Mal presagio Seguir historia

97kora Kora line

Khangpae ha sido la mafia surcoreana más temida de Corea en los últimos 50 años. Jeon Jungkook y Park Jimin, integrantes de la banda, han sido entrenados durante su niñez y adolescencia para convertirse en extraordinarios asesinos. Jungkook se enamora de la persona que se le ha asignado como victima y Jimin, que ya está en una relación con Min Yoongi, deberá elegir entre su pareja o su familia. Aviso: Conteniedo homosexual. Parejas principales: Taekook, Yoonmin, 2Jae. Género: Romance, drama, horror.


Fanfiction Celebridades No para niños menores de 13.

#sujin #namjin #2jae #yoonmin #vkook #jikook #asesinato #horror #romance #gay #yaoi #got7 #bts
23
5.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

0

Jeon Jungkook recordaba aquel día en el que vio a Park Jimin por primera vez.

El más joven jugaba en una pequeña sala con su juguete favorito, ese conejito rosa que su madre le había regalado dos meses antes de dejarle en aquel lugar, en el orfanato. Porque si, apenas con un año, Jungkook había sido abandonado a su suerte en un pequeño orfanato local de la ciudad de Busán.

A decir verdad, él no recordaba nada de aquella historia, esa no era más que la versión que la mujer encargada de su cuidado le había contado. Pero poco le afectaba esa situación ya que desconocía como era el mundo más allá de esas cuatro paredes que conformaban aquel mediocre centro de acogida de menores al que llamaba hogar. Y además de eso, contaba con una gran cantidad de amigos que vivían su misma situación. Y por supuesto que, aunque vivir en dicho lugar no era la mejor de las opciones, su vida no era particularmente aburrida ni triste, él era un niño feliz y sin preocupaciones, que amaba a aquella mujer que se había hecho cargo de su cuidado desde el primer día, y con la cual dormía casi todas las noches acurrucado entre sus brazos.

Pero un día todo cambió, ese día, el 1 de septiembre del año 2002, Park Jimin, de apenas siete años de edad, asomó su cabeza por una de las ventanas que daban a la sala de juego más pequeña del lugar. Rápidamente posó su mirada en el pequeño Jungkook, de cinco, y le señaló con el dedo índice. Entonces se giró y miró fijamente a un hombre adulto, bastante arreglado, que se acercaba lentamente con una sonrisa ladina en su rostro.

— Me gusta ese —. Aseguraba devolviendo su mirada hacia el pequeño Jeon, quien seguía inmerso en su mundo.

— ¿Aquel que tiene el conejo rosa? —. Preguntó el hombre mientras posaba una mano en la cabeza del menor y le acariciaba con delicadeza, recibiendo como respuesta una sonrisa de Jimin —. Entonces, será él —. Concluyó.

En poco menos de una hora, Jeon Jungkook se encontraba subido en un enorme vehículo de camino a Daegu, mientras los enormes y brillantes ojos de Park Jimin le observaban sin pestañear.

— Me llamo Park Jimin y tengo siete años —. Dijo con una enorme sonrisa ofreciendo su mano al más pequeño. — Y tú... ¿cómo te llamas?

Jungkook, desorientado, miró por la ventana observando como aquel lugar al que consideraba su hogar lucía cada vez más lejano.

Y lo único que recuerda de ese momento es su llanto, su llanto y todas aquellas súplicas y ruegos por volver allí, por regresar a su hogar, a su habitación.Pero nada de eso ocurrió, jamás volvió a ver a aquella maravillosa mujer a la que consideraba y llamaba madre.

4 de Julio de 2018 a las 10:30 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión