Seguir historia

oktubre ivana acosta

A veces ocurre que el signo negativo está escrito en la frente. Duele más para quien lleva esta especie de cruz, que para quien no llega a comprender ese pesimismo, es algo más que eso, indescifrable, efímero. A veces los temores ceden y entonces te sorprende un propio Sí, fuerte y que irrumpe para cambiar las cosas aunque sea por un instante.


Cuento Todo público.

#Urbana #historia
Cuento corto
0
182 VISITAS
Completado
AA Compartir

¿Buscabas algo? Sí, a ti.

Estaba cansada del no. No importaba que puerta golpeara, ni que tecla presionara, siempre había un no como primera opción.
Había convertido su vida en una negativa constante, antes de hacer una pregunta o de leer (recibir) una respuesta delineaba esas palabras.
Al final luego de algunos años había comenzado a hablar de eso, sin culpas pero sin ánimos. En alguna de esas remontadas decidió remover ecos del pasado. No pudo tener peor idea pues los "No" volvieron en forma de ánimas en pena que drenaban la sangre y cualquier señal de positividad.
Un día alguien tocó a su puerta. Alrededor de ella y esta otra persona había un aura que emanaba seguridad. Él propuso ir un poco más allá, pero la ansiedad de ser aceptada, de conseguir un sí fue demasiada.
Lo apabulló.
Ahí estaban de nuevo esos fantasmas, diciendo que en la vida para ella primero para alcanzar a alguien o algo, debía haber un no.
Cierta noche se encontró reflexionando sobre ello. Esperaba encontrar las palabras justas para demostrar de la forma más cabal posible lo que le resultaba difícil comprender. A diferencia de otras ocasiones, se dijo a sí misma: quizá esta sea una forma de reparar el error.
Escribió cientos de párrafos que luego borró y reformó. El color de la tinta se diluía en parte por las lágrimas que soltó en el papel ¿pretendía dar lástima? No, esas lágrimas, pocas pues acostumbraba a no llorar, tenían sentimientos, guardaban al mismo tiempo la esperanza ¿Acaso buscabas algo? Sí, a ti.
Fue entonces que se dio cuenta que al responder ese cuestionamiento por primera vez había antepuesto a su frase algo tan sencillo, complejo y pleno como un "Sí". 
15 de Mayo de 2018 a las 13:51 3 Reporte Insertar 0
The End

Conoce al autor

ivana acosta Investigo sobre Comunicación y Medios, escribo porque me gusta. Ah, soy una especie de periodista.

Comenta algo

Publica!
Kaat Vicious Kaat Vicious

bonita reflexion, recordar que aquel que se encuentra finalmente a si mismo, dificilmente podra, alguien externo, ofrecerle aparentes riquesas que pretenderan que page con culpa, o supestos amores, que le ataran con miedos... pues ya no habra cosas que uno mismo ya no sepa.
15 de Mayo de 2018 a las 19:50

  • ivana acosta ivana acosta

    Exacto, no podemos ofrecer nada sin aceptarnos y comprendernos a nosotros mismos, pero como las cosas nunca vienen en forma individual a menudo nos encontramos con este tipo de encrucijadas. Creo que si damos con la persona correcta (y nos animamos al menos) pueden suceder estas cosas y sanar por las dos partes. ¡Gracias por tu bonito comentario! Saludos.
    May 16, 2018. 03:02PM
Kaat Vicious Kaat Vicious

bonita reflexion, recordar que aquel que se encuentra finalmente a si mismo, dificilmente podra, alguien externo, ofrecerle aparentes riquesas que pretenderan que page con culpa, o supestos amores, que le ataran con miedos... pues ya no habra cosas que uno mismo ya no sepa.
15 de Mayo de 2018 a las 19:50
Kaat Vicious Kaat Vicious

bonita reflexion, recordar que aquel que se encuentra finalmente a si mismo, dificilmente podra, alguien externo, ofrecerle aparentes riquesas que pretenderan que page con culpa, o supestos amores, que le ataran con miedos... pues ya no habra cosas que uno mismo ya no sepa.
15 de Mayo de 2018 a las 19:46
~