Academia de Valkirias "Paranoid" para chicas especiales Seguir historia

a--ross Andrés Sánchez

Ross es una joven de diecisiete años que esta lista para ingresar a una de las tantas academias de entrenamiento para "Valkirias", destinadas a la protección del mundo contra las bestias conocidas como "Honkai". Su destino la ha llevado a la academia "Paranoid" para chicas especiales. Ella aún no lo sabe, pero el lugar que ha escogido para su formación es conocido por su gran folclore de chicas muy, pero muy especiales. Esta es una historia en versión parodia del juego para móviles "Honkai Impact 3rd", basado en el clan "Paranoid".


Humor Sátira Todo público.

#honkai-impact #paranoid #ross #academiaparanoid #valkirias #Valkyrias
2
1165 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La Valkiria carmesí del Sinaloa: Chuy

- Así que, ¿Esta es la academia para señoritas que quieren ser las nuevas "Valkirias" del tercer mundo, eh?. Aún no se porque eso del "tercer mundo", suena muy grosero. Quizás sea porque tengo un peculiar color “café”. Aún así, ¿Por qué no hay nadie cuidando la puerta?. Se supone que hoy es la recepción de nuevas estudiantes. De hecho, no siento ni una sola alma –


Una linda y simpática señorita, de vestimentas muy informales, un descuidado cabello color nieve y cuerpo entrado en lo “normal”, ha arribado, esta mañana con una pesada maleta, a la academia para señoritas con poderes sobre humanos, sin explicación coherente, llamada “Academia de Valkirias Paranoid para chicas especiales”.


La joven en cuestión tiene por nombre Ross. Ella acaba de cumplir diecisiete años, lo que la hace menor, pero precisa en edad para postular a esta academia especializada en entrenar a las futuras defensoras del mundo contra la invasión de los monstruos del Honkai, de esta parte del planeta. Su principal inspiración, la primera academia para Valkirias "Freya", ha resultado una institución de inspiración destinada a la protección de la Tierra y miles de chicas están deseosas de proteger ahora su hogar y a los suyos.


Las bestias, conocidas como "Honkais" , han ocasionado caos y destrucción por doquier. Chicas como Ross ahora son necesarias para mantener a la gente a salvo. La academia especial "Paranoid" es una de las tantas nuevas sedes de entrenamiento. Sin embargo, hay algo diferente de esta institución de las nuevas formadas. No es por ser una de las primeras en ser fundadas en esta parte del mundo o por lo avanzado de su estructura y tecnología, o la gran distancia que mantiene del poblado mas cercano, alrededor de 10 kilómetros, o quizás porque lo rodea un desierto abrazador haciendo ver este lugar como un oasis. Es algo inimaginable, algo difícil de creer. Ross no lo sabe, pero pronto descubrirá que este lugar es en verdad “especial”.


- ¡No me digan que este lugar esta abandonado! – bramaba furiosa pateando la arena seca acumulada en la entrada con pisos de piedra – Camine tres jodidas horas bajo el sol porque ningún taxi quería venir hasta aquí. ¡Malditasea!. – reniega hasta no mas poder durante un minuto, para luego llegar a la calma – En fin, si este lugar ya valió, al menos entrare a saquear. No me iré sin traer algo a casa. Si no es un certificado o un traje bonito, al menos…


Ross, se había perdido en un dialogo a solas, con intenciones oscuras. Lo peor es que se podía volver realidad, si no fuera por un extraño suceso que paralizo el habla de la, ya no tan, buena chica. Era la aparición de una presencia poderosa, tanta que desata el viento para barrer la entrada y limpiarla de todo polvo. Esto estremece el, no tan agraciado, cuerpo de la joven.

En busca de la verdad, Ross despeja las molestas motas de polvo acumuladas en sus parpados. Concentra su mirada e intenta buscar el origen. El brillo solar se había intensificado lo cual dificulta la tarea por lo que lo máximo que puede notar es que, desde la entrada, una extraña figura emerge doblada por el calor.

Con algo de tiempo pasando, la figura sin forma poco a poco establece su real apariencia. Ross no lo podía creer pero tenía delante de ella a una auténtica dama, de cabellos negros lacios, piel blanca como la seda y figura perfecta.. Una mujer que debería pertenecer a la realeza por el porte que tenía. ¿Que hacía aquí?.

En todo caso, antes de que la joven pudiera preguntar, haciendo uso de la poca educación que tenía para responder apropiadamente en estos casos; la divina mujer de ensueños se adelanto diciéndole:


- Te has tardado chamaca. ¿Acaso disfrutaste el paisaje, wera?. ¡ Pues arríbale!, que todos están empaquetados escuchando a la jefa, we. -

- Pero que caraj… - el impacto es tan grande que Ross no termina su frase.

- ¿A poco estas impactada?. ¡Relaja las patas! ¿Que no sabes quien soy flacucha?. ¿Has visto el folleto?. Estoy modelando bien sabrosa allí. Me dicen Chuy, o la Chuy, da igual. La Valkiria roja del Sinaloa y estoy aquí pa' recibirte o que.

- Pero, pero…tu habla…tu aspecto...¡no entiendo! – la mente de Ross tartamudea, a una intensidad que siente que le dará una embolia.

- Lo se, me han dicho que hablo bien legal y que ando bien "cuerota". Por eso soy la "sepsi simbol" de las valkirias de esta cara del mundo, hasta salí en la "tele" pa' que veas. Pero tiempo a tiempo pa' conocernos hay, así que aprétale a tu pedal que aquí ahorita no debes estar - menciona la peculiar dama de habla alienígena.


Ross quedo en un estado de shock, por lo que vio y por lo que recordó. Esta mujer, en efecto, estaba en el folleto que llegó a su casa cuando postuló al lugar. Una de las razones que la hizo confiar y venir. Ahora ve la realidad y siente que algo en ella se rompió. En todo caso no hubo tiempo para reflexionar cuando ella, regresando su mente al estado normal, se vio cargada como un simple saco de cemento a los hombros de la valkiria "Chuy".


- ¿Que? ¿Cómo? ¡Oye, ¿que haces?!, ¡Bájame! - pataleando, a mas no poder, intentando Ross safarse.

- Y dejarte allí en modo planta. Ni hablar flacucha, te llevo mejor. - insiste, la extraña Chuy

- Pero ... - notando que dejaban atrás su equipaje - ¡Pero mi maleta! ¡no dejes mi maleta! – señala Ross, con desesperación, sus cosas dejadas.

- Déjalo. Aquí te damos ropa nueva, hasta los calzones…


Y así la aventura de Ross en convertirse en, no la mejor, Valkiria ha iniciado. ¿Podrá? ¿Realmente importa eso?.

13 de Abril de 2019 a las 02:20 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Andrés Sánchez Me encanta el relato y describir el universo que poseo dentro de mí con historias que vienen de mi propia vivencia. Amo que la gente se divierta con lo que escribo, es mi única meta y recompensa.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~