La puerta Seguir historia

gabriel-bordachar1558765210 Gabriel Bordachar

Un hombre despierta tras escuchar ruidos extraños en su puerta, ¿De quién se tratará?


Paranormal Todo público.
Cuento corto
0
671 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Voces tras la puerta

Alarmado se despertó pues, fuertes golpes en su puerta interrumpieron aquel silencio espectral que la noche acostumbra a tener, algo extraño pues nadie solía a tocar a su puerta y menos a esas horas, con paso lento se dirigió hacia la puerta para responder a aquel visitante nocturno. Pero un fuerte instinto despertó en su mente justo cuando posó su mano sobre el frio picaporte de la puerta lo que le impidió abrir la puerta, de repente y como si de una pesadilla se tratase el ambiente se enfrió, un sudor helado recorrió su sien. Un afán de abrir la puerta se le pasó por la mente. pero de la nada ese instinto se transformó en un recuerdo, una vez había escuchado hablar sobre los famosos "Visitantes", espíritus malvados que en vida no fueron capaces de despedirse de aquellos a los cuales amaban, y que ahora vagan por el mundo entrando en las casas para poseer a la gente, para asi poder despedirse de sus seres queridos. y una vez completada la tarea poder descanzar en paz pero resultando en la muerte de el desafortunado que permitió que estos seres entraran. estos seres poseen la facultad de adoptar las voces de los seres queridos de la persona a la cual intentan poseer lo que hace que la mayoría de veces tengan éxito en su deseo de poseer, pero tenian un gran miedo por la luz eso explica por que atacan solamente por la noche.

La tentación recalcitrante no desaparecía, esta se agravó cuando por detrás de la puerta una voz conocida se escuchó, era su madre que con una voz angustiada parecia correr de algo o de alguien

--¡Hijo, hijo Soy yo tu madre, abreme la puerta te lo imploro!

El hombre sólo se quedó en silencio, mientras que la culpa y el miedo le carcomian la poca cordura que a duras penas conservaba, sin saber si abrir o simplemente no responder. las manos comenzaron a sudarle empapando levemente el ya cálido metal del picaporte, los golpes comenzaron a hacerse más fuertes a medida que los alaridos de miedo y angustia lo hacian también. Las lágrimas del ya perturbado hombre no tardaron en resbalar por sus pómulos, su madre seguía gritando sin consuelo, pero una pregunta rondaba su mente ¿Y si fuese su madre? ¿Y si no lo fuese? ¿Y si se tratase de alguno de esos Visitantes que intentaba poseerlo?

Horas pasaron, y el hombre permanecía con su duda de si abrir o no, hasta que un último grito se escuchó, un grito tan fuerte que hizo sobresaltar al ya somnoliento hombre. Con una fuerte sensación de adrenalina fluyendo sobre su cuerpo abrió la puerta con violencia, una vez abierta la puerta percibió el tenue brillo del sol que asomaba por los arboles como si de un niño timido se tratase, su madre o lo que parecía serlo ya no estaban.


¿Se la habrán llevado o simplemente algo u alguien quería engañarlo? . .

25 de Mayo de 2019 a las 08:24 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~