Neville Longbottom y La piedra filosofal Seguir historia

captainleon CharmRing

Neville es el elegido en vez de harry. Fanfic tipo drama y del fuerte, abstenerse de leer personas muy sensibles


Fanfiction Películas Todo público.

#magia #bolivia #harry-potter #snape #hermione-granger #pansy-parkinson #draco-malfoy #neville-longbottom
3
5196 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El nuevo cachorro de león

               Disclaimer y cia: Este es un Fanfic sin ánimo de lucro y que no intenta vulnerar los derechos de los autores/propietarios de la franquicia de Harry Potter. 



NEVILLE LONGBOTTOM Y LA PIEDRA DEL HECHICERO

CAPÍTULO 1: EL NUEVO CACHORRO DE LEÓN


La silueta de un gato asomaba sobre un muro bajo en plena noche, de repente la figura de un hombre alto y anciano hizo su aparición en el lugar, las luces de los faroles se extinguieron y el hombre se acercó al gato que por arte de magia se transformó en una mujer anciana.

―Albus ―dijo la mujer―, ¿es cierto lo que escuche acerca de los Longbottom?

―Me temo que si Minerva ―dijo el anciano con gran pena, la anciana mujer se puso a llorar y el hombre procedió a reconfortarla.

Luego de un momento llegaron a la puerta de una mansión.

―¿Cómo se lo diremos a su abuela? ―preguntó McGonagall dirigiendo su mirada a Dumbledore quien tenía los ojos rojos y sostenía a un niño con una cicatriz en la frente, un niño de nombre Neville Longbottom.

.

.

Diez años después...

Neville no salía de su asombro, tan sólo un par de días atrás por fin había dado muestras de que no era un squib y había demostrado tener poderes mágicos al rebotar como pelota en vez de estamparse contra el suelo y morir como cualquiera lo hubiera hecho (había caído desde un piso alto), y ahora recibía una carta en la que le admitían en Hogwarts.

Dumbledore temiendo que los mortifagos intentasen algo contra Neville, le pidió a Hagrid que acompañase al muchacho y a su abuela a hacer las compras respectivas.

―¿Les parece bien si primero vamos a una bóveda a la que me pidió Dumbledore que fuera? ―preguntó Hagrid. Neville y su abuela no objetaron.

En las profundidades del banco, Neville pudo observar como Hagrid alzaba un paquetito pequeño y lo guardaba con celo en su abrigo, después de eso las compras transcurrieron con normalidad, hasta que llegaron donde el "emporio de lechuzas", que era un lugar donde se vendían no sólo lechuzas, sino otras mascotas para los magos.

―Señora Longbottom por favor, los sapos pasaron de moda hace más de cincuenta años, si el muchacho va con un sapo al colegio todos los chicos se reirán de él ―decía Hagrid, al ver que el dueño de la tienda ya tenía una mascota reservada para él.

La abuela de Neville, quien era una mujer de armas tomar regañó al pobre guardabosque y este tuvo que quedarse callado, no pudo convencer a la mujer acerca de que el muchacho se desasiese del sapo que le regaló el tío abuelo del chico.

Hagrid decidió no entrometerse más, pero cuando se enteró que tampoco iban a comprar una nueva varita para Neville debido a que él utilizaría la varita de su padre...

―¡Señora Longbottom! El muchacho no podrá demostrar todo su potencial con una varita ajena, no importa que está haya pertenecido a su padre. Neville, ¿qué opinas tú?

Neville quien era bastante tímido, quiso darle la razón, pero la severa mirada de su abuela le hizo decir algo muy diferente.

―Yo quiero... usar la varita... de mi padre, señor.

Hagrid recibió otra tanda de críticas ácidas de la anciana y al final decidió no comentar nada de esto frente Dumbledore, el guardabosque no quería que el director se sintiera triste al ver como su decisión de enviar a Neville con su abuela, no fue lo más acertado.

.

.

Ya en el andén 9 y ¾, Neville se despedía de su abuela y de todos sus tíos abuelos que fueron también a despedirse del chico. Neville estaba rojo como un tomate porque varios chicos ya se estaban mofando de él.

Al entrar al tren un par de chicos de Ravenclaw que vieron como todos esos ancianos se despedían de él, decidieron abusarle y una chica sacó cara por Neville, pero en eso el pobre soltó a su sapo el cual se escapó raudo del lugar.

―¿Quieres que te ayude? ―le preguntó una niña de esponjoso y enmarañado cabello castaño y dientes de conejo.

―Eh... Yo... Gracias, sí mucho ―balbuceo Neville, quien se puso colorado como un tomate.

―¡Eres Neville Longbottom! ―dijo la chica al ver la cicatriz en forma de rayo―, disculpa, yo soy Hermione Granger, un placer conocerte.

―Yo me llamo Neville... Neville Longbottom ―dijo Neville olvidándose que ya no era necesario decir su nombre.

―Fue horrible como te trataron esos estudiantes, pero no te preocupes, yo te ayudaré a encontrar a tu sapo, pero primero acomodemos tu equipaje que quedó regado por todo el corredor ―le dijo la niña con una sonrisa, Neville sólo pudo asentir con su cabeza.

―Gracias... gracias por defenderme frente a esos Ravenclaw.

―No tienes por qué agradecer, ahora busquemos tu sapo antes de que lleguemos a Hogwarts.

Los dos muchachos luego de buscar mucho tiempo se dieron por vencidos y tuvieron que apresurarse a ponerse sus túnicas porque ya se acercaban a la estación de Hogwarts.

Hermione agarró la mano de Neville para que este no se quedase atrás debido a la enorme cantidad de estudiantes que había

―Deprisa Neville tenemos que ir a los botes ―le apremiaba la chica sin soltar su mano.

―Aja... ―se limitó a decir Neville, nunca antes una chica le había sostenido la mano... Se sentía bonito.

Hagrid apresuraba a los estudiantes de primer año para que se diesen prisa. Al final Hermione y él compartieron uno de los botes con otra niña de apellido Parkinson.

El castillo era imponente y llegaron al desembarcadero interior del castillo, subieron unas gradas y allí les esperaba la profesora McGonagall, está procedió a explicarles algunas cosas a los chicos cuando de repente salido de la nada, el sapo de Neville hizo su inoportuna aparición.

―¡Trevor! ―gritó Neville y avanzó unas cuantas escaleras agarrando al sapo. La profesora le miró con un gesto de pocos amigos y luego les ordenó que la esperaran un momento. El pobre de Neville se moría de la vergüenza, todos se le reían en su cara y para su horror la niña Parkinson también se reía de él.

―¿Así que tú eres el famoso Longbottom?, yo me llamo Draco, Draco Malfoy ―le dijo un niño de rostro hermoso y cabello rubio.

Un chico pelirrojo se rió con disimulo y el rubio procedió a insultarlo, luego le extendió la mano a Neville, el cual por su timidez procedió a estrechar.

La profesora McGonagall retornó y todos entraron al gran comedor del castillo, el techo de este parecía ser de cristal porque se podía ver el firmamento.

―El techo fue hechizado para que se pudiese ver el cielo, lo leí en Historia de Hogwarts ―le decía Hermione a Pansy Parkinson.

Los chicos se detuvieron frente al sombrero seleccionador y a orden de McGonagall uno por uno se sentó en un taburete y el sombrero les enviaba a la casa respectiva. Hermione fue a Griffindor, pero Pansy Parkinson, la niña que había captado la atención de Neville se fue a Slyterin, luego fue su turno y todos los presentes se sentaron al borde de sus asientos.

―Ummm, la mente no muy dispuesta para los estudios, pero tienes un corazón gentil y noble, tu sentido de lealtad es muy fuerte y eres de los que se esfuerzan al máximo cada día... Creo que te pondré en Hufflepuff.

―No, por favor ―susurraba Neville―, ponme en Griffindor.

―Pero si irías mejor en Hufflepuff, tendrías muchos amigos en los leales tejones...

―No, por favor, ponme en Griffindor, sino mi abuela se enojará conmigo, mis padres pertenecieron a Griffindor... Mi abuela y mis tíos abuelos se enojarán...

―¿Seguro?... Si tú lo dices, entonces serás ¡GRIFFINDOR!

Neville de lo aliviado que estaba y temiendo que el sombrero cambiase de opinión se fue corriendo a la mesa asignada, olvidándose quitarse el sombrero seleccionador, algunos alumnos se rieron pero sus risas fueron calladas por los gritos de júbilo de los leones al ver que el famoso niño-que-vivió pertenecía a Griffindor. Dumbledore le guiñó el ojo a Neville y este bajó la mirada por su timidez.

La cena en realidad fue un banquete y Neville disfrutó mucho de este, Hermione le hablaba de forma animada y Neville ahora le contestaba con mayor naturalidad, bueno no mucha, pero algo es algo.

Neville trataba de ver la mesa de Slyterin para ver si podía ver a Pansy y la vio hablando alegre con Malfoy. Neville deseo que Pansy estuviese en Griffindor pero sus pensamientos fueron interrumpidos por Percy quien le hablaba de forma grandilocuente.

Finalizado el banquete Percy guió a los chicos a la torre Griffindor, y Neville pudo observar que compartía habitación con un chico de hermosos ojos verdes y cabello negro azabache llamado Harry Potter y otro chico alto con el cabello rojo como la sangre de nombre Ron Weasley, también había dos chicos uno llamado Seamus finnigan y el otro de nombre Dean Thomas, ambos chicos muy apuestos.

―La cena estuvo buena ¿verdad? ―les dijo Neville tratando de entablar conversación, pero Harry le dirigió una mirada de desprecio.

―¿A ti que te pareció Ron?... ―Volvió a insistir.

―¿Por qué no se lo preguntas a tus amigos de Slyterin?, ve anda a estrecharte la mano con ellos ―le dijo Ron.

―Seguro se cree mejor que nosotros por eso de ser el-niño-que-vivió ―le dijo Seamus.

―Es un engreído se cree mucho, mejor no le hablen ―les dijo Dean.

Neville se quedó como piedra con los ojos muy abiertos, hubiera querido decir algo, decirles que no era su intención haber estrechado la mano de Malfoy, pero su maldita timidez le soldó la mandíbula y dándose la vuelta se cambió de ropa y se acostó en su cama, cerrando las cortinas.

Neville no pudo dormir esa noche, él no era un creído, no se sentía superior a los demás, el hecho de ser un squib la mayor parte de su vida había hecho que su autoestima se fuese por los suelos, no importaba que el fuese el famoso niño-que-vivió, ninguna familia de magos le invitaba a los cumpleaños de sus hijos por que Neville era un squib, nunca tuvo amigos, las únicas personas con que se relacionaba eran su abuela y sus ancianos parientes.

Neville se puso muy nervioso al pensar que compartiría siete años de su vida con esos horribles chicos de Griffindor, de seguro eran unos abusivos y abusarían de él, se repetiría la misma historia que cuando estaba en la escuela muggle.

CONTINUARÁ...



Nota del autor: en los libros Pansy es fea pero en las primeras películas no lo es, interpretada por Katherine Nicholson y Genevieve Gaunt 

13 de Junio de 2018 a las 18:34 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Con amigoscomo estos... quien necesita enemigos

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión