Tenplar CossFire: The Dino Storm Seguir historia

drackstor Drack Stor

Eryx un joven adolecente de 16 años, vive su vida normal junto a su hermana Alana. La cual es solo un año mas joven que el. Los días son muy atorrantes por la escuela y los entrenamientos de la clase de esgrima, donde se le nota enérgico cada vez que derrota a su oponente; porque siente que lo había echo antes, pero no se acuerda de haber empuñado una espada en su vida. Antes de meterse a la clase de esgrima, solo los veía entrenar a lo lejos por lo inseguro que era, su padre siempre le había dicho que puede hacerlo si selo propone; hasta le hizo un amuleto de madera, el cual tiene una espirar gravada. Lo lleva a todos lados como un amuleto de la suerte, pero siempre lo esconde en su guayabera azulada, cada vez que se despierta en la mañana; sale de su casa a la escuela, siempre siendo molestado por su hermana. no deja de preguntar cosas que no tienen sentido, pero aunque sea atorrante, la quiero como su hermano. Hasta un día donde empieza a tener sueños raros, los cuales son un poco escalofriantes e interesantes, porque ve a criaturas que nunca había visto. Logra observar aun joven de pelirrojo caer al suelo. Sangrando con una herida en su pecho, este deja caer un extraño amuleto, el cual no logra contemplar bien en sus pesadillas. Las ignora y logra seguir con su vida normal, aquel planea una salida con su hermana a los campos Aimena, para pasar un poco de tiempo con ella, y disfrutar lo bueno de la vida, pero se adentran en los bosques que están antes de llegar a esos campos, y lo que encuentran......


Fantasía Medieval Todo público.

#245 #217 #239 #276 #268 #269 #7 #253 #ro #310 #odio #amor
0
3.6mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

El abismo profundo

El mundo se creó por un propósito, si te dijese, que este solo era una sombra de lo que es en verdad. Un creador sin alma le dio vida, pero siempre están las fallas causadas por los sueños y la ignorancia. El veneno que lo corrompió en primer lugar, que lo volvió un lugar de imaginación, y aventuras sin fin, pero como todo virus. Se puede eliminar para darle vida al mundo de verdad...


— Una oscuridad que no tiene alma, donde sus corazones se unen para revelar un camino. —Se escuchó retumbar por las paredes empedradas, donde sus pisos con mosaicos de piedra azulada, eran iluminados de manera dispareja; por el tenue sol que salía de lo que pareciera, unos ventanales. Estos yacían con tres tragaluces, los cuales proyectaban unos rayos de luz. Estos decorados por pilares de piedra grisácea, los mismos tenían gravados en forma de espirales; brillaban de un tono morado espectral. Delante de los mismos, estaba lo que parecía; una joven acostada en un sofá de cuero marrón. Tenía un vestido negro con incrustaciones de gemas blancas, en la parte delantera; el mismo ondeaba por el viento con seguridad. Este solo movía su cabeza haciendo unos suspiros leves, donde paso sus manos por su cara. La cual tenía lo que parecía ser, una especie de mascara con plumas en ambos lados; estas eran del mismo tono que su vestido. También tenía un cintillo en la cabeza, donde le pareciera salir unos cuernos, y sus ojos estaban cubiertos por unos vidrios de color carmesí, que tenía el antifaz. Entonces, movió sus labios los cuales estaba pintados de rojo intenso—Sarefair. Presiento unas perturbaciones en el aire —dijo con fuerza, pasándose las manos lentamente; sin tocarse la cara con unos suspiros leves, movió su cabeza con delicadeza. Porque su cabello obscurecido; se movía con forme inclinaba la mirada.


Sarefair:—el mismo mostro uno de sus colmillos afilados como navajas, inseguro le apunto con su pequeña pata. La misma tenía tres garras de color blanquecino—mi señora ¿cómo la puedo calmar esas perturbaciones que tenéis? —movió su cola verde escamosa; sus ojos rojos-azulados, se iluminaron con forme se movía entre las sombras. Se escuchaban sus respiraciones leves, y se oyeron el resonar de unas tasas en la habitación.


???: No sé. Como puedes curar esa sensación de que algo... Siento como si alguien. —Levantó su mano con inseguridad, le apunto a unas puertas de madera, antigua, donde tenían gravados en forma de una llamarada carmesí. Las cuales brillaban de color rojizo como rosas—. Estuviera a punto de pasar por esas puertas, ¡para matarme!


Sarefair:—salió de las sombras con una bandeja de plata, y su hocico color esmeralda se iluminaba de manera dispareja. En su cabeza tenía una especie de boina negra, y tenía unos pantalones abombados de color rojo; con blanco, en sus dos patas. Se podían resaltar sus afiladas garras—. Algo de té, la podría clamar emperatriz. —Dijo con una leve sonrisa, pero la misma miró con un gesto incomodo al raptor, y le toco el hocico con suavidad—. Tal vez... Eso calmara mi migraña —comentó, cuando de repente tuvo una visión, donde logro contemplar un símbolo raro de color marrón brillante. En consecuencia, hizo que la misma por pánico tirara el juego de té. Tanto las tazas; como la tetera entera se hicieron pedazos. Se notaba como respiraba con dificultad.


Sarefair: hay va otro juego de porcelana, sabía que no debía traerla —dijo apenado, suspirando con la boca abierta; mostrando sus colmillos afilados blancos. Este intento levantar los pedazos de la taza con sus garras, pero se cortó con los fragmentos de cerámica—. Pensé que no habían esos llamados: "héroes" —aclaró con intriga—. Por aquí solo sean escuchados rumores tontos, provenientes de afuera del continente perdido. —Se miró la pata donde tenía la herida, que la misma empezaba a sangrar lentamente, mientras rugía por el dolor que sentía—. Voy a vendarme esta cortadura, antes de que se infecte —mencionó, inclinando su cabeza a un lado con frialdad, corrió a la puerta, donde se escuchó como se abría y cerraba con fuerza.


???: —sintiendo el acolchado del mueble; se levantó del sofá. En su espalda tenia lo que parecía unas alas en plumadas negras, y las mismas no se movían de camino a las ventanas. Las cuales, iluminaban sus labios carmesís. Al mostrar un colmillo afilado blancuzco. El cual casi no se veía por la luz. Sin embargo, esta comentó—: profetizó que podría regresar, ¡no lo permitiré! —se voltio con voz lúgubre —. ¡Debería estar muerto! —exclamó, contemplando los vidrios rojos de la máscara, que se iluminaron como faroles. Podía denotar como las ventanas cristalinas; se desquebrajaron un poco. Luego se escucharon las puertas de madera abrirse. Donde el raptor salió mostrando sus colmillos, y cerró las puertas con un latigazo de la cola. Tanto así, que se escuchó: ¡PAN! Cuando esta fue azotada interceptándose de golpe, al observar a la emperatriz tan alterada. Se acercó un poco.


Sarefair: ¿cuáles son las órdenes? Para calmar su cólera antes del baile de las luces —comentó, moviendo la cola con seguridad. Se puso con la cabeza bien alta, y la bajo en aquel momento.


???: —la misma se voltea desprendiendo una ráfaga de viento, donde sus telas se movieron de manera errática—. Diles a los dinos templario, que aumenten la seguridad en la ciudad, y que cierren las puertas fronterizas que van hacia fuera de la isla. Solo hasta después del baile de la iluminación —Le aseguró, apuntando con su dedo índice con autoridad—. ¡No me falléis! —aclaró con voz alta, desapareciendo con un movimiento de su capa.


Sarefair: —solo le hizo una reverencia con una leve sonrisa macabra, que mostraba sus dientes afilados como navajas, pero al poner su boca en forma de sonrisa—. Se hará tu voluntad.... —dijo, caminando a la puerta con una risa aterradora.


Al escuchar las puertas cerrase de golpe. El joven despertó con rapidez, mirando el techo de color blanco, mientras sentía lo acolchonado de su cama. Estaba sudando; por el intenso sueño que había tenido. Se levantó un poco para sentarse en el respaldo, pero al bajar la mirada donde podía denotar el piso de madera; con inseguridad se tocó la cabeza. A la par se contemplaba su pelo corto marón claro. Y sin embargo, aquel levantó su cara cansada, donde se distinguen su iris color esmeralda; llego a percibir los estruendos en la puerta, que le hizo poner los ojos como platos—. ¡Oye torpe! —se escuchó un grito molesto—. ¡Despierta! —exclamó, al seguir dándole golpes a la entrada de su cuarto...

12 de Junio de 2019 a las 20:13 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 15 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~