La física y la materia Seguir historia

fastidiomujica

Algunas cosas que podemos llegar a creer que son verdad, quizás sólo son una percepción errónea de nosotros.


Fantasía Todo público.

#entropía #reflexión #personalidad #amor #física
Cuento corto
0
4.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Entalpía

Algunas veces los objetos tienden a tener comportamientos erráticos. Aunque la física al parecer no permita que las cosas cambien de parecer de forma espontánea, cuando llegan a ciertos límites dejan de responder a estas leyes universales. Algunas veces los bordes curvos que armaban un papel dibujado, la textura fibrilar de algodón de una polera, van tornándose agudos a medida que la conciencia toma realidad de los eventos pasados. Las cosas que en algún momento causaron placer se transmutan en armas peligrosas de ataque. Los colores que se consumaban a medida que pasaban las horas en ciertos lugares ya dejan de ser apacibles y se tornan hacia lo violento y doloroso. Continuamente han estado divagando esquivas en mi mente aquellas preguntas que no puedo y no sé si quiero responder. El miedo definitivamente nos protege de aquello que potencialmente nos dañará. Qué es lo que hay que hacer entonces, millones de veces me consulto. Si realmente tendré sida, no sé si pueda llorar. Nunca me imaginé al borde de esa situación, pero ahora sigue y sigue mirándome desde la esquina de mi mente, con cara lívida y en silencio esperando a que uno de los dos actúe. O me matas, o te mato, pero la muerte es un hecho ineludible entre tú y yo.

Sin embargo, no es aquello lo que altera la materia, sino la voz trémula e insegura que murmulla desde el infinito lejano, inquebrantable e imperturbable, ha buscado toda excusa para hurgar insidiosamente en la cordura hasta desgastarla, más aún desde que tu voz ha dejado de hacer eco en los límites de mi mente.

Aún más, en la parte que nunca he querido mirar, y es que me causa un pánico angustiante, puedo escuchar claros los pasos de él esperando su momento. Que horrible silencio que causa, peor que un grito, me delatan sus ojos bien abiertos y sin pupilas su más íntimo deseo. Sonríe, porque sabe que tendrá en algún instante la oportunidad de control, pero su paciencia lo vuelve un ser horrible. Pero mantendré sus ojos lejos de mi vista, sus manos lejos de mis acciones, esperando que nunca pueda llegar a mí. O quizás… no.

Es por ello que inundo mi mente y dejo que todos aquellos se ahoguen, para que mueran sin que nadie los haya visto alguna vez, vierto sobre el envase vacío el tiempo para que inunde hasta el borde y así limpiar todo. Insistentemente, nunca dejan de entrar, desde que hice conciencia de quién soy.

Últimamente, cuando escribo lo hago luego de pensar en ti. Y debo confesar que quizás seas tú quién mejor pueda entender las cosas que digo.

31 de Mayo de 2018 a las 00:59 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Fabrizio Mujica Algunas cosas que escribo son reales, otras podr�an serlo.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas