Un cuento Del Hábitat Neón Seguir historia

rubbersoul E. Guerra Maya

La paranoia mezclada con sangre fría da como resultado un ser peligroso que podría matar hasta su propia somba. #TiempoDeThriller


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.

#tiempodethriller
Cuento corto
3
4879 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El Hábitat Neón

Las calles nocturnas barnizadas con luces de neón siempre han sido para mí un deleite; especialmente porque en ellas habitan los únicos seres con los que puedo congeniar: las prostitutas. Conozco tanto a esta especie que puedo asegurar que la mujer que ahora usa mis costillas como almohada, y que me utilizó como instrumento para llevar a cabo la deshonrosa profesión, es una impostora.

Llamé al mismo restaurante y ordene lo más fresco del menú. Pero desde que entró al departamento, supe que ella no encajaba en el desalentador mundo que encierran estas cuatro paredes. Mis conjeturas echaron nuevas raíces cuando revise su bolso; porque en vez del típico gas pimienta que todas suelen cargar en este negocio, lo que encontré fue una Colt 1911 con silenciador; eso superaba todo los niveles de paranoia. No me dio tiempo de esculcar más a fondo sus pertenecías, pues su estadía en el tocador fue demasiado breve.

El sudor de su cuerpo era tan dulce como jugo de manzana; sus caderas, aunque torpes, manifestaban un frenesí celestial. Y fueron justamente sus inmaculados movimientos los que derramaron, entre otras cosas, la última gota del vaso de mis sospechas. Porque en ningún momento pareció renunciar a ese algo que las demás en este trabajo ya ni siquiera recuerdan: dignidad.

¿Quién es? ¿Alguna tríada enemiga la envió para ejecutarme? ¿Sera una venganza personal..., o solo negocios? ¿Realmente estará dormida, o solo espera a que caiga inconsciente para darme el golpe?

Su suave respirar mantiene cálido mi pecho. Es la primera vez que mi victima reposa pasivamente en mis brazos. Casi siento lastima por tener que convertir este sucio departamento en su tumba.

Increíble; su garganta se siente como seda al tacto, y sus ojos son más claros cuando salen de sus orbitas.



20 de Agosto de 2018 a las 21:28 3 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

E. Guerra Maya ¨Las palabras son lo único que tengo para jugar¨

Comenta algo

Publica!
R. Crespo R. Crespo
Interesante microrrelato, aunque he visto que faltan algunas tildes en los tiempos pasados de algunos verbos. Sin embargo, eso no quita que haya estado interesante y que el final sorprenda (al menos yo no me lo esperaba). Enhorabuena.
27 de Enero de 2019 a las 08:42
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Buen microrrelato ;).
24 de Agosto de 2018 a las 06:25

~