Trabajo de noche. Seguir historia

yona31 Yonathan Cortes

Algo raro se esconde... está al acecho... quiere una nueva víctima...


Paranormal Lúcido No para niños menores de 13. © Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0

#miedo #oscuridad #noche #susto
5
834 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1

Estaba a una cuadra de llegar a su trabajo. Trabajaba en ese parque residencial 2 o 3 noches a la semana. El joven ingresó por la puerta metálica y su compañero le entregó las llaves y se fue, pues su turno había terminado. Lo que a continuación hacía siempre, era bajar a los casilleros, que estaban en el centro del parque, ponerse la chaqueta de trabajo, apagar las luces e ir a dar la primera vuelta por todo el perímetro del lugar. Todo en orden, como siempre. Después se iba a encerrar en la caseta principal, porque tenía que estar atento al flujo de autos y de residentes, abriendo la puerta si se requería. Tan fácil como eso era todo, con el pequeño detalle que al joven le daba miedo la oscuridad, siempre caminaba debajo de los postes de luz o llevaba una linterna consigo para estar más tranquilo.

Uno de los trámites más adrenalínicos de la noche en ese silencioso lugar, la gran mayoría de las veces, era ir a marcar los puntos de control, esto consistía en ir con un aparato electrónico y apuntar a una pequeña distancia unos puntos, al parecer imanes, que se hallaban esparcidos por todo el parque, de manera estratégica. Con esto se cumplían dos objetivos, el primero era que el vigilante se diera la vuelta completa al parque cada cierto tiempo, observando algún evento anómalo, y el segundo objetivo era controlar el movimiento de estos, que al día siguiente eran vistos por el jefe en la oficina principal.

Ese era el mayor problema del joven, pues de todos los puntos que tenía que marcar, había uno que siempre se le complicaba, porque estaba puesto en el lugar más apartado del parque. Ese punto estaba pegado justo en el marco exterior de un gran ventanal, de un departamento en el primer piso que siempre estuvo desocupado. Aquel lugar no tenía cortinas, ni luces, ni color, ni vida. Era un lugar apartado en una esquina muy fría del establecimiento, bajo un gran árbol antiguo, que cubría todo con sus ramas colgantes y hojas secas desparramadas en el concreto. Cada vez que le tocaba ir a marcar ese punto, el joven lo hacía mirando el suelo, apuntando sus pasos con la linterna, jamás se le ocurría mirar al punto y menos mirar por la ventana hacia adentro. Incluso para marcar el punto, levantaba el brazo y adivinaba donde estaba. A veces en el segundo o tercer intento acertaba con el aparato. No se atrevía a levantar la vista en ese lugar.

Esa noche había algo distinto en el entorno, él estando al interior de la caseta vio como unas sombras pasaron por atrás del cubículo, supuso que eran residentes, pero cuando giró la cabeza para comprobarlo, no vio a nadie. Se levantó de su asiento y salió a ver si era algún animal, pero nada había cerca, ni siquiera la puerta se había abierto. Se asustó un poco, pero no le dio mucha importancia. Volvió a entrar y al mirar a la pequeña mesa, se enteró que el libro de novedades de los guardias estaba totalmente rasgado, todas las hojas desparramadas por el suelo añicos, por el asiento y algunas sobre la mesa. Quedó boquiabierto, se estremeció por completo, una punzada fría atravesó su vientre y se esparció por su tórax y piernas.

Miró a todas partes para fijarse si había una persona cerca, pero nadie estaba, ni ruido se escuchaba. No sabía qué iba a hacer, porque aparte de ser un suceso terriblemente sobrenatural, también era una desgracia para el trabajo mismo, porque en el libro se escribían las novedades que pasaban todos los días, por todos los guardias. No podía pensar cómo lo iba a hacer para explicarlo, así que tomó la decisión más fácil y rápidamente recogió todas las hojas y pedazos, poniendo atención de no dejar ningún rastro del libro.

30 de Octubre de 2018 a las 01:10 6 Reporte Insertar 7
Leer el siguiente capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Fausto Contero Fausto Contero
Muy buen capítulo inicial, amigo. Atrapa enseguida y deja con ganas de más. Por cierto, la descripción que haces del departamento misterioso me recordó algo que vi en un sueño hace poco (bienvenidos a la dimensión desconocida!)
30 de Octubre de 2018 a las 16:35

  • Yonathan Cortes Yonathan Cortes
    Gracias por comentar amigo. Que bueno que te atrapó la historia, ese era un trabajo real que yo tenía, jejeje al final todo lo que escribo tiene algo de mis vivencias. Lo del sueño que tuviste quizás fue una pequeña premonición de este capítulo :O October 30, 2018. 10:00PM
Remis Cortes Remis Cortes
Relato entretenido y rápido, ademas me hizo recordar cuando fui guardia.
29 de Octubre de 2018 a las 21:09

  • Yonathan Cortes Yonathan Cortes
    Jejej que bueno querido amigo, ya se vienen los próximos capítulos. October 30, 2018. 02:19AM
Miguel mendez Miguel mendez
genial, estaré atento al siguiente capitulo
29 de Octubre de 2018 a las 20:16

  • Yonathan Cortes Yonathan Cortes
    Hola, gracias por tu comentario y que te haya gustado. October 30, 2018. 01:51AM
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión