El Gran Dragón Seguir historia

irvtrinidad Irving Trinidad

Esta es la historia de un joven que inicia su camino hacia la maestría, hacia la inmortalidad. Esta es la historia de un simple mortal en búsqueda de trascender su materia y su espíritu, y de alcanzar esa gloria de la que tanto han hablado trovadores y poetas, de la que tanto han hablando los mitos y las leyendas.


Fantasía Épico Todo público.

#dragons #Spirtualism #dragon
0
2960 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: Despertar

   Y entonces ahí me encontraba frente al espacio y al infinito. Tenía una vista hermosa del sol, los planetas y la vía láctea. Pero había algo más que me llamaba, desde el infinito sin saber que era. Me encontraba en forma de ave incandescente, rodeada de flamas amarillas y naranjas, pues solo así pude salir de mi cuerpo y del planeta. Salí de la tierra y me dirigía hacia el infinito, con rumbo desconocido. No sabía a donde iba, solo confiaba mientras me seguía elevando cada vez más y más. De pronto me detuve. Era como si mi espíritu hubiera sabido que era tiempo de detenerse. No sentía ni frío ni calor. Estaba ahí "de pie", si es que puedo expresarlo de esa forma. Y de entre el infinito, aparecieron de pronto dos ojos muy grandes que se abrieron. Eran unos ojos de un color que no puedo entender, pero su combinación cromática nunca la había visto. Me miraban fija y penetrantemente. Y una silueta comenzó a formarse frente a mi del mismo color del universo, pero con un negro más profundo. Era como si el universo mismo se hubiera manifestado frente a mi en una de sus múltiples formas. Me miró fijamente aquella figura con forma de dragón. Con unas alas de una longitud aproximada de 20 kilometros cada una, y un tamaño de casi 100 kilometros de largo. Sin garras, sin crestas más que aquellas que salían hacia atrás de su cabeza. Con forma de serpiente. Era una figura imponente, grande y con ojos que podían ver toda tu existencia, desde que fuiste creado en el universo mismo hasta el futuro que tendrías por vivir y cumplir. Estaba delante de mi, y sin decir palabra alguna, sus ojos color rojo, negro y de cientos de constelaciones y nebulosas, brillaron de pronto y crecieron un poco. De pronto, me encontraba envuelto de un aura blanca y gris que se rompía, y veía como esos cristales caían al vacío. Escuché cuando se rompió como cristales siendo quebrados, pero con una mayor intensidad. Y los colores del universo comenzaron a brillar más intenso y el dragón comenzó a llenarse de una aura celeste, gris, morada y dorada. Pensamientos comenzaron a llegar a mi mente. Eran visiones de una persona decidida, confiada, fuerte, audaz, valiente, era un hombre que había dominado ciertas artes como la del gobernar, liderar y hacer que el universo hiciera lo que él quisiera. En otra visión había alguien, un hombre que corría con una especie de gabardina negra con símbolos sobre los bordados y las orillas mientras unas energías o bolas de colores varios alrededor de él corrían a su lado. Tuve visiones de viajes, campos verdes y montañas sinuosas y peligrosas; cuevas tan profundas que podían volverte loco si perdías la coherencia y la fuerza y un mundo lleno de cristales transparentes que reflejaban toques claros de luces moradas del universo, un mundo completamente desconocido. Y mis oídos vibraron y dentro de mi se había escuchado "tu camino ha iniciado". El dragón entonces calmó el brillo de sus ojos y comenzó a desaparecer su aura y su figura. Y sus ojos como en el inicio, quedaron solamente viéndome fijamente. Y antes de desaparecer, un último pensamiento llegó a mi: "Búscame y me encontrarás en distintas formas, en distintos caminos. Yo soy todos tus guardianes, yo soy todas tus facetas. Estoy en el todo y el todo es parte de mi. No tengo nombre ni tengo ni tampoco edad. Soy el que siempre ha estado esperando a que estuvieras listo. Me encontrarás en distintas formas y en distintos tamaños. Y donde tu corazón me necesite ahí apareceré de forma que puedas comprender. Pero si es tanto tu fuego interno y no tienes miedo, regresa a mi que yo aquí estaré, como siempre lo he estado, aguardando a tu llegada. No temas a los que se parecen a mi; todos y aunque no lo parezcan, guardan cierta sabiduría que pondrán a prueba tu valor y tu espíritu, tu entrega y tu dedicación. No esperes que lleguemos a ti, llega tú a nosotros que solo ahí encontrarás aquello que por siempre has buscado. No nos temas aunque el fuego sea azul y queme como mil soles. No nos temas aunque la noche parezca nunca terminar y sea del tamaño del infinito. No nos temas aunque el trueno caiga en repetidas ocasiones sobre ti. Si eres digno, si eres fuerte, si eres de corazón noble y sincero, el universo encontrará la forma y el modo de darte aquello que haga levantarte. Pero si fallas y sucumbes ante el miedo o la duda, sufrirás más de mil infiernos en esta y tu otra vida, y será rota tu conexión y tu vínculo con nosotros, con la magia y con el todo. Aunque, desde luego, confío..." decía mientras sus ojos comenzaron a desaparecer y a cerrarse diciendo hasta el final: "... que eso no sucederá."  

De pronto ahí estaba, de nuevo con el infinito de frente y con el futuro en mis espaldas y sobre mis hombros. ¿Qué podía pensar de semejante imagen y de semejante experiencia?, ¿quién era esa figura y porqué me había dicho eso?, ¿quién eran esas personas de mis visiones y porqué veía esos colores? Tantas preguntas llegaron a mi, pero no podía más que pensar, sentir y confiar que todo iba a estar bien, aunque sabía que el camino que estaba iniciando iba a ser el más difícil de toda mi vida.


Meditaciones 1, Diciembre.



21 de Mayo de 2018 a las 05:28 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: Ybirus

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión