La historia del Reino de Orion Seguir historia

J
Jorge Rivera


El Reino de Orion sufre la perdida de su rey y el joven príncipe Gael deberá encontrar la forma de recuperar lo que le pertenece sea como sea.


Fantasía Épico Todo público. © Todos los derechos reservados

#341
0
522 VISITAS
Completado
Tiempo de lectura
AA Compartir

La historia de un rey

Nuestra historia comienza en el reino de Orión, donde el rey Uliseo gobernaba y protegía a su pueblo de todo mal, pero él sabía que no siempre seria así, pues llegado el momento su hijo Gael debería ocuparse del pueblo y el reino. Gael era un joven cuya ilusión era viajar para conocer mundo, pero no podría ser así de simple, pues su padre cuando era pequeño le comprometió con la princesa Alisa del reino Fanion, para así traer la paz y armonía entre ambos.

El joven príncipe Gael cumplía ese año la mayoría de edad y debería partir hacia el reino de la princesa Alisa para casarse y así cumplir dicha promesa. Acompañado por sus 3 mejores amigos de infancia Ranse, Yuso y Riki irían hacia Fanion.

Una noche antes de que el joven príncipe partiera, al rey Uliseo se le aparecieron las figuras de los antiguos reyes y estos le dijeron:

Uliseo ya sabes porque estamos aquí, como bien sabes tú hora pronto llegará y tu hijo y heredero al trono ya tiene el destino escrito al igual que toda la familia real.

Si, sé que pronto llegará mi hora, por ello el pensar en lo que deparará a mi único hijo no puedo dejar de sentirme culpable.

El trono de todos los reyes tiene un precio por el que deben pagar. Respondieron los espíritus

Tras desaparecer los espíritus de la sala, éste conmocionado aún, sé quedo pensando en lo que diría a su hijo, no como rey si no como padre antes de su marcha de Orión.

A la mañana siguiente el joven Gael y sus amigos fueron a la sala del trono donde se encontraba su padre y le dijo:

Majestad marchamos ya hacia Fanion os mandare un mensaje cuando estemos allí.

Tras decir eso, Uliseo asintió con la cabeza. Salieron del salón del trono hacia el coche real que tanto cariño tenía su padre, pues fue su compañero de aventuras cuando éste era joven. Pero antes de que subiera al coche Uliseo, fue hacia él y le dijo:

Gael hijo mío cuídate y sé siempre tal y como eres, que nadie nunca te haga cambiar, saluda a tu prometida de mi parte. Y tras decir eso le dio un fuerte abrazo y volvió hacia dentro del castillo.

Gael y sus fieles amigos subieron en el coche y partieron rumbo hacia Fanion para así cumplir su palabra: casarse con su prometida la princesa Alisa.

Mientras tanto, el rey Uliseo se encontró con su consejero real y le dijo:

El príncipe marchó ya, no sabe nada de lo que ocurrirá.

Majestad estáis seguro de que firmando la paz con el reino enemigo se acabara todo.

Es lo único que nos queda si queremos vivir tranquilos para siempre. Contesto el rey.

20 de Mayo de 2018 a las 23:28 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo El viaje de Gael

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Estás disfrutando la lectura?

Hey! Todavía hay 12 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión