Cuento corto
1
3.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Acera infinita

El pasto era tan grande, no podía caminar,

era tan alto, no podía ver el mar,

la tierra calentaba, necesito un refugio,

llegaré a mi casa, no me asusto, no me angustio. 


Escalé un muro, caliente hecho de piedra, 

y corrí veloz escapando de la hiedra, 

Al otro lado esperaba mi Diosa

esperando ansiosa y también nerviosa. 


Crucé la acera a gran velocidad,

pero un gigante estaba por pasar,

y sin antes poder gritar,

me aplastó con tan solo un respirar.


¿Que será de mi? un insecto vagabundo,

muriendo aplastado en tan solo un segundo,

un pobre escarabajo con una corta vida,

 cruzando aquella acera, por el amor de su vida.

2 de Febrero de 2019 a las 00:11 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~