Cuento corto
0
3454 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

anciano

De una pequeña choza salen dos personas, las cuales están agradeciendo a un anciano de aspecto humilde. El anciano solo les hace un gesto con las manos mientras se inclina en forma de reverencia, como diciendo - vayan por buen camino -.

Mientras las personas se alejan, un niño llega corriendo hasta donde esta esté anciano, un poco agitado por la carrera que acaba de dar, el niño le pide ayuda mientras toma aire.

Al parecer el padre del niño ha caído enfermo. El niño le pide al anciano que use sus conocimientos y su poder para curarle. A lo que el anciano solo responde.

-niño, yo solo soy un ciego en tierra de tontos -.

15 de Mayo de 2019 a las 06:08 0 Reporte Insertar 28
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~