Cuento corto
1
4664 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La historia de la pedida de mano

La pedida de mano es una antigua tradición que proviene del Derecho Romano. En la Antigua Roma las mujeres tenían una serie de derechos bastante amplios (para la época). Sin embargo, la autoridad sobre la mujer concernía al familiar masculino más directo (padre, esposo...), bajo una norma conocida como “manus” (un término latino cuyo significado es mano) y que otorgaba el poder judicial que un hombre tenía sobre una mujer (ya sea su esposa o su hija).

La costumbre de pedir la mano (el “manus”) era necesaria para que el padre  transfiriera al pretendiente  la “autoridad” sobre la mujer con la que se quería esposar. Desde el momento que el padre aceptaba la petición, el prometido era propietario de la potestad sobre la prometida.

Los anillos de boda ya se usaban en la época de los romanos pero no era por adorno sino porque se usaban para sellar las cartas.

Fue con el Archiduque Maximiliano de Austria cuando se instaura ( siglo XV ) como costumbre solicitar la mano de la prometida con un anillo de compromiso con diamantes. El Archiduque pidió la mano a María de Borgoña el primer anillo de compromiso con un diamante.

El paso de los años convirtió este evento en símbolo de amor y felicidad, y esta tradición se conserva hasta nuestros días.
Hasta hace no mucho era práctica habitual que fuese el novio a elegir el anillo para posteriormente sorprender a su prometida y a la familia de ésta con el anillo elegido por él. Este evento se celebraba ( y aún hoy se sigue dicha costumbre ) en familia, normalmente en una comida entre los más íntimos.

Dado que un diamante tiene en sí mismo un valor intrínseco (cuidado con los diamantes de inversión), es aconsejable adquirirlo con toda la información posible, sea éste ( el diamante ) grande o pequeño. Por tal motivo es muy importante la confianza que nos ofrezca el joyero al que adquirimos el anillo. Su profesionalidad será nuestra mejor guía para la compra. 

8 de Agosto de 2018 a las 12:44 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Corbata Roja Creo que las palabras son la mejor forma para comunicar emociones.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas