No Finjas, Amor. Seguir historia

beka_vanallen Beka Van

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Es totalmente imposible fingir amor, y este era el lema de Marie. Hasta que su madre se casa con un guapo cuarentón con un hijo, Elliot, un joven exitoso y emprendedor, que está totalmente en contra del nuevo matrimonio de su padre. Ambos tendrán que fingir un amor de hermanos auténtico por la felicidad de sus padres. ¿Cuánto podrá durar su actuación?


Romance Suspenso romántico Sólo para mayores de 18.

#romance #amor #hermanastros #negocios #bodas #madrastras
1
4758 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Marie y Sofía estaban en el tocador, Sofía miraba fijamente su rostro con concentración mientras desplegaba la máscara de pepino por toda su piel.

-Si alguien me hubiese dicho hace unos tres años que tú estarías hoy, en este preciso instante, cubriendo tu cara con pepinos para ir a una cita, le hubiese tirado el agua en el rostro, claro, si hubiese tenido agua en el momento- Marie miró a su madre con el espejo con una sonrisa pícara.

Sofía rodó los ojos en cuanto lo permitía lo compacto de la mascarilla y emitió un sonido casi indefendible en sus labios.

-Si me lo hubiesen dicho a mí, también le hubiese tirado el agua en el rostro-.

Marie rió fuertemente y sintió una aprehensión en el pecho.

-Estoy muy feliz por ti, mamá, Henry parece un buen tipo-. Le dijo, con sinceridad.

Sofía sonrió, mostrando pequeñas arrugas verdes pepino en la comisura de la boca.

Ella sabía que su hija tenía razón, antes solía ser muy simple, su rutina de maquillaje consistía cada día en una pequeña capa de máscara para pestañas y dos labiales combinados entre rosa brillante y morado oscuro.

Y hablando de mascarillas, ni hablar, siempre había sido partidaria de lo natural, aunque ese ideal era más un disfraz para la pereza que le daba entrar en rutinas de belleza cada fin de semana.

Después, al escalar posiciones en su trabajo, y darse un nombre, tenía una reputación y decidió embellecerse. Había cambiado mucho en dos años, hacía ejercicio y tomaba sus pastillas de vitamina y colágeno cada día.

Hacia unas semanas que había conocido a Henry, un humilde y encantador hombre de cuarenta y tres años, apenas un año menor que ella, pero que se conservaba y cuidaba como uno de treinta.

Había estado interesado en comprar una propiedad para nada modesta, y Sofía había estado encargada de la negociación.

Él quedó encantado con la personalidad de su vendedora, tanto, que la había invitado a salir días después.

Sofía, luego de años de inactividad romántica había estado encantada y aceptó salir con él casi de inmediato.

Desde ese día, los problemas amorosos y preguntas sobre citas pasaron a ser el motivo número uno de dolor de cabeza de Marie, su madre vivía un amor casi adolescente.

El día de la primera cita, Sofía abordó a su hija apenas llegó a casa.

-Henry es increíble, es viudo, como yo, y en el transcurso de la velada hablamos sobre tu padre y sobre su esposa- Decía, con la mente viviendo por segunda vez cada palabra de la noche.

-Eso es muy raro, mamá, ¿La primera cita no es para conocerse?- Sentenció Marie.

- No empieces con tus tonterías, mira que yo he recorrido mucho más camino que tú- Dijo, haciendo un extraño juego con sus manos.

-Mira-Le señaló con los ojos que mirara a su mano derecha- Tú tienes veintidós- Sacó de su puño dos dedos- Y yo, tengo veinticinco- Con su otra mano, sacó cuatro dedos-.

-Lo único que entiendo allí es que doblas mi edad y estás diciendo que tienes sólo dos años mayor que yo-. Marie no podía contener la risa.

-No me faltes el respeto, Marie, que yo soy tu madre, además, de eso también hablamos Henry y yo, de la crianza-.

La cabeza de Marie giró de forma brusca.

-¿De crianza? ¿Henry tiene hijos?-. Le preguntó, tratando de no sonar sorprendida.

-No seas tonta, por supuesto- Rodó sus ojos- Tiene cuarenta y tantos, tuvo esposa, pensé que estaba inmiscuido- Y es un excelente padre, Elliot tiene su propio negocio de autos y es un hijo agradecido-.

Para Sofía sólo habían dos tipos de hijos, los que eran agradecidos, y los que no, y al parecer, Henry le había hablado maravillas de su hijo para que ella dijera eso.

----------xx-----------

Sofía ya se había ido a su cena con el magnate, ya al regresar, su hija estaba en el mueble de la sala con una laptop en su mano.

Se respiraba un ambiente tranquilo, en paz.

Marie tenía una música lenta de fondo, un vals que se fijaba en su subconsciente mientras que su consciente trabajaba arduamente en su próximo proyecto.

Escuchó el auto de Henry llegar al jardín y supo que su madre llegaría pronto, así que se preparó mentalmente para el griterío y el escándalo que iba a formar cuando entrara.

Apagó la música para no atormentarse y dañar la suave melodía con los ruidos y contaminación sónica en su pequeña burbuja de paz, así que se sorprendió cuando la puerta principal se abrió con un suave click y su madre entró con el más profundo de los silencios.

Parecía nerviosa, y esto la asustó.

-¿Pasó algo? Dime, mamá-. La presionó.

-Me pidió matrimonio-.

Su cabeza dio vueltas, y de inmediato imaginó la nueva casa, vivir con el hijo de Henry que aún no conocía, la profanación de su burbuja de paz y sobretodo, sintió miedo por la creación de una nueva familia.

-Esto no me puede estar pasando a mí-.

Dijo en silencio cuando su madre no pudo contener por más la emoción y saltaba de alegría 

2 de Septiembre de 2018 a las 15:43 1 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, embajadora de Inskpired. He pasado a revisar tu historia como parte del programa de verificación con el propósito de ayudarles a presentar un trabajo de calidad a los lectores y que de esa manera logren alcanzar mayor cantidad de lecturas. Antes de verificarla es necesario que corrijas algunas faltas de ortografía y puntuación en tu obra, una vez hecho esto comenta este mensaje y pasaré de nuevo a revisar para ponerla en verificada. Espero poder ayudarte en caso de que tengas alguna duda. ¡Saludos!
22 de Abril de 2019 a las 21:16
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas