Cuento corto
0
4.8mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Poesía

Una hiedra amarga crece en mi corazón.
    Corona de espinas que hiere mortalmente.
    El veneno corre por mis venas
    confundiéndose con la sangre
    que poco a poco se derrama sin contención.

   Me siento derrotada, sin fuerzas.
   La dulzura de sus besos
   es ahora hiel que perfora mis sentidos,
   sus caricias son una afrenta
   y su amor es un latigazo que cuece mi piel.

  Una hiedra amarga crece en mi alma,
  una serpiente se enrosca en mi corazón
  no puedo respirar, me asfixio.
  Mis sueños, pájaros muertos...ya no vuelan,
  mi esperanza, a punto de fallecer.

15 de Noviembre de 2018 a las 22:17 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~