Leonardo, ¡No te rindas! Seguir historia

cesar-perez1532838411 César Pérez

Momentos difíciles llegaron a la vida de Leonardo, un joven que solo quería pintar. Rendirse era su única salida pero palabras sabias llegaron hasta sus oídos. Conócelas. Copyright © Todos los Derechos Reservados Por derechos de autor, se prohíbe la reproducción parcial o total.


Inspiracional Todo público.
Cuento corto
1
3.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Leonardo, ¡No te rindas!

Aquella mañana Francisco encontró llorando en una banqueta del parque a su sobrino Leonardo.


Cuidadosamente se acerco hasta él y le preguntó que le ocurría.


Con lágrimas en los ojos el joven le comentó que a su madre ya no le gustaban sus pinturas y no quería que por motivo alguno siguiera trabajando en ellas. Ahora el joven había decidido tristemente dejar de pintar.


Francisco, sabia cuanto el chico amaba lo que hacia por lo que le pidió escuchara una bella historia que le tenia que contar:


Siglos atrás en un país muy lejano habitaba una hermosa Rosa, la cual era considerada por muchos como la más bella Rosa de toda la región. Junto a ella también vivía un enorme y gordo Sapo.


Un día, sin motivo, alguno la Rosa sintió que El Sapo no era lo suficientemente bello para vivir a su lado por lo que le pidió que se marchara.


El Sapo muy triste hizo caso de la Rosa alejándose lo más que pudo de ella.


Tiempo después regreso a esas mismas tierras para visitar a su vieja amiga la Rosa pero para su sorpresa encontró que estaba muy enferma. Ahora lucia un pálido color y le hacían falta muchos de sus hermosos pétalos.


¿Que te paso bella Rosa? El Sapo le preguntó.


Después de tu partida las hormigas del bosque comenzaron a comer de mis raíces debilitándome hasta casi hacerme morir, le respondió.


Sabias Leonardo, las hormigas estuvieron siempre allí intentando comer las raíces de la bella Rosa solo que El Sapo se los impedía. Su belleza en todo momento dependió de su presencia y ella no lo sabia.


Si dejas de pintar Leonardo estarás dejando que tu Sapo también se marche quedando a merced de los peligrosos vientos del destino y pudiendo acabar así como la bella Rosa.


Todos tenemos un talento que se convertirá en un momento de nuestras vidas en el camino para alcanzar la felicidad y el logro de todos nuestros sueños.


Leonardo, ¡No te rindas!


Por: César Pérez

12 de Marzo de 2019 a las 00:16 2 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

César Pérez Solo anhelo que en algún momento de la eternidad, las notas y líneas aquí contenidas puedan servir de inspiración a otros seres en su iniciación espiritual. Con amor, César Pérez

Comenta algo

Publica!
Litzy Martinez Litzy Martinez
Una hermosa reflexión que, sorprendentemente, llega en un momento de mi vida semejante al de Leonardo. ¡Muchas gracias, Cesar, por tus palabras rebozantes de significado!

  • César Pérez César Pérez
    Hola Litzy, complacido de que mi historia alla servido de luz en un momento de oscuridad. Los mejores deseos para ti. Siempre adelante y nunca te detengas. Con carino, CP 1 week ago
~