Entre Gitanos Seguir historia

solvera Sebastian Olvera

Dos personas desconocidas se reúnen para cenar en un restaurante rustico...


Cuento Todo público.

#cuentocorto #principiante #beginer #shortstory #cuento #dialogo
Cuento corto
2
4713 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Entre Gitanos

Son las 21:58; el joven mira su reloj y decide prenderse otro cigarro afuera del restaurante. Su pelo estaba perfectamente acomodado hacia atrás. Vuelve a ver su reloj a las 21:59. Decide apagar su cigarro y meterse al local; al entrar señala con dos dedos a la señorita e inmediatamente le dan un lugar. El lugar era bonito, era un lugar simple pero tenia un toque de elegancia. Acomoda su portafolios en la mesa y nuevamente ve su reloj a las 22. Mira a su alrededor e inmediatamente frunza el rostro. Decide dejar su portafolios en la mesa e ingresa al baño. Se lava las manos, se moja la cara y agarra una servilleta para secarse. Antes de descartar las servilletas las utiliza para abrir la puerta del baño y vuelve a tomar asiento. Nuevamente ve el reloj; este marca las 22:01, alza la cabeza y ve a una persona de mayor edad entrar. Este lucia diferente, traía un traje gris que se veía bastante viejo, desde el asiento se podían ver las pelusas en su traje. El hombre tenia poco pelo,  era evidente que sufría de caída de pelo. Su corbata emitía un rojo muy fuerte y brilloso que resaltaba.  El hombre mira hacia el reloj sobre la pared del restaurante.  Alza la mirada y se encuentra con el joven quien extiende su mano en forma de saludo. Camina hacia el; y extiende su mano. El joven se levanta le da la mano y le dice; ´´como le va?´´. 

El señor solo le responde con media sonrisa y toma asiento. 

´´Un vinito?´´ le dice el joven en lo que toma asiento. 

´´Si bebo en la noche me cae pesado.´´ El señor llama al mesero y le pide una botella de agua. El joven le hace una seña al mesero que gusta dos botellas de agua. El mesero atenta irse y el señor nuevamente lo llama. ´´¿Qué paso? ¿A dónde? Ya estamos listos para pedir.´´

El joven desprevenido mira el menú; se queda callado por un par de segundos. 

´´Una hamburguesa, por favor!´´ 

El joven baja el menú; ´´lo mismo, gracias´´. 

´´Le quería decir…´´ El señor lo interrumpe; ´´¿vamos a pedir alguna entrada?´´

´´Claro,´´ el joven voltea hacia el mesero; ´´¿Qué nos recomienda de entrada?´´. 

´´Bueno la verdad es que todo es bueno. Mi favorita es-´´

El señor interrumpe al mesero; ´´Tráiganos una orden de guacamole, por favor´´. 

´´Como le va mi estimado, muy bonito su reloj´´. 

El joven no respondía tan solo le agradeció asintiéndole con la cabeza.

´´¿Le toco trafico?´´ 

´´No, mi estimado´´

´´¿Qué le parece el lugar?´´

´´Bien´´

El joven termina su agua e indica al mesero sujetando la botella que le traiga otra.  

´´Ahora si mi estimado. ¡Platícame!´´ 

´´Ya ha visto las pruebas, lo que me gustaría es no perder mas tiempo y acelerar el proceso.´´

El mesero llega y trae el guacamole.

´´Que veloz es usted, se esta ganando la propina´´ le dice el señor interrumpiendo al joven. 

El joven desesperado repite; ´´busco acelerar el proceso´´.

El señor no responde nada y empieza a comer su guacamole. 

´´Le otorgue las pruebas en la mañana; como decía busco acelerar el proceso. Espero esto sea suficiente.´´. 

El joven deja un sobre sobre la mesa. 

´´He perdido el apetito. Espero esto sea suficiente para pasar a la siguiente audiencia.´´.

´´No se porque pierdes el apetito; somos iguales usted y yo, mi estimado.´´. 

´´Por eso mismo´´ el joven toma su abrigo y se marcha. 

19 de Septiembre de 2018 a las 03:41 0 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas