Cuento 5 con Jack: Justicia y venganza. Seguir historia

lesleytavitas lesley tavitas

Un chico desea venganza por hermano. Pero el objetivo que decía eliminar es más difícil de matar de lo que parece, aparte de que tiene influencia sobre la gente a su alrededor. Ultimo cuento de la saga de cuentos con Jack.


Paranormal Todo público.

#demonios #relato #cuento #cortocuento #cuentocorto #corto #hermandad #justicia #venganza #misterio #sobrenatural #paranormal #suspenso
Cuento corto
0
4578 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Cuento 5 con Jack: Justicia y venganza.

 

Cuento 5 con Jack: Justicia y venganza.

Mi hermano está muerto. Un policía lo mato. Según las noticias por defensa propia. Yo conocía a mi hermano mejor que nadie, él era muy débil…sin ofender David desde donde quiera que estés. Sé que a él lo someterían con cualquier movimiento simple de autodefensa. Pero no fue así. A él le dispararon. Ese policía bastardo. Aun cuando se aclaró que él no había hecho nada malo, él ni siquiera se dignó a disculparse, ni conmigo, ni con mi familia, menos en público. El saldría impune de su cometido erróneo. Y mi hermano nunca volvería. Si nadie tenía el coraje para hacerle justicia, yo lo hare.

El policía bastardo tenía una rutina cada día muy precisa. Salía de casa, iba al trabajo, salía a caminar y se iba a casa, así cada día desde que lo empecé a vigilar hace una semana. Estaba dispuesto, lo iba a envenenar cuando descuidara su botella de agua que siempre cargaba cuando daba su caminata en el parque.  Él también tenía una costumbre que pude notar, siempre se sentaba para descansar en una banca especifica. Cuando ya se sienta a descansar y pone su agua a un lado, mientras se distraía con el celular. Tomo la botella con cuidado y le introduzco unas pequeñas gotas del veneno, la cierro y se la vuelvo a poner donde mismo. Cuando la bebe espero que el efecto actué rápido. Pero no pasa nada… el seguía su rutina como de costumbre y muy activo. ¿Me habré equivocado?  Tampoco es que yo probara un poco para cerciorarme, no podía. Simplemente algo paso que no tome en cuenta. Lo deje así para pensar en otra forma de matarlo.

Me contacte con varios contactos que solo les hablaba para hacer trabajos sucios. Había contratado a un asesino de otro país para que matara al policía bastardo por mí. Obvio hubiera querido con mis propias manos, pero era para que ya no hubiera error de nada. Él lo mataría cuando estuviera en su caminata. Y solo lo vería de lejos desde mi auto. Cuando llegaba al momento en el que no había nadie cercas y los dos se cruzaban. Vi como el asesino trataba de someterlo y darle le golpe de gracia rápido. Pero el policía bastardo sí sabía defenderse bien. En un momento ellos se dirigieron a una parte del parque que no estaba iluminada. Ya no podía ver nada, ni se oía algún ruido que indicara quien estaba ganando. Cuando pasaron 15 minuto, de la oscuridad salía el policía bastardo como si nada, se le notaba que le había hecho daño y se le dificultaba caminar, pero al fin y al cabo seguía vivo, y con la suficiente fuerza para llamar a sus colegas y una ambulancia. Solo me fui del lugar para planear una nueva manera y que fuera la última para ya terminar con él. En las noticias se anunciaba que él había matado al asesino, o en si para el canal de noticias, él había matado por defendía propia a alguien que lo trato de asaltar, que estupidez. Ya estaba cansado, cansado de que siguiera saliéndose con la suya.  Así que decidí pedir un préstamo y comprar un arma. Lo mataría viéndolo a la cara para que fuera lo último que viera.

Otra vez, en su caminata. Le iba a disparar directo en la cabeza cuando me interpusiera en su camino. En su última vuelta iba caminando directo hacia él. Teniéndolo enfrente sin decir nada solo viéndonos a los ojos. Saco la pistola de mi saco apuntándole.

—esto es por mi hermano.

—tu hermano era un…

Le disparo. Cayendo al piso, empezando a sangrar. Volteaba para ver si había alguien alrededor de casualidad, pero no. De verdad me había asegurado de que nadie estuviera. Me largo de inmediato yéndome directo a mi casa. Por fin estaba en paz, por fin había vengado a David.

Siendo de día, desayunaba con tanta tranquilidad y felicidad. Prendía la televisión esperando que anunciaran la muerte del policía bastardo. En las noticias anunciaban que habían encontrado un cuerpo en el parque en la mañana, pero…

—fue un milagro que sobreviviera a un disparo así de cerca en la cabeza nuestro querido policía...

— ¿Qué? Im-imposible…

Yo quedaba estupefacto con lo que dijo. No me lo podía creer. El había sobrevivido, pero no había forma lógica que pensara en como pudo haber sobrevivido a un disparo en la cabeza tan directo. ¡Era ilógico! ¡Inaceptable! Ese cabrón era inmortal. Sonaba descabellado, pero era la única explicación que se me venía a la mente.  ¿Cómo podría matarlo? ¿Cómo podría tomar venganza así? Yo…

Tocaban la puerta. No tenía ganas de estar con nadie. Pero aun así iba y la habría. Al abrirla alguien me golpea directo en la cabeza. Retrocedía y reconocía a los que estaban entrando a mi casa. Eran los vecinos de la colonia. A todos los conocía, pero no entendía que hacían aquí.

—tú… has tratado de matar al oficial Jack, quien ha hecho tanto por nosotros y tú solo has querido matarlo—decía furioso mi vecino Omar.

—lo sabemos Alastor, el oficial Jack nos lo conto desde la primera vez, pero él nos digo que no te hiciéramos caso porque el lidiaría contigo, pero esto ya fue ir demasiado lejos, ¡Casi lo matas!

— ¡Y qué, eso es lo que quería! ¡Quería matarlo! Pero ni así…ese maldito no es humano, ¿Cómo alguien podría sobrevivir a un disparo a la cabeza? Es improbable y estoy seguro que le di directo en la frente.

— ¡Eso no importa! Lo que importa es que enserio trataste tanto así para tomar venganza. De aquí no sales vivo, ya nunca más lo lastimaras, él es el más amado por aquí y de otros lados porque cumple su deber, y de verdad a casi todos aquí nos ha salvado, tanto de nosotros mismos y de otros.

—el mato a mi hermano, solo en eso es lo que pienso. Mi hermano no hiso nada malo y aun así lo mato, sin antes averiguar si era culpable o no de lo que lo acusaban.

—ya lo dijeron fue por defensa propia y se acabó.

— ¿y se acabó? No… el asesino a alguien inocente y punto. Así es como lo veo.

—no importa como lo veas, como dije, de aquí no sales vivo.

Todos tenían un objeto para atacarme. Sabía que no tenía oportunidad. Así que corro para dirigirme a mi cuarto. Pero a los pocos pasos más vecinos aparecen, rodeándome sin salida. Aun así, trato de defenderme, pero me golpean de inmediato con todo lo que tienen. Me hago bolita sintiendo cada golpe y toda su intención de querer matarme.

— ¡Muere! —decía mi vecina a la cual le había ayudado meces atrás a cuidar a sus hijos. Golpeándome con un bate.

— ¡Muere! ¡Muere! —decía mi vecino de edad avanzada, quien había ayudado mi hermano hace años a reparar su auto, un auto que le tenía un apego personal por su esposa fallecida. Pegándome con un martillo.

— ¡Ya no vuelvas a lastimar al oficial! — decía mi bella vecina con quien había tenido una cita días antes de que muriera David, y con la que quería tratar algo más que solo amigos. Clavándome unas tijeras.

— ¡Solo quédate en el infierno bastardo! —decía mi… mi mejor amigo. Quien había estado conmigo cuando murió David. Pero aun así…él me clavaba un cuchillo de cocina.

— ¡Ya casi lo logramos! ¡Sigan matándolo! —decía mi vecino Omar, al quien le había donado un riñón a su hijo cuando más lo necesitaba. Me estaba golpeando con sus propios puños con tanta determinación.

—apúrense que todos estamos haciendo considerable ruido— decía mi madre quien solo veía, y vigilaba la puerta.

—no creo que alguien nos acuse aun si se da cuenta de lo que hacemos— decía mi padre quien también solo veía lo que me estaban haciendo, vigilando las ventanas.

—Supongo—le afirmaba mi madre, aun así, viendo afuera con la puerta un poco abierta.

Ya sentía mi final. Ya no aguantaba más. Ya solo quería estar con mi hermano. David…lo siento…solo quería vengarte… solo quería que se hiciera justicia. Tú siempre me decías… que yo trataba siempre de ser muy justo con todo. Con todo en general. Con todo lo que me parecía injusto. En base a mi forma de pensar claro. Quisiera, poder hacerte justicia aun muerto, quisiera hacer justicia aun muerto… sí, quiero hacer pagar al oficial Jack. Maldición, porque tuvo que llamarse igual que yo. No importa. Aun así, lo juro, lo matare Jack, aun si tengo que pactar con los demonios del infierno, no dudare en ir hacia usted, hasta que lo vea igual en el infierno. ¡YO! Jack Alastor lo juro. No descansare, hasta cumplir mi venganza. No descansare hasta cumplir justicia a toda injusticia que se me cruce. Vengan por mí todos los demonios más viles y despiadados del infierno, posean este cuerpo a punto de morir y hagan que mi voluntad sea cumplida. ¡HÁGANLO! ¡SE LOS AUTORIZO! ¡POSEANME!

28 de Noviembre de 2018 a las 14:35 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~