Alma y Corazón Seguir historia

sonuniversos Soñando Universos

“Cuando el destino es inevitable, nada es imposible.” Le llamarán muchas cosas y de muchas maneras antes de reconocer su verdadera identidad, pero ella es fuerte, no es el primer reto que tiene que superar en su corta vida. Aunque quizás sea el más importante. Al fin y al cabo, es cuestión de supervivencia.


LGBT+ Todo público. © Todos los derechos reservados

#relato #drama #historia #amor #diario #lucha #serie #recuerdos #transexualidad #reflexiones #crecimiento #autoconocimiento
4
2513 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Alma

Recuerdo aquellos días con una sensación agridulce, aunque más allá del sufrimiento, con esperanza y orgullo después de todo.

Me llamo Nita, aunque no siempre fue así. Hubo épocas en las que me llamaron Nate, e incluso NT. Os lo contaré, pero todo a su debido tiempo.

Hay recuerdos que se graban en nosotros como tatuajes invisibles que nadie más puede ver, pero que nos parecen tan evidentes que a veces hasta dudamos de que realmente no los vean, como si los estuviéramos contando con la mirada o con cada aliento que soltamos.

Me los imagino como esas bolas de la máquina de la memoria que la bruja Xayide usaba en “La historia interminable II” para tratar de vaciar la cabeza de Bastian. ¿Sabes de qué te hablo? Espero que sí.

Si miraras a través de una de las mías, probablemente verías a una niña pequeña jugando con vestidos, zapatos y maquillaje, luciendo una larga y rubia cabellera, sujeta con una diadema de flores.

Seguramente cantando alguna canción de los discos que mi abuelo ponía en el coche cuando íbamos de excursión.

Sin duda, con los ojos cerrados e imaginándome realidades diferentes.

Muchas de las veces sonriendo y forzando algunas muecas de asentimiento, para seguidamente levantarme parte del vestido y hacer reverencias, cual princesa en un palacio.

Normalmente eran pequeños teatros en los que no me movía de un metro cuadrado. Me hubiera encantado jugar a otras cosas en las que hubiera algo más de acción, pero mi limitado cuerpo de entonces no me permitía demasiados movimientos.

Lamentablemente, estos necesarios e inevitables momentos no solían durar mucho tiempo. Y lo que venía tras ellos, no era nada ni remotamente agradable.

26 de Marzo de 2019 a las 18:18 1 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Corazón

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión