Mi lista de no deseos Seguir historia

neitanbouda Neitan Bouda

Bautista es un adolescente de 17 años que se encuentra terminando su estapa escolar. El último día de clases encuentra una lista de deseos que lo llevará a vivir experiencias nunca antes pensadas. Una noche, varios objetivos y la aventura de cumplir los deseos de alguien más, aunque esto signifique salirse de su zona de confort.


LGBT+ Todo público.

#juvenil #aventura #amor #gay #bisexual #lgbt #romance
4
4.8mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La lista

Era el último día de clases, del último año antes de comenzar la universidad; en el último verano en mi pueblo antes de mudarme a la ciudad para seguir mis estudios. La nostalgia invadía cada parte de mi ser, observaba todo a mi alrededor y cada lugar traía un recuerdo. Puedo decir que soy afortunado de haber tenido una linda experiencia escolar, nunca estuve envuelto en los cliché de la escuela secundaria. Buenas notas, un grupo de amigos, llevarme bien con todos, una novia, un novio, una pelea y un momento de gloria; ser reconocido como el chico que logró meter el último penal en el torneo intercolegial de fútbol consagrando la victoria a mi equipo. No tengo nada de lo cual quejarme o sentirme mal; bueno, siempre hay cosas que no logramos hacer pero esto no es motivo para paralizar mi vida.


—Fue un gusto compartir estos años con ustedes. Fueron el mejor curso que tuve en mis años como profesora; realmente es así. Les deseo lo mejor en lo que planeen hacer con sus vidas ahora en más…


La profesora de inglés nos daba sus últimas palabras. Inglés nunca fue mi materia favorita, pero con la profesora Celia realmente la pasaba bien. Finalmente sonó el timbre, el último timbre que ponía fin a una etapa en mi vida. Todos salieron corriendo. En donde vivo es costumbre realizar caravanas como motivo de festejo. Todos los egresados salimos a la calle, llevamos instrumentos de percusión, tiramos fuegos artificiales, polvo de colores, nos pintamos las caras y nuestras remeras escolares; todo es alegría y realmente lo era para mí. Mientras festejamos me percato de que olvidé bajo mi banco el glitter color verde que había llevado para pintarnos con mis amigas. Decido ir de una escapada rápida al salón.


El aula esta vacía y silenciosa. Me detengo en la puerta a observar y pienso en todos los momentos que viví en mi ultimo año escolar junto a mis compañeros. Voy en busca de lo que me llevó a ese lugar y al parecer no era el único que se había olvidado algo de bajo de su escritorio. Un papel se encuentra en el banco que esta delante del mío e inmediatamente reconozco a quien le pertenecía ese lugar. Cómo no hacerlo si durante este año me encontré muchas veces observándolo sonreír, si me reía de su cara de concentración mientras hacíamos los ejercicios de matemáticas o de como babeaba alguna que otra vez que se quedaba dormido. Se trataba del banco de Julian, no sé si era el chico mas lindo de la clase —sin duda que no lo era—, tampoco el mas popular o el más simpático; pero eso no me importaba, Julian era simplemente él. Es un chico normal como yo, con su grupo de amigos, con su momento de gloria en la competencia de natación, buenas notas, una pelea y una novia; varias novias en realidad.


Por la puerta del aula ingresa mi amiga gritando mi nombre entero, “—Bautista, ¡Dale!”; al parecer me tardé mucho y ya todos se estaban yendo para festejar a la plaza central de nuestro pueblo donde se reúnen todos los egresados de los diferentes colegios. Tomé el papel que se encontraba bajo el escritorio de Julian, lo guardé en mi bolsillo del pantalón y desde ese momento solo pensé en divertirme. Realmente fue todo como esperaba, la mejor despedida que podría existir y todavía no acababa. Luego de la caravana la fiesta seguía en la casa de uno de mis compañeros, el único que tenia piscina. Muchos fueron directo, en cambio yo decidí pasar por casa para darme un baño y descansar un poco para estar bien activo en la noche. Una vez en mi cuarto decido sacarme la rompa de la escuela completamente manchada con pintura, glitter y hasta incluso barro. Antes de que mi mamá tenga motivos para retarme, decidí poner toda la ropa a lavar. Al revisar los bolsillos del pantalón me encuentro con aquel pedazo de hoja que había tomado del escritorio de Julian, tenía pensado dárselo pero con tanta euforia me olvidé.


Decido ir a ducharme, aprovecho que nadie esta en casa y pongo música a todo volumen. Me enjabono el cuerpo y bailo en la ducha al ritmo de "New Rules" de Dua Lipa, entre mas canciones suyas. Una vez listo decidí recostarme en la cama a penas usando la toalla alrededor de mi cintura para no estar desnudo por completo. Observo en la mesa de luz aquel papel, pienso en Julian y en lo mucho que este último tiempo me estuvo gustando. Teníamos buena relación, hablábamos cada tanto, compartíamos salidas juntos y reuniones con amigos. No me había dado cuenta de mi atracción hacia él hasta esta tarde cuando regresé al salón. ¿Por qué ahora? Por qué tengo que estar pensando en él de esta manera. Decido leer aquello que se olvidó en el banco. Pensaba que se trataba de algún machete o algún dibujo suyo, solía dibujar en clases; específicamente en la hora de Historia. Le gustaba dibujar ojos y rostros por la mitad, a veces hacia solo garabatos o incluso escribía frases. No entendía por qué sabia todo esto. Finalmente decido leer lo que había en aquella hoja.


Este verano quiero:


1) Que me inviten a un fiesta y ponerme ebrio antes de cumplír 18 años.


2) Tirarme a la piscina de alguien estando completamente vestido.


3) Fumar marihuana con un amigo.

4) Nadar desnudo en el lago.

5) Besarme con alguien junto al lago.


A) Si me gusta, pedirle pasar la noche en una de las cabañas junto al lago. Y continuar con los siguientes puntos.


B) Si no me gusta empezar de nuevo desde el punto cinco.


6) Al pasar la noche en la cabaña sentirme querido.


A) Hacer que la otra persona también se sienta querida.

B) Poder dormir abrazado junto a esa persona.

C) Despertar junto a esa persona y sonreír.


7) Si se cumple el objetivo 6/A, poder tener por primera vez sexo con esa persona.


8) Dejar en claro que solo se trataba de una aventura, para no crear falsas expectativas. Explicándole los motivos de no seguir.


9) Poder despedirme de este pueblo sabiendo que cumplí todo lo anterior.


10) Seguir mi camino. Perseguir mis sueños.


Se trataba de una lista de deseos u objetivos, como quieran decirle. Admito que sonreía mientras leía aquellas palabras. No me sorprende que Julian haya escrito algo así, lo he visto escribir cosas muy lindas y profundas. Creo que esta hoja es una parte que no todos conocen de Julian, y si; también me sorprende que dentro de sus objetivos esté el de tener sexo por primera vez. No digo que este mal tener diecisiete años y todavía no haber tenido sexo, pero es que Julian tuvo unas tres novias en toda la secundaria. Mi mente se queda compenetrada con cada ítem de aquel papel. Decido ingresar al perfil de Instagram de Julian y veo que en este pone “22/01” acompañado del emoji de un torta de cumpleaños. Sabia que cumplía en enero pero no recordaba cuando. Todo esto debo admitir que despierta una especie de adrenalina en mi interior. Que yo haya encontrado esta lista tal vez quiera decir algo. Aunque...¿A quién engaño?; es pura casualidad. Observo la hora en mi teléfono y veo que ya es tardísimo, había quedado de ir a casa de mi amiga antes de ir a la fiesta. 

1 de Octubre de 2018 a las 20:26 3 Reporte Insertar 3
Leer el siguiente capítulo La fiesta

Comenta algo

Publica!
Francisco Martínez Francisco Martínez
Muy bien me pareció original está historia me gustaría que detallaras como cumplió con cada cosa de la lista muy bien.
29 de Diciembre de 2018 a las 23:36

  • Neitan Bouda Neitan Bouda
    Muchas gracias por haber leído mi historia. Agradezco tu opinión! Te invito a leer alguna de mis otras historias! Saludos. 29 de Diciembre de 2018 a las 23:55
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión