #lucha #alegrias #239 #sueños #dreams
Cuento corto
0
424 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

EN LAS PUERTAS DEL GRAN SUEÑO.

El verano se acercaba y con el las vacaciones, el pequeño Joe Curtis, de 12 años se encontraba muy ansioso y anhelaba por que los días pasaran muy rápido, pues a sus 12 años nunca había tenido la oportunidad de ver un partido de futbol en vivo y en esas vacaciones por fin lo haría y para su fortuna serian algunos partidos del Mundial que estaba a pocos días de realizarse en su País.

Curtis vivía junto a su madre, su padre y sus 2 hermanos en un pequeño pueblo llamado Nacho Town en Camerún. Su padre era un hombre trabajador que diariamente se esforzaba por darle las mejores cosas a su familia y afortunadamente, gracias a su gran esfuerzo, había logrado conseguir una cantidad de dinero suficiente para hacer realidad el sueño que tenía su hijo de ver un partido de futbol en vivo. El pequeño Curtis era merecedor de tal esfuerzo de parte de su padre, ya que era un buen hijo, buen hermano y un gran estudiante, además a su corta edad era admirado por muchas personas de aquel pequeño pueblo, pues era un niño muy inteligente y servicial.

Para aquellas vacaciones se jugaría, la copa del mundo en su país y su padre le dio la grata noticia de que irían a la capital a observar los encuentros de Brasil vs Alemania y de Francia vs Inglaterra, en este gran evento que congregaba a muchas personas de diferentes partes del mundo.

El pequeño Curtis no cabía de la dicha y tenía demasiadas emociones, pues su gran sueño de niño estaba a un par de semanas de hacerlo realidad, vería a grandes figuras del futbol mundial, como Ronaldinho, Kaka, Rooney, Henry, Klose entre otros. Al día siguiente luego de esa bonita noticia, Curtis salió muy temprano de su casa hacia su colegio, quería llegar lo más rápido posible para contarle a sus compañeros la bonita experiencia que gracias al esfuerzo de su padre, en los próximos días viviría; Esa noticia tuvo gran acogida entre sus compañeros, los cales se alegraron por la oportunidad que tendría su amigo y no ocultaron sus ganas de hacer lo mismo en algún momento.

El pueblo de Nacho Town era un pueblo muy pobre como muchos en ese país, pero muchas veces los sueños no tienen limites y menos los de Curtis, el cual como muchos niños en el mundo, era un gran amante del futbol y de otros deportes, los cuales eran su principal medio de distracción en aquel pequeño pueblo y sus ratos libre, Curtis solía correr detrás del balón, en un cambo de barro, que junto a sus amigos habían convertido en una cancha de futbol, a la que denominaban el Templo de los sueños.

En el templo de los sueños, los pequeños de Nacho Town, los niños además de jugar futbol, imaginaban conseguir grandes cosas, para ellos y sus familias, a corto plazo, algunos querían solo terminar sus estudios, otros querían ser médicos, futbolistas o grandes deportistas, pero en la mente de todos estaba ayudar a su familia y su pueblo; Por el momento el afortunado Curtis viviría una gran experiencia que ninguna persona en aquel pueblo había podido vivir.

Faltaban 3 días para el comienzo de tan anheladas vacaciones y Curtis contaba hasta las horas que hacían falta para el comienzo de la copa del mundo y para el viaje con su padre; todo el país se encontraba unido y a la víspera de aquel gran evento, el gobierno camerunés había hecho una gran inversión, pues no quería quedar mal y quería descrestar al mundo entero, el éxodo de turistas que llegarían al país seria una cifra record, ingresaría mucho dinero que les ayudaría a crecer y a mejorar las condiciones de vida de millones de personas en ese país, todo debería salir de la mejor manera, ya que Camerún estaría en los ojos del mundo y en la boca de todos.

Nadie quería perderse tan histórico acontecimiento para ese país africano; El evento inaugural del torneo se llevaría a cabo en la capital de Camerunesa Godspeed City y hasta ahí viajarían Curtis, a cumplir su gran sueño de ver un partido de futbol en vivo y no sería cualquier partido, ya que tendría la dicha de ver a la selección Pentacampeona del mundo que era Brasil y a la 3 veces campeona mundial Alemania.

Godspeed City se encontraba a 15 horas de Nacho Town, por lo que Curtis junto a su padre, tomaron la decisión de viajar con unos días de anticipación antes del partido de Brasil Vs Alemania, para que por ningún imprevisto se perdieran el partido. Se hospedarían en casa de un hermano del padre de Curtis, con el cual hace mucho tiempo no se veían, debido a la distancia y a otros factores, entre ellos el dinero para viajar.

El día del viaje, el pequeño Curtis, se despertó muy temprano, Tomo una viaja maleta que tenía en la cual empaco sus mejores trajes y antes de salir le agradeció a Dios por la gran oportunidad que gracias a el en los próximos días viviría; Salió muy feliz de su casa, con mucha ilusión y junto a su padre se despidió de sus madre y de sus dos hermanos menores.

En el trascurso del viaje, Curtis tuvo la oportunidad de conocer algunos pueblos que por el camino se encontraba, ya que por primera vez, estaba haciendo un recorrido tan largo en un bus.

Al llegar A Godspeed City, Curtis se sorprendió aun mas ya que en la ciudad capital, habían grandes edificios y muchos carros, cosas que nunca había visto a sus doce años , pues en su pueblo los únicos carros que se veían eras los que hacían los viajes hacia distintos lugares de ese país, además Godspeed se encontraba mejor que de costumbre por todas las modificaciones que se le habían hecho para recibir a los visitantes que llegaban de distintas partes del mundo. Llegaron a la casa de su familiar y este los recibió de una manera muy grata, con mucha alegría, debido a que hace mucho tiempo no se veía con su hermano y muy pocas veces había podido verse con su pequeño sobrino Curtis.

El tío de Curtis tenia un hijo llamado Samuel, el cual tenia 10 años y Curtis no había tenido la oportunidad de conocerlo, Samuel era muy amante del futbol al igual que Curtis, por lo que se entendieron muy bien y Samuel quien ya había tenido la oportunidad de ver un partido de futbol en vivo le conto como fue esa experiencia. A Samuel le entraron ganas de ir a el partido de Brasil junto a su primo y su tío, pero su padre lamentablemente no había podido conseguir entradas, pero le prometió que irían en otra oportunidad.

Curtis y su padre, salieron a dar un paseo por la capital, fueron a un centro comercial y compraron algunas cosas, algo que nunca habían hecho, la experiencia estaba siendo mejor de lo esperado para Curtis, quien se encontraba. El ambiente que se vivía, debido a la fiesta del futbol era increíble, aquella experiencia era una muestra de que los sueños si se cumplen. Curtis se encontraba deseoso por ir al estadio y conocer a grandes referentes del futbol mundial.

Al día siguiente, la espera se acabo, el partido seria a las 11 de la mañana y Curtis no había podido dormir, La noche anterior imaginado como seria aquel momento tan anhelado, su padre estaba muy feliz, pues la felicidad se su pequeño hijo, era la suya; Salieron con la mayor ilusión hacia el estadio, Curtis aun no lo creía y pensaba que realmente estaba en un sueño.

En el estadio habían muchas personas, pues aquel juego era el más esperado por miles de aficionados en el mundo entero y por la gente de Camerún, por lo que el estadio que tenía una capacidad de 38.000 espectadores seguramente estaría repleto.

Era la primera vez que Curtis y su padre iban a un escenario de esa magnitud y se encontraban solos, sin nadie que los guiara pero las ganas de cumplir ese sueño podían mas, ellos no sabían por donde debían ingresar al estadio, por lo que decidieron pedir la ayuda de unos jóvenes que se encontraban cerca a ellos, los cuales se mostraron muy amables y se ofrecieron a guiarlos hasta una puerta por la que le acceso no fuera tan difícil, pero lamentablemente todo fue un engaño, ya que esos jóvenes los condujeron a un lugar solo, en el cual les robaron sus entradas y algo de dinero, dejando al pequeño Curtis en las puertas del gran sueño. El padre de Curtis no pudo hacer nada, ya que era imposible luchar contra 3 y todo a su alrededor se encontraba muy solo, el sueño que desde pequeño tenía su hijo y por el que tanto había luchado, cuando mas cerca estaba, no pudo hacerse realidad.

Con mucha tristeza, regresaron a casa de su familiar, le contaron todo este se lleno de mucha rabia e impotencia, pero ya nada se podía hacer. Curtis y su padre arreglaron sus maletas y con mucha tristeza regresaron a Nacho Town; Lamentablemente el pequeño, no tendría historias sobre el partido para contarle a sus amigos en el pueblo y eso lo hacía sentir muy mal, además temía ser víctima de burlas por parte de ellos, ya que había hablado mucho sobre eso antes del viaje.

Para sorpresa de Curtis al llegar al pueblo y luego de contarle a sus amigos lo que había pasado estos le dieron mucho ánimo y trataron de alegrarlo.

Los partidos que el pequeño soñador Joe Curtis pretendía ver de Brasil vs Alemania y Francia vs Inglaterra, finalizaron 2-2 y 1-0, respectivamente, ambos fueron grandes y emocionantes encuentros, tanto así que fueron catalogados como dos de los cinco mejores partidos de todo el Mundial.

A Curtis no le quedo de otra que seguir los partidos por la televisión, ver a los ídolos que tuvo tan cerca en aquella oportunidad una vez más lejos, lo hacían sentirse muy mal. La selección de Brasil domino sin muchos problemas el torneo, debido a los grandes jugadores que tenia entre ellos Ronaldinho y se alzo con su sexto título en la historia de los mundiales, tras vencer en una vibrante y apasionante final a la Selección de Italia que tenía en sus filas a una gran leyenda de La Roma, el equipo de la capital Italiana Francesco Totti el cual nada pudo hacer para evitar la derrota de su selección Tres goles por cero.

Los días de aquel verano siguieron y el padre de Curtis ya en Nacho Town lleno de mucha tristeza continuo recordando aquel momento en el que por culpa de su ingenuidad habían sido robados al confiar en aquellos jóvenes, el lamento lo acompaño por varios días pues no logro hacer realidad el sueño de su pequeño hijo. Desde Godspeed su hermano se comunicaba constantemente con el, pues habían decidido poner una denuncia tras tan aberrante hecho y para su sorpresa ellos no habían sido las únicas personas víctimas de aquella modalidad de hurto que se había presentado para la temporada del mundial, ya que según las autoridades, se habían conocido aproximadamente 50 casos de robos de esa misma modalidad en todas las fases del torneo y las victimas no eran únicamente personas propias de ese país, sino que además varios turistas habían denunciado por lo mismo, por lo que las autoridades estuvieron trabajando durante varios días para lograr dar con el paradero o la ubicación de los responsables de esos robos, los cuales de alguna manera dañaban la imagen de ese país.

Antes del final de aquellas vacaciones Curtis se encontraba junto a su Familia, almorzando y disfrutando de un delicioso almuerzo preparado por su madre, cuando de repente fueron sorprendidos con una noticia de última hora, que salió en un noticiero nacional, la cual anunciaba la captura de un grupo de jóvenes dedicados a robar y que eran los responsables de aquellos robos sucedidos durante el mundial; Por otro lado las autoridades anunciaron que harían devolución de su dinero a todas las personas víctimas de aquellos robos. Una buena noticia levanto un poco el ánimo de Curtis y su padre, los cuales habían tenido unas vacaciones muy diferente a como lo imaginaron, pues aquellas vacaciones que pintaban ser las mejores e inolvidables, pues estarían llenas de alegría y de sueños hechos realidad, estaban teniendo inolvidables tristezas.

El dinero les sería entregado de manera personal a cada una de las víctimas, los nacionales cameruneses deberían acercarse al edificio del estado y el dinero de los extranjeros que ya no se encontraban en ese país se les envió a sus respectivos países de domicilio.

Por lo anterior el padre de Curtis, toma la decisión de que juntos regresaran a la capital y reclamaran aquel dinero. Una vez mas Curtis y su padre, se encontraban camino a Godspeed; En poco más de un mes Curtis había hecho más viajes que en todos sus 12 años, algo que en medio de la tristeza lo llenaba de alegría, pues era un hecho histórico en su vida .

En su regreso a Godspeed Curtis y su padre se hospedaron nuevamente en casa de su familiar, pero esa vez no estaban ahí para cumplir un sueño, sino para recuperar una parte del sueño que les había sido arrebata.

Curtis se vio con su primo Samuel, cual le presento a alguno de sus amigos con los cuales jugaron futbol un rato y luego en unas maquinitas. Curtis continuo aprendiendo y conociendo nuevas cosas.

Al día siguiente el padre de Curtis salió a recoger el dinero, junto a su hijo y su sobrino Samuel y luego compraron unas cosas para su hogar, antes de regresar en horas de la noche a Nacho Town.

Curtis volvió a su pueblo Nacho Town un día antes del final de sus vacaciones y fue a una iglesia a darle muchas gracias a Dios por todo lo vivido.

El final de las vacaciones llego, y Curtis regreso a su colegio, luego de unas vacaciones que nunca olvidaría, con ratos amargos pero con algunas cosas buenas y en aquel primer día de clases su maestra les pidió a el y a sus compañeros hacer un recuento en un papel acerca de su vacaciones; Curtis en medio de mucha tristeza, con lagrimas en sus ojos escribió en su cuaderno cada uno de los tristes momentos que desafortunadamente había vivido. Luego de escribir, debió contar en frente de todos su vivencia y no pudo evitar llorar, su profesora y compañeros lo consolaron, pero ya nada se podía hacer, en 4 años el mundial se realizaría en América un continente muy lejano al suyo, por lo que debía soñar con volver a Godspeed y observar partidos de la liga nacional, los cuales eran de muy bajo nivel, nada parecidos a los que estuvo a punto de ver .

El sueño del pequeño Joe Curtis, no se hizo realidad en sus puertas, pero la vida siguió y Curtis en su corazón guardo la esperanza de algún día tener nuevamente, tan bonita oportunidad.

FIN

18 de Junio de 2019 a las 04:54 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~