La pagina en Blanco. Seguir historia

robag-simple-letters Robag Pencil of Simpleness

Si tuviera una moneda por cada vez que me dijeron que saliera a caminar cuando me enfrentaba a la página en blanco, no tendría que salir a trabajar nunca. SIn embargo, ninguno de esos consejos me resultó. Y me di cuenta, que quizás, no era por que estaba trabado, sino por que me faltaba práctica y herramientas. Por eso en este blog, hablaré de todo ello que ayuda a vencer La página en blanco. Sigueme si quieres. Y si no quieres, visita mi blog todos los sábados a ver si subo algo nuevo.


No-ficción Todo público.

#stephenking #harrypotter #Comoescribir #Personaje #Sherlockholmes #La-pagina-en-blanco #Elpersonajeproactivo #Univeroscompartido #Ayudaparaescribir #Blogescritura #BreakingBad #J-KRowling #J-JAbrams #Lacajamisteriosa #UMC #Universomarvel
1
4.8mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Sherlock Holmes, el personaje que nunca puede darte una pagina en blanco.

Lo que un hombre puede inventar, otro lo puede descubrir” Sherlock Holmes


Sherlock Holmes es, en esencia, el arquetipo de casi todo detective de ficción. Agatha Christie lo dijo en su autobiografía “There is only one Sherlock Holmes, the one and the only” (Solo hay un Sherlock Holmes, el único e irrepetible).

¿Pero por qué el mito de Sherlock es tan grande? Desde mi punto se debe a una característica: La capacidad de hacer que la trama avance. O en otras palabras, la proactividad del personaje


La diferencia entre el personaje que hace la historia y la historia que hace al personaje.


Seguramente te haya pasado más de una vez que sientes que el personaje de algún libro o pelicula no hace nada, o que la historia le sienta demasiado grande al personaje. Es algo muy común. A mi en lo personal me sucedió con el segundo libro de “Los juegos del hambre”, debido a que en el segundo libro, Katniss, la protagonista, no se hace voluntaria de los juegos, sino que es obligada a ir. Eso me llevó a una extraña sensación en donde parecía que la trama estaba por delante de Katniss, lo cual se nota mucho en el final, cuando se revela todo el misterio que envuelve al segundo libro. A pesar de que este elemento se puede utilizar como un recurso, generalmente los primeros libros de sagas o novelas requieren que tu personaje haga avanzar la trama. Y ese es el caso de Sherlock Holmes como de muchos otros.

Para el que haya leído Sherlock Holmes o haya visto la serie le tengo una pregunta ¿Que pasa cuando Sherlock encuentra un caso que le gusta? Para los que no sepan la respuesta, es simple: Sherlock irá con todo su intelecto y pasión a resolver el caso. Y no hay nada ni nadie que pueda pararlo.

Es esta capacidad del personaje lo que, desde mi punto de vista, provoca que el lector simpatice. No hay nada más simpatizante que ver como un personaje tiene un problema y desea resolverlo. Hay todo un genero de peliculas basado en esa sensación. Las películas de superación como Rocky o algunas películas de deportistas. A nosotros como espectador, nos encanta ver a un personaje que a pesar de todas las adversidades, lo da todo por lograr lo que quiere.

Ese el personaje proactivo. Y si tienes uno, no existe manera de que no puedas hacer una historia a partir de el. Lo único que tienes que hacer cuando tienes un personaje así, es ponerlo enfrente de un problema y narrar cómo el personaje intenta resolverlo. Stephen King aplicó este método en “It” cuando lo niños van a enfrentarse al monstruo. Akira Toriyama lo hizo con Goku en Dragon Ball z, haciéndolo pelear para hacerse más fuerte o para salvar a sus amigos. J.K Rowling lo hizo con Hermione Granger, mostrándonos como ella estudia para ser mejor maga. Y la lista sigue y sigue.


El poder del personaje proactivo.


Pero entonces, ¿por qué Sherlock nunca pueden darte una pagina en blanco? Muy sencillo, por que el nunca se detiene hasta resolver el caso. Cuando tienes un personaje proactivo, el desafío no es encontrar formas de que tu personaje se mueva hacia adelante. Conozco a mucha gente que tiene este problema y siempre terminan por darle alguna motivación como dinero o salvar al mundo. Estas soluciones suelen ser banales, a no ser que logres manejar correctamente al personaje. Sin embargo, cuando la motivación de tu personaje es clara, y este desea con todas sus fuerzas resolver sus cuestiones, tienes la mitad del trabajo hecho. Ahora lo único que tienes que pensar es en los problemas que tu personaje enfrentara y como lo hará. Pero eso es tópico para otra entrada.


Hay un ejemplo que a mi me gusta utilizar mucho para explicar esto. El ejemplo es el de Sam en “El Señor de los anillos”. Si no conocen la escena les dejare el link justo aquí:

(Latino:https://www.youtube.com/watch?v=l)

(Español:https://www.youtube.com/watch?v=0SN8RnUBCvw)


La escena es particularmente emotiva, pero no es lo importante ahora. Lo importante de la escena es el como Sam, sin importar lo que pase, busca estar con Frodo. Un personaje como Sam, con su motivación tan clara, jamás podrá darte una página en blanco, debido a que siempre tendrá ese problema de querer estar con Frodo, y el lo intentara resolver de todas las formas posibles.

En mi opinión, los personajes como Sherlock Holmes son excepcionales. Uno puede criticar a Conan Doyle y su, a veces, complicadas explicaciones. Pero si algo nos enseña, es el cómo hacer correctamente una historia centrada en el personaje. Quizás es por eso que casi todos los detectives intelectuales son copias de Sherlock.


Así que, eso seria todo. La proxima que quieras contar alguna historia y no sepas qué contar, analiza las motivaciones de tu personaje. ¿Que lo mueve hacia delante? Pero más importante aun, ¿Por que? Con esas ideas claras, será más sencillo saber que tienes que contar. Como tu personaje llegó a ......, o como tu personaje se convirtió en......., o como tu personaje logró.......... . Y tienes mil ejemplos.

Así que suerte. Suerte y exitos. La necesitaras.

19 de Noviembre de 2018 a las 17:01 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo La serie Breaking Bad y como usar los defectos de tu protagonista.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 10 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión