NACIMIENTO DE UNA PENUMBRA Seguir historia

whiteraven23 Dana Gabriela Artiles

El cielo la conocía como Argel y El infierno la conocía como Dimian. Y ella lo conoció como su Destian, deseando las vivas que les permitiera estar juntos.


Paranormal Todo público.

#258
1
3.4mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

Ella, ni ángel ni demonio, nació de la seductora oscuridad y de la blanca y pura luz, pero ese día no fue celebrado, porque su destino no había sido sellado para servir al cielo o al infierno.

Nacida de un demonio al igual que de un ángel, fue criada por la luz. Y para cualquiera ella había nacido del pecado y lo imposible, así como también estaba consciente de ello.

Sin embargo, nunca fue tocada ni por la luz ni la oscuridad, pero aceptaba lo que era y quién era sin llamar la atención para ser reclamada por nadie. Muchos se vieron de cuan diferente era, al igual de lo peligrosa que era para el mundo por lo que se decidió darle una vida humana para que dado un buen tiempo este apta para su decisión.

Cuando volvió a nacer, esta vez con un cuerpo humano, se dio cuenta del pecado de su nacimiento y que pagaría por ello viviendo las vidas que sean necesarias, o mejor dicho a reencarnar el verdadero valor que había en ella.

Y así fue, ella vivió una y otra vez, adquiriendo conocimientos y aprendiendo lo que le daría con los años su respuesta a una elección que sólo ella debía tomar. Habiendo hecho muchas cosas de las que se arrepentiría y de las que no, en algún periodo del tiempo le fue dado el título a "Ángel de la destrucción" poseyendo el poder de iniciar Apocalipsis.

El inicio de sus vidas como un humano le dio sentimientos de enojo y odio como de bondad y amor propias de un ángel y un demonio, pero lo que sentía siempre fue para sí misma porque jamás creyó necesario sentir algo especial por algo o por alguien. Pero no fue mucho que, sin darse cuenta, fuese necesaria o no, de sentir todas las emociones y más, por alguien que no creyó estar cercano a ella.

Y ella lo aceptó.

En sus reencarnaciones conoce y aprende a aceptarlo todo y no rechazar nada, pero todo tiene un precio... o al menos eso le dijeron...

El cielo la conocía como Argel y

El infierno la conocía como Dimian.

Y ella lo conoció como su Destian,

deseando las vivas que les permitiera estar juntos.

7 de Enero de 2019 a las 00:35 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Capitulo 1 "Cuando el tiempo fue tiempo"

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión