Blue Death Seguir historia

koisnova Kći Snova

¿Hasta donde llegarías para salvar tu vida, para salvar la vida de personas que jamás llegarás a conocer? Seirin, una chica algo peculiar, decide abandonar su oscuro pasado con la esperanza de poder empezar una nueva vida. Sin complicaciones ni calamidades. Sin embargo, todo da un giro cuando conoce a Jack, un hombre lobo que intentará protegerla desesperadamente de su pasado. Seirin deberá tomar una decisión: Quedarse allí y poner en peligro a todos o abandonarlos a su suerte. ¿Y tú? ¿Qué elegirás?


Fantasía Épico Todo público. © Atribución-NoComercial-Sin Derivadas 4.0

#romancesinesperados #secretos #vampiros #sobrenaturales #magia #332 #seirin #BlueDeath #341 #hombreslobo #227 #sagathéos
11
1420 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

Sus pasos resonaban desde las entrañas de aquel profundo y tenebroso bosque.

El miedo era lo único que era capaz de sentir mientras corría sin sentido.

Llevaba tantas horas corriendo que sus piernas le empezaban a arder. Era una sensación terriblemente desagradable que había ido bajando hasta las plantas de sus pies. Cada vez que pisaba el suelo, sentía como si la suela desgastada de sus zapatos estuviera hecha de un acero incandescente que le abrasaba los pies. Era una horrible tortura. Pero no podía parar, si se detenía, estaba segura de que la capturarían y la matarían. Aunque se sintiera cansada y derrotada, cualquier cosa era mil veces mejor que volver de ese lugar.

Se dio ánimos a sí misma y siguió corriendo, obviando las terribles ganas que tenía de tirarse al suelo y descansar sobre el pasto húmedo y fresco, y dejarse arrastrar por esa situación hasta su perdición. No podía permitirse flaquear, y mucho menos ahora que estaba tan cerca de ser libre. Si lo hacía, todo el esfuerzo que había empleado hasta ahora para salir de esa situación, para remar en contra de la corriente, no hubiera servido para nada. Absolutamente para nada… Todo habría sido en vano. Todo. Los gritos de sus compañeros se le clavaban en el corazón.

Sus piernas habían cobrado vida propia y sus brazos iban chocando con las ramas que se cruzaban en su camino.

La joven tropezó con una raíz que sobresalía de la tierra y cayó estrepitosamente sobre un charco de barro. No podía parar de jadear, su pecho subía y bajaba sin control. Ardía como el mismísimo infierno. Cerró los ojos con fuerza e intentó levantarse. Alzó la cabeza.

Jadeó sorprendida.

Delante de ella, se encontraba un gran lago bañado por la pálida luz de la luna. El agua se mecía con tranquilidad bajo aquellos destellos plateados mientras que una suave brisa mecía los verdosos pastos. Todo parecía estar en calma, lo único que se escuchaba más allá de su respiración agitada era el suave borboteo de algún salto cercano. Aquella extraña calma consiguió tranquilizar los alterados sentimientos que habitaban en su interior. Y no dudó en acercarse a la orilla del lago en cuanto recuperó el aliento.

Sus piernas cedieron contra la hierba verde y fresca. Cerró sus ojos y alzó la cabeza, prestando atención a todos los sonidos de su alrededor, ignorando el vacío que crecía en su interior.

La suave luz de la luna iluminaba su pálido rostro. Sus labios comenzaron a temblar y sus hombros se sacudieron de manera descontrolada. Se sentía perdida y usada. Había estado durante tanto tiempo engañándose a sí misma. Creyendo en falsas promesas. Le habían prometido que todo mejoraría, pero el dolor que la aprisionaba solo confirmaba lo equivocada que estaba. Ahora ya no tenía lugar al que volver, su único hogar había quedado atrás. Estaba desconsolada y las lágrimas corrían silenciosamente por sus mejillas.

Algo crujió cerca de allí.

Alguien la estaba observando.

Se levantó lo más rápido que pudo y empezó a huir. Un miedo irracional volvió a invadirla solo de pensar que la habían seguido hasta allí. Sus piernas habían vuelto a adquirir vida propia. Sentía como la adrenalina surcaba su cuerpo.

Desgraciadamente la fortuna no estaba de su lado. Tropezó, cayendo a la gélida agua del lago.

Ese era su final.

1 de Junio de 2019 a las 00:01 6 Reporte Insertar 12
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1

Comenta algo

Publica!
Steven Terrors Steven Terrors
Un buen comienzo, me gusta. Sólo un par de observaciones. Cuidado con el abuso de la terminación mente en los adverbios y con las redundancias y reiteraciones, como por ejemplo: Se dio ánimos a sí misma. Por lo demás, bien. Seguiré leyendo.
22 de Junio de 2019 a las 05:22

  • Kći Snova Kći Snova
    Muchas gracias. Lo tendré en cuenta de ahora en adelante. 22 de Junio de 2019 a las 10:15
Sandra M.S. Sandra M.S.
Un inicio muy atrayente, entran ganas de más. ¡Buen trabajo!
11 de Junio de 2019 a las 15:55

  • Kći Snova Kći Snova
    Muchísimas gracias ❤️ 11 de Junio de 2019 a las 22:04
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión