El clan del Fénix Seguir historia

A
Alejandra Gamiño


Adael es el heredero de una familia poderosa de mafia, pero antes de tomar el liderazgo deberá casarse con Lynn, una descendiente de una familia millonaria lograra Adael cautivar el corazón de la dama o permitira que los obstáculos se interpondrán en su camino ?


Romance Suspenso romántico Sólo para mayores de 18.

#mafía #amor
2
450 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Una noche de confusión

La noche transcurrió normalmente en la ciudad de Tohara, es Diciembre y las luces de navidad iluminan las calles, las parejas van tomados de la mano, los padres cuidan de sus pequeños, las estaciones de trenes mantienen su servicio abierto al público, los pasajeros entran y salen de las cabinas con calma y algunos con rapidez, por las bocinas de los vagones van anunciando cada llegada

  • el tren a Uesnel, está por llegar, por favor deje libre las salidas

Me encontraba de camino a Uesnel, leyendo mi libro mientras espero el arribo a la estación destinada, tome asiento cerca de las vitrinas de salida y mantuve mi mirada fija en mi lectura, cuando desvié mi mirada por un momento pude percibir que alguien me estaba observando, no era solo una persona la que me miraba, pude notar cinco más que me acechaban, una de ellas toma asiento a mi lado, un joven de cabello corto, color oscuro, sus ojos color avellana, su complexión era la de un joven de 23 años, él mantenía la vista hacia el frente sin mirarme hasta que me dirigió la palabra


  • por qué te empeñas a huir de mi, acaso te disgusta la vida que te estoy ofreciendo

doy un leve suspiro y cierro mi libro de golpe, levanto mi mirada hacia el frente, mire el cristal de la ventana que tengo delante de mí viendo mi silueta y la del joven en cuestión que posa sus brazos por detrás de su cabeza entrelazando sus manos colocándolas en su nuca, esperando mi respuesta

  • no puedo estar en ese lugar, más bien, no quiero vivir esa vida que me ofreces
  • ya veo, lamento escuchar eso de ti, no tienes idea, de lo decepcionado que estoy

cuando el termina de expresar sus palabras, me doy cuenta que uno de las presentes saca una pistola y dispara en dirección a mi persona, reaccione levantándome de mi lugar y dirigiéndome al siguiente vagón mientras voy esquivando las balas, otra persona se interpone en el paso y usando unas garras afiladas se dispone a atacarme, a cada ofensiva yo voy retrocediendo hasta llegar a la puerta de salida que en ese momento se abren, aprovechando esa oportunidad salgo directamente hacia las afueras, el joven en cuestión sale con calma del tren seguido de su grupo y mira fijamente hacia la dirección que yo tome

  • vayan, la quiero con vida, recuérdenlo

sus seguidores toman diferentes caminos con la misión de encontrarme, mientras yo sigo en las calles de Uesnel me mantengo alerta esperando no encontrarme con ninguno del grupo, mi respiración es algo agitada y siento mi corazón latir fuerte teniendo algo de dolor, directamente me dirijo a comprar una bebida de la máquina expendedora y me tomo un descanso en el parque Uesnel, mirando aquellas luces que iluminan el parque, comienzo a preguntarme si tome la decisión correcta, le doy un sorbo al té cuando por detrás sentí que alguien me tomaba con fuerza entre sus brazos, mi bebida cae al suelo mientras soy levantada de mi sitio por un hombre corpulento, cabello corto color negro y ojos avellana, su estatura era de 2 metro con 15 centímetros, tenía un tatuaje en su hombro derecho en forma de fénix, su nombre era Finegan

  • el líder quiere verte, sera mejor que no te resistas si no quieres sufrir las consecuencias
  • es mejor que me dejes ir, por que tu seras el que sufrirás

mire con una sonrisa sarcástica y burlona a Finegan, quien al parecer no le agradaba la forma en como le estaba hablando, al menos eso pensé hasta que observa que se formo una sonrisa en su semblante, como si reflejara apatía hacia las palabras que acabo de expresar

  • te crees muy valiente, veamos que tanto te dura esa actitud
  • no te tengo miedo Finegan, no eres más que músculo y sin cerebro

me pareció algo gracioso hacer ese comentario, pero fue un equivocación haber dicho esas palabras, ya que lo hice molestar bastante y me estrujo más fuerte, podía sentir más dolor a medida que ponía más fuerza, no podía respirar ni podía moverme

  • el líder es muy suave contigo, pero nosotros somos diferentes, aún así respetamos sus ordenes

Finegan no dejaba de estrujarme y lo último que recuerdo ver frente a mis ojos antes de perder la conciencia, fue a aquel joven acercándose poco a poco a mi y al quedar frente a mí, vi su sonrisa en su semblante antes de desfallecer, Finegan me entrega a los brazos de su líder, quien me toma con delicadez y mi mira con ternura

  • no quería causarte ningún daño, pero lo que has hecho, merece una penitencia

el aparta los cabellos de mi rostro sin dejar de contemplar mi rostro, cuando el grupo completo llega al punto de reunión se disponen a retirarse a su guarida, durante el camino hubieron algunas charlas entre el líder y sus allegados, el primero en comentar fue un joven rubio de complexión atlética, ojos azulados, su nombre era Asim quien no se veía seguro de lo que su líder estaba pensando

  • líder, que tanto valor tiene esta joven
  • más bien la pregunta correcta sería, quién es ella

los presentes se quedan en silencio por unos segundos y nuevamente Asim con seriedad vuelve a dirigirle la palabra mientras camina detrás del líder, los demás miembros solo se limitan a escuchar sin hacer comentario alguno

  • díganos entonces líder, quien es ella exactamente y qué relación tiene con usted

mientras avanzaban en el camino, el líder esboza una tierna sonrisa mirándome fijamente aún estando inconsciente siendo llevada en sus brazos

  • ella es, Lynn Zubeli y me fue dada como prometida cuando cumplí los 15 años, ella en ese tiempo tenía tan solo 10 años

al instante todos se muestran sorprendidos al escuchar mi nombre,Asim se queda en silencio, una joven pelirosa y ojos color miel de nombre Ariela se acerca un poco al líder para hacerle unas preguntas

  • quiere decir que la familia Zubeli le dio en compromiso a la heredera del bajo mundo a tan corta edad?
  • si, pero fui yo quien la pidió como regalo de cumpleaños
  • en qué momento fue que usted deseó tenerla

el líder borra su sonrisa y da un leve suspiro, el viento sopla jugando con mis cabello, el grupo continuó caminando hasta llegar a su base secreta, me lleva a una pequeña habitación en donde me recuestan, el líder pone sus manos en los bolsillos de su gabardina, sus seguidores aguardan las instrucciones

  • voy a necesitar un traje formal para ambos, saldré con ella, ustedes vigilarán que ella no se vaya a escapar nuevamente

todos se apartan dirigiéndose a su puesto destinado, pasaron 3 o quizá 4 horas antes de despertar y darme cuenta de que aquel joven estaba sentado junto a mi con el mismo libro que yo tenía en el tren, me mira con seriedad sin mencionar una sola palabra, mientras que yo desvié mi mirada, en ese momento el cierra el libro, se levanta de su sitio, dejándolo en la mesa y se coloca a mi lado tomándome del rostro para verme a los ojos

  • no era necesario que escaparas de mi lado, en verdad no soy tan malo como crees
  • acaso crees que quiero estar aquí contigo?, no te equivoques Adael, no fue mi elección llegar a este lugar

Adael da un leve suspiro y con una tierna sonrisa que logra cautivarme se acerca a mi oído, esa acción me dejo nerviosa, con algo de miedo y sin saber qué pensar o cómo actuar en esa situación, pero no tenía idea, que las palabras que él estaba a punto de decirme, cambiaría completamente mi vidal

  • tampoco fue mi elección, haberme enamorado de ti y ahora no puedo dejar de pensarte ni de quererte

eso fue lo que Adael me susurro delicadamente, no podía creerlo, mi primera acción fue el de apartarme de él, simplemente le empuje y tome distancia, me sentía impresionada y asustada a la vez, el no dejaba de mirarme y estar en silencio, se incorpora y se dirige a la salida de la habitación

  • vamos a salir a dar un paseo, es mejor que te arregles, te aseguro que no te arrepentiras

toma la perilla de la puerta para salir dejándome sola, me sentía confusa y mi mente no asimilaba lo sucedido, lo único que quería era salir de ese lugar, pero al acercarme a la puerta escuche la voz de Adael quien hablaba con alguien más, mire por una pequeña abertura y vi que era una mujer de cabellos dorados y corto, ojos azules, llevaba un traje elegante, color negro y zapatos del mismo color

  • Nika, por favor vigila que ella no vaya a escapar, no quiero tener que hacerle daño

me quedé por un momento tras la puerta, aleje mi mano de la perilla, no tenía opciones para elegir, así que tome un baño, acomode mi cabello, me puse mis ropas hasta escuchar el girar de la perilla, era Adael que venia por mi, a primera vista el me impresionó, vestía un traje informal adecuado para el invierno, un pantalón y calzado negro, camisa blanca de botones, una gabardina negra, una bufanda y en su frente tenía colocada una venda blanca, para cubrir un tatuaje en forma de cruz encerrada en un círculo, yo vestía unos jeans azul marino, blusa blanca de manga corta, gabardina negra y bufanda del mismo color, en mi cabeza portaba una boina blanca

  • te queda bien esas ropas sabes

Adael pasa sus dedos por mis cabellos, sentí que se estaba burlando de mi, aparte su mano de mis cabellos con un ligero golpe, el de momento se sorprende, pero despues me parecio ver una actitud de indiferencia, pero tambien de melancolia

  • lo único que quiero es terminar con esto de una vez
  • vamos, es tiempo de marcharnos

el toma mi mano y me lleva al parque Uenel Goen, ambos caminamos por un momento sin dirigirnos la palabra hasta llegar al kiosko del lugar, Adael se acerca a la orilla y coloca sus brazos en la barra del lugar, yo no puedo entenderlo muy bien, solo le observa y en mi mente surgen muchas preguntas acerca de él, habíamos caminado tanto sin hablarnos, por que me trajo a este lugar, me sentía inquieta y molesta a la vez

  • que pretendes conmigo Adael, me traes a este lugar y ni siquiera me diriges la palabra en todo el camino, que es lo que quieres realmente
  • no puedo obligarte a que me dirijas la palabra, como te dije, no soy una mala persona, simplemente deseo estar a tu lado, pero me ha dolido que a pesar de lo que quiero para ti, tu simplemente te alejaras, ahora que si lo deseas, en este momento, puedes irte

sus palabras me dejaron mucho que pensar, no sabía si creer o no en lo que acababa de escuchar, aun no asimilaba lo sucedido anteriormente, el me estaba dando la oportunidad de ser libre, pero cuando me acerque a el, pude ver que caían lagrimas por sus mejillas, él no me miraba, no deseaba que yo lo viera en ese estado, pude entender que sus sentimientos hacia mi, eran sinceros, no sabía qué hacer, bajé la mirada por un momento y cuando mire a Adael, él también me observaba a los ojos, fue un breve momento que estuvimos así, por que después, nos acercamos poco a poco , el me abrazo con ternura y lentamente acerco sus labios a los mios cerrando sus ojos, hasta llegar al momentos en que ambos nos besamos, reaccione rápidamente y di unos pasos hacia atrás, toque mis labios con mis manos

  • te has dado cuenta de cómo son mis sentimientos Lynn

Adael comenzó a caminar para irse del lugar y regresar con el grupo tenía un semblante de desánimo y tristeza, yo estuve unos minutos observando el lago del parque, estaba confundida, ya no estaba segura de lo que quería, ya ni estaba segura de quién era realmente, al llegar a la base secreta, los demás notaron la tristeza de su líder, solamente le miraron sin expresar una sola palabra mientras que continuaba su camino


Adael entraba a su habitación con un semblante que denotaba inquietud, se despoja de sus ropas para tomar un baño, abre las llaves de la regadera para dejar caer el agua sobre él, cierra sus ojos por un instante, recordando aquel día en que la conoció y como fue dando su relación, un recuerdo en particular con su padre fue la remembranza más nitida que tenia, al cumplir los 10 años, su padre le había llamado ese día para una charla de padre a hijo, el se recordaba en su habitación sentado en un elegante sofa y su padre sentado a su lado, pequeño cachorro doberman los acompañaba estando acostado a los pies del jefe de la familia

  • escucha con atención, Adael, recuerda que como miembro y heredero de la familia Lucifer deberás remplazarme cuando yo me vaya de este mundo, pero para eso hay una condición
  • qué condición es padre?
  • como sabes, en nuestro clase social, estamos en alianza con diferentes familias, para crear un lazo más fuerte con ellos, la familia Lucifer desposa a una descendiente a la edad de 5 años
  • yo ya tengo esa edad padre, eso significa que podré elegir prometida?
  • mira que hijo tan inteligente tengo, jajaja es correcto hijo

su recuerdo es interrumpido al escuchar un sonido extraño de fuera abre ojos y mira fijamente a la puerta del baño,notando una sombra que va caminando, él se había preguntado si no se habría equivocado al elegirme como su prometida, para el solo había una manera de averiguarlo,sale de la ducha y cierra completamente la puerta de su habitación

Yo había decidido regresar al grupo y con Adael, realmente yo no tenía un lugar a donde ir, en la puerta de mi habitación estaba Nika esperándome, yo simplemente entro a mi recinto y me coloco en mi cama abrazando mi almohada, simplemente cierro mis ojos, recordé el día que cumplí 5 años, me encontraba con mi madre jugando con una pequeña muñeca, cuando llega mi padre, yo corrí hacia él abrazándolo fuerte y me toma en sus brazos

  • papá!! bienvenido a casa
  • ya estoy en casa princesita, hay algo que debo hablar contigo
  • de que se trata ?

estuvimos hablando por 2 horas en la sala junto a la chimenea encendida, mamá se veía seria y preocupada, padre me ha dicho que por cuestiones sociales, tenía que estar comprometida con un heredero de una de las familias del bajo mundo para tener riquezas y protección

  • me niego


  • Lynn, solamente estarás comprometida, no tienes que comportarte de esa manera


  • no deseo casarme


  • quiero que alguien te cuide, que tengas protección y no te falte nada


  • puedo cuidarme sola

estaba furiosa con mis padres, como podían hacerme esto, tire mi muñeca al suelo y corrí a mi habitación, cerré con fuerza la puerta para quedarme encerrada

pero sentí en ese momento que alguien se había recostado a mi lado, en mi espalda alguien me abrazaba, al voltear me di cuenta de que era Adael, pero solo llevaba puesto un boxer y observándome a los ojos con una sonrisa tierna me acerca más a él

  • Ad, Adael, que crees que haces?

Adael me hace guardar silencio colocando sus dedos sobre mis labios sin dejar de sonreír, con delicadeza tomó mi rostro y me da un beso profundo,me abraza suavemente y con una de sus manos toma la frazada de la cama y nos cubre por completo, lo único que va saliendo son mis ropa y el interior que llevaba puesto Adael, por un momento me detuve, necesitaba mirar a aquel joven a los ojos y saber sus razones

  • por que haces esto Adael, quiero entender por qué estamos haciendo esto
  • aún con dudas sobre mis sentimientos? te lo diré directamente yo te amo y no puedo seguir sin ti
  • Adael...

no se por que paso la situación cuánto tiempo transcurrió , lo único de lo que estoy consciente es que estoy desvestida junto a Adael, quien se encuentra abrazado de mi, lo que sucedió anoche, no sabría como explicarlo, no tenia las palabras adecuadas para expresar aquel sentimiento, me había entregado a ese hombre, a quien tiempo atrás yo había abandonado, me había dado cuenta, de mis verdaderos sentimientos hacia el, Adael levanta mi rostro para que pudiera mirarlo a los ojos

  • Lynn, no vuelvas a dejarme solo, sabes de lo que soy capaz no es así?
  • simplemente tenía miedo Adael, no, sigo teniendo miedo de la vida que me quieres ofrecer

no pude evitar llorar frente a el, sabia que el hablaba con la verdad al decirme que estaba enamorado de mi y de que me daría una vida de lujos y comodidades, pero no quería que fuera a costa de la vida de inocentes o en base a venganza, la familia Lucifer era la más poderosa, eran parte de la mafia de los Fénix, aquellos que se dedicaban a los asesinatos y tortura

  • escúchame Lynn, todo lo que la familia Lanery y sus fieles hacen, es por un motivo válido, lo entenderás el día que decidas aceptar ser mi esposa, no por que lo decidieran nuestros padres, sino porque nosotros lo queremos así

yo me quedé en silencio, nunca imagine, que Adael, el heredero de la familia Lanery, tuviera un lado dulce y tierno, lo conocía desde que eramos unos niños, no tenia algún recuerdo siendo de esa manera, tenía mucho por pensar, el simplemente me abrazó y me regalo un beso en la frente, sabía que debía darme tiempo para pensar y asimilar todo lo que estaba ocurriendo, pasaron solo unos minutos antes de quedarme dormida junto a el, la única iluminación que había en ese momento, era la de la luna, su luz solamente nos caía sobre nuestros rostros

18 de Mayo de 2019 a las 00:06 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo La rosa negra de la verdad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión