DETRÁS DE LAS MASCARAS Seguir historia

ljfebres LJ Febres

El encontró a la mujer de sus sueños, lo que no sabía era que con ella no venía la felicidad.


Fanfiction Celebridades Sólo para mayores de 18. © Todos los derechos reservados

#romance #erotico #fanfiction #Siwom #SúperJunior #Intercultural
1
4796 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

CAPITULO UNICO

Los coreanos son personas de costumbres arraigadas y es difícil para ellos dejarlas de lado. 

Una de ellas es, que sus padres aprueben con quien habrán de casarse, por eso a pesar de crecer en países occidentales suelen volver a su tierra a encontrar una esposa, quien aun siendo de su misma cultura debe ser aprobada por ellos.

La mayoría de los jóvenes varones coreanos en edad de casarse suelen buscar su independencia económica, evitando así los duros reclamos y protesta de los padres, cuando ellos tomen sus propias decisiones al respecto.

Esta es la historia de un joven coreano llamado Choi,Siwon, un joven alto, guapo de unos treinta y un años de edad, millonario, quien, al encontrar su independencia económica, renuncio a la herencia familiar con tal de casarse con quien él dispusiera.

Fue cruel la decisión tomada, pero sus padres nunca desistieron en cuanto hacerlo volver al redil, confiaban firmemente en que Siwon recapacitaría.

Siwon logro su sueño, se dedicó al mundo del espectáculo y triunfo, llego a ser uno de los Idol más famosos de su país, actor, modelo, cantante, antes de los treinta ya gozaba de fama y fortuna. Llegado el tiempo decidió casarse, deseaba una chica diferente, plenamente a su gusto, que cumpliera con todos los requisitos y estándares que él había concebido.

Como dice el dicho, no invoques tanto al diablo que tal, si un día se te aparece.

Siwon  conoció a Natalia, una linda chica occidental que viajo a Corea del Sur como coreógrafa, se veía dulce, a él le pareció casi como un hermoso ángel. 

Natalia contaba con todos los atributos físicos exigidos por él, poseía unos hermosos, firmes y resaltantes pechos que sobresalían a su escote o se dejaban ver muy bien formados a través de su blusa. Unos hermosos y grandes ojos verdes, una piel casi lechosa, él de inmediato quedo prendado de ella.

Sin dejar tiempo ni espacio Siwon se lo conto a sus padres, la reacción molesta de ellos tampoco  se hizo esperar, de inmediato estos le manifestaron su oposición ante la relación. Su opinión era firme en cuanto a mezclarse con una desconocida y más siendo de otra raza. Él por su parte tenía claro que podía o no considerar la opinión de sus padres, pero los amaba y por eso se los dijo.

Los padres del Joven enamorado le dieron a conocer sus razones, siendo una de estas, la libertad con que en el mundo occidental se manejan las mujeres, la fama de ser perezosos, despreocupados y desordenados, les preocupaba que los hijos de ambos no fuesen bien criados, que esta chica no llegase a ser una buena madre, y afirmaban no querer nietos sin identidad cultural.

Pese a la férrea oposición, Siwon comenzó a cortejar a la muchacha, no era muy extrovertido en cuanto al galanteo, y fue muy directo en cuanto a su interés por la chica, por lo que el cortejo fue corto y la petición de mano rápida.

Tanto que Natalia fue la primera en sorprenderse ante el entusiasmo del joven enamorado. Natalia estaba sola en el mundo, no tenía ningún familiar cercano, sus padres la tuvieron siendo ya de avanzada edad y habían muerto escasos dos años atrás, sola y desamparada como había quedado, pero con un gran talento para el baile no dudo cuando un amigo le propuso irse a vivir a este país asiático, ahora tenía un buen trabajo que le gustaba.

En un primer momento Natalia dudo en aceptar aquella petición pues todo fue muy rápido, luego comenzó a considerarlo, Siwon era un hombre gentil, y respetuoso, y sobre todo millonario, disimulo el interés que comenzaba a nacer en ella por el apuesto hombre, pero un rato más y como para que el hombre no se le escapara termino aceptándolo. Era una chica muy lista, había evaluado todas sus posibilidades al casarse con este atractivo hombre, pero su mayor interés no estaba en el físico sino en la amplia billetera de su enamorado. Ella supo anteponer su seguridad ante los sentimientos, pues no era para nada del estereotipo de chica romántica, nunca le gustaron los cuentos de Disney y prefirió siempre a las chicas Súper poderosas. Fue férrea a no dejarse seducir por el amor o el galanteo de un hombre, pero antes estaban sus padres, ahora estaba y se sentía sola y no sabía cómo lidiar con eso. Así que sin estar enamorada acepto la propuesta de matrimonio del joven, pues era lo suficientemente atractivo y millonario para aceptarlo, y por supuesto Siwon no tenía por qué enterarse del pequeñísimo detalle que ella muy bien guardaba.

Los padres de Siwon se enteraron de la petición de mano, así como de la celebración del compromiso, viendo que era obstinada la postura de su hijo decidieron entonces enfrentarse con la muchacha hacerle saber de su inconformidad y rechazo ante esa relación, le dejaron muy claro que ella nunca sería bien recibida en la familia.

La confrontación dio los resultados contrarios a los que los padres de Siwon esperaban.

En Corea del Sur existe el decir que al casarse con un coreano te casas también con su familia. en Venezuela como contra parte de esta historia se suele decir que al casarte te casas con el chico y no con su familia. Así que la codiciosa Natalia decidió ignorar la solicitud de los padres de alejarse del amado hijo y pese a los reclamos, y recriminaciones que le hicieron por su origen, y las firmes sospechas que ellos tenían hacia ella de ser una arribista, Natalia no se dio por aludida y continuo con sus planes de casamiento.

Los reproches y ofensas recibidas no fueron suficientes para hacerla desistir de sus planes por el contrario impulsaron aún más su interés por Siwon. Decidió por tanto ser indiferente ante la opinión de los padres de su enamorado y no odiarlos, aunque la molestia iba tardar bastante en pasársele y ella no sabía si eso llegaría a suceder algún día.

La relación fue avanzando y la convivencia y las largas charlas para conocerse iban dando sus efectos en los sentimientos de cada uno.

Siwon, un hombre respetuoso y considerado, que no se atrevía a quedarse mucho rato a solas con su prometida, en sus encuentros apenas se habían dado unos pocos besos tímidos y caricias muy sencillas. Hasta que la confianza y el deseo fueron aumentando y una noche después regresar de cenar Natalia invito a Siwon a pasar a su departamento y el acepto tímidamente la propuesta, más aún, porque la chica se había vestido en forma muy sugestiva, estando allí sentados solos en el sofá de la sala, los besos comenzaron a subir de intensidad, y era Natalia quien llevaba la batuta en este juego previo, pero el deseo a ambos los embargo, los besos y las caricias comenzaron a subirse de tono. Natalia más que desinhibida queriendo provocar el desenlace final de ser poseída por su novio, pero la respuesta firme de este fue la del rechazo. Fue un rechazo que no la lastimo ni la ofendió.

Siwon se levantó intempestivamente del sofá y ahora parado ahí frente a ella cabizbajo evidentemente avergonzado, temblaba de pies a cabeza, la timidez hacia ruborizar sus mejillas, Natalia termino por aceptar lo que sucedía.

Él se disculpó amablemente diciéndole que él deseo arraigado en su corazón por querer estar con ella existía pero que el esperaría hasta estar casados.

Aunque fue para Natalia sorpresiva aquella actitud termino por aceptarlo, claro no sin en sus largas reflexiones a solas calificárlo de anticuado y ridículo, pero no podía poner en riesgo su mayor interés por el hecho absurdo de su novio de querer esperar a estar casados para tener sexo.

*

Un mes más tarde se casaron, fue una pequeña y sencilla ceremonia con muy pocos invitados, todos se regocijaban y brindaban por los novios Natalia sonreía llena de felicidad.

Mientras celebraban cuando ya estaba avanzada la noche y los novios planeaban retirarse a la tan ansiada Luna de Miel, Siwon recibió una llamada a su celular.

Natalia por intuición o sexto sentido, logro sentir el mal augurio con el simple tono de voz aturdido de su marido. Ella se encontraba a poca distancia, por lo que podía ver la cara de desasosiego de su marido, el sintió la mirada fija de la que hasta escaso momentos era su prometida y ahora su esposa, solo pudo verla a los ojos unos instantes y sin decir por qué, Siwon salió desesperado de la fiesta, sus amigos más cercanos lo siguieron.

Natalia sorprendida sin entender lo que estaba pasando con su marido y a que se debía su partida, solo quedándole claro el estado de nerviosismo en el cual se había marchado. Triste y desconcertada despidió a los pocos invitados que habían quedado, unos minutos más tarde estaba en casa sola, preocupada y sin saber nada.

Mientras, Siwon vivía su tragedia particular, su madre al enterarse que se había casado, al saberlo un hecho consumado, sufrió un colapso nervioso y ahora estaba hospitalizada.

Víctima de la culpa, el reproche y el dolor, Siwon regresaba del hospital a su casa estando muy avanzada la madrugada, conducía distraído y de repente otro vehículo salió intempestivamente de la nada impactando su coche, fue un terrible accidente, que le dejaría graves daños.

Ahora la interesada Natalia acudía al hospital, su noche de bodas se había frustrado y en lugar de estar disfrutando de los besos de su esposo tuvo que ir a cuidarlo al hospital. Pero ahí no quedaría todo, triste fue cuando dieron a conocer el diagnostico, el golpe mayor lo había recibido su esposo en los genitales, y no sabía si se llegaría a recuperar. Natalia ausente, triste y desesperada preguntándose qué trampa era esta que el destino le había preparado.

Siwon, despertaría tres días después del accidente. A pesar de la trágica pesadilla y de sus adolorido cuerpo al despertar sonrió, el primer rostro que vio fue el de su amada esposa.

Ella lo vio despertar, y si, le regalo una sonrisa, pese a que no se podía distinguir quien de los dos estaba más aturdido.

Una semana más tarde Siwon era dado de alta en el hospital, sus padres, hermanos toda la familia había desaparecido no deseaban tener cerca a la arribista así era como la definían.

Natalia decidido no dale importancia aquello, la recuperación de Siwon seria lenta, así que se mostró paciente. El diagnóstico así lo revelaba, pero serían las heridas emocionales las más difíciles de curarse.

Para regocijo de Siwon, Natalia siempre estaba ahí acompañándolo no lo dejo solo ni un instante, ella lo atendió durante toda su convalecencia. Semana tras semana Natalia seguia escuchado que los órganos sexuales de su esposo seguían inflamados. al escucharlo apretaba fuerte sus labios.

La chica quien no se había casado enamorada, comenzó apreciarlo y lo deseaba, Siwon era un hombre realmente apuesto y en la cercanía del día a día se comenzó apegar a él.

Por su parte a Siwon le atormentaba la situación con su esposa, pues conocía del deseo de ella, inclusive antes de casarse y que había aceptado esperar solo por respeto a él.

Semanas más tarde el médico le daba buenas noticias, todos sus genitales comenzaban a reaccionar, sin embargo, aun debían esperar un poco más.

Por fin el medico confirmo la total recuperación del paciente y comenzaron todos los planes para llegar a amarse.

Estando solos en la recamara Natalia tomo la iniciativa del acto, comenzó a besar y acariciar a su esposo, era tal el entusiasmo de la muchacha que se desbordaba en besos y caricias, casi que sin recibir nada, insistente y acalorada acariciaba el cuerpo de su marido, cuando fue acariciar el pene de este, él lanzo un alarido angustioso de dolor, se levantó de la cama y se quejó por un largo rato. Natalia confundida y arrepentida, sintiéndose culpable de haberlo lastimado.

No era ella la única, Siwon también se sentía culpable de no poder amar a su esposa y esa noche durmieron dándose la espalda el adolorido ella abrumada por lo que estaba pasando.

Cada vez que lo intentaban Natalia terminaba triste, dejando de lado las caricias.

Pasado un tiempo volvían a intentarlo esperando ella que él resultado cambiara, y cuando más apasionada se encontraba en aquel juego previo, desnudo el pecho de su marido llenándolo de besos, él cohibido gemía, ella concentrada en lo que hacía, momentos después su marido se quejaba y casi con una súplica ella debía dejarlo, esas noches fueron solo de suspiros y resignación.

Luego de muchos intentos, decidieron acudir nuevamente al médico, quien le dijo a Siwon delante de su esposa que todo estaba en su mente que el problema no era físico que él podía funcionar normalmente.

La confusión aumento en Natalia quien pensó que quizás él se había arrepentido, decepcionado o simplemente ella ya no le gustaba y un profundo dolor se apodero de su alma, ¿acaso se estaba enamorando?, eso no se lo esperaba, volvieron a intentarlo, pero siempre era la misma reacción por parte de Siwon cuando ella le acariciaba la entrepierna, algo realmente extraño estaba pasando pues él tenía su erección, pero se quejaba. Una vez más acudieron al médico quien pregunto.

- ¿Podrías Siwon describir el dolor?

- Si es un fuerte dolor en la base del pene como si algo me apretara mientras más erecto y excitado estoy más agudo es el dolor- Natalia sin palabras solo lo miraba, tomo la mano de su esposo para apoyarlo y le sonrió.

Durante todo este tiempo Natalia lo trato con compasión nunca mostro enojo, siempre trato de ser comprensiva.

Todo los demás funcionaba bien entre ambos, la comunicación fluía sin barreras y lo cultural no parecía ser impedimento para que ellos se amaran, ni siquiera el rechazo de sus padres por Natalia impedían que Siwon la siguiera amando, y procuraba llenar de atenciones y de darle todo su cariño, el matrimonio fuese perfecto de no ser porque aún no se había amado por culpa de aquel extraño dolor.

*

Pasaron tres meses desde el accidente y persistía la situación, Siwon fue referido al sexólogo, quien le dijo. que todo a nivel orgánico era normal que él era un hombre totalmente funcional y que podía sin ningún impedimento complacer a su esposa. Todo estaba en su mente, así que él comenzó un tratamiento.

Durante las terapias se habló de la situación con sus padres, del sentimiento de culpa que él experimentaba a causa del colapso de su madre. Pero hubo una confesión mayor por parte del paciente, confeso que su mayor temor era el de no llegar a cumplir las expectativas de su esposa, que le preocupaba no poder satisfacerla, y que posiblemente ella hasta se burlaría de sus cualidades físicas pensando en eso sentía terror de decepcionar a su esposa.

Siguieron pasando los días, y la confesión al médico todavía no ayudo a Siwon, quien no lograba recuperarse.

Natalia por su parte aun esperaba paciente.

Uno de los consejos que el médico dio a su paciente fue que se reconciliara con sus padres y que le diera tiempo para que ellos aceptaran a su mujer, este así lo hizo.

Un día que los recién casados estaban juntos y distraídos en una bonita y cálida platica Siwon beso a Natalia, el beso fue tierno, dulce y apasionado, poco a poco el tono de los besos se fueron intensificando, hasta que Siwon se volvió salvaje y ellos que habían estado sentado sobre la alfombra de la sala terminaron tendido sobre ella abrazándose, besándose, mordiéndose los labios, chupando insistentemente sus lenguas, chocando los dientes, Siwon abrió la blusa de su mujer y comenzó a besar la piel que sobresalía del sostén, Natalia íntimamente mojada decidió esta vez no acelerar nada, sino esperar, poco a poco su marido la fue desvistiendo y acariciándola al mismos tiempo, ella dejo que el tocara cada pedazo de su piel hasta más allá de su intimidad,.

Mientras Siwon descubría cuan dulce y fragante era cada pedazo de piel de su mujer.

Natalia ya hacia bellamente semi desnuda sobre la alfombra, su bella figura se exhibía cual diosa, su hermosa piel de porcelana, que ahora Siwon probaba, besando, lamiendo, chupando hasta dejar su marca en ella, él se atrevió por primera vez a besar el sexo de su mujer, por encima de las bragas, pero a pesar de ellas la mujer podía sentir la calidez de aquellos labios.

El deseo la desesperaba y la pena la aturdía, en otras ocasiones  habían estado a punto de lograrlo y como por obra de la fatalidad todo terminaba abruptamente, así que estaba vez Natalia estaba decidida a no hacer nada que pudiera volver a inhibir a su ahora acalorado esposo, se dijo a si mima que se aguantara, que esperara, que fuera paciente ante aquellas caricias.

Su marido seguía amablemente besándola íntimamente por encima de las bragas, luego fue menos tímido y levanto la tela de la blúmer y beso apasionado los labios del sexo de su mujer, hurgo con su lengua hasta llegar al punto del placer.

Natalia gimió, se contorsiono sobre la alfombra, mientras acariciaba ella misma sus senos tratando de alcanzarlos para besarlos por encima de la tela imitando lo que su marido hacia a su sexo, quizás esto molesto a Siwon quien no deseaba que nadie facilitara su trabajo ni siquiera ella, por lo que decidió en definitiva librarla de las bragas y mientras sus miradas se cruzaban, Natalia se desprendió de su sostén y su marido la penetro.

Siwon trato de relajarse pero apenas el placer comenzó y crecía la fricción dentro del cuerpo de su mujer el dolor mental presente constantemente se apodero de su cuerpo.

Por su parte Natalia solo recibía aquellas embestidas que le satisfacían, sin apresurar las cosas pensando que antes cuando lo había hecho todo salía mal, ella había descubierto que ya no le importaba tanto el sexo, le importaba su marido, pues por fin se sabía enamorada y el deseo y la lujuria se había transformado a un sentimiento cálido de amor y ternura. Pese al esfuerzo de ambos por contenerse todo termino muy rápido.

Siwon pronto se desvaneció, inundado de dolor a su mujer quien pese al desbordamiento de pasión su, fuego interno no se apagó. Él se retiró sabiendo a su mujer insatisfecha y la frustración lo invadió, a Natalia por ahora solo le quedaba resignarse y guardarse por un rato más su pasión.

*

Pronto Siwon volvió a trabajar, por lo que Natalia comenzó a pasar mucho tiempo sola y aburrida sin hacer nada, pero como ese no era su destino, planifico y llevo a cabo un emprendimiento, había muchos interesados por lo que comenzó a enseñar español, y a dar clases de baile, entre ellos salsa, merengue, tambor, joropo, reguetón, haciéndose rápidamente de un grupo nutrido de participantes. Solo que en su mayoría fueron hombres los interesados, claro que en principio Siwon no lo sabía, quizás por eso al principio, al enterarse se sintió conforme con el emprendimiento de su esposa. Pero tan pronto se dio cuenta de que su mujer estaba rodeada de hombres los celos lo agobiaron y no lo dejaban descansar.

Un día que Siwon llego temprano a casa, más de lo acostumbrado, encontró a Natalia sola con un chico llamado Eunhyuk, a quien le estaba enseñando español, este es muy atractivo, sensible y carismático, los sorprendidos al verlo no se inmutaron, Natalia dulce y cariñosa saludo a quien con su mirada los interpelaba diciéndole

- ¡Hola, Amor! – el hombre serio solo con un gesto mal humorado contestaba y se retiró rumbo a la habitación.

A pesar de que maestra y alumno solo hablaban, los celos de Siwon no se hicieron esperar y no disimulo ante ella, luego que su acompañante se hubiese marchado, Siwon mostro todo su enojo, angustia y desesperación, llevaban seis meses casados y hasta ahora no había peleado, hasta esa noche.

Luego de la discusión Siwon se marchó, dejando a Natalia consternada, este volvió tarde en la noche, aun molesto y pasado de copas, refunfuñando enojado.

Natalia dejo ver en su rostro la preocupación. Cuando Siwon se durmió ella lo ayudo, subió las piernas de este a la cama, pues las había dejado colgando luego comenzó a desvestirlo.

Si Siwon hubiese visto la expresión de la cara de su esposa mientras lo desnudaba se habrían disipado todas sus dudas y temores, Natalia jadeaba y mientras lo desvestía besaba y acariciaba su cuerpo, pero Siwon estaba profundamente dormido para darse cuenta de ello.

Días después y pese a la discusión Natalia volvió a encontrarse sola en la sala de su apartamento con Eukhyuk , pero esta vez Siwon pensó que no tenía derecho a reclamar, pues él no le proporcionaba suficiente satisfacción a su mujer, por lo que ella estaba en su derecho de buscar en otro lugar lo que él no le podía dar, con ese pensamiento en su mente salió a la calle nuevamente a tomar, estaba triste y solo, cuando un pensamiento le asalto la cabeza robándole la poca paz que le quedaba, debía comprobar si su esposa le era infiel o no, y buscar la razón para su infidelidad si era por su problema o porque simplemente ella resultaba ser tan fácil como sus padres suponían, en su mente atormentada fraguo un plan el cual era: invitarla a un lugar, el procedió dejándole todas las instrucciones escritas en una hoja de papel.

Natalia encontró la nota y sonrió, sin llegar a pensar que podría tratarse de una trampa, lo llamo y le confirmo que estaría puntual esperándolo.

Se arregló con mucho entusiasmo, trato de verse más bonita de lo normal uso un vestido color champa largo en forma de sirena muy ceñido al cuerpo, bordado en delicados hilos dorados y plateados, pero lo especial del vestido era que dejaba ver el atributo que más le había llamado la atención a Siwon de ella, su bien formado busto.

Cuando tomo el elegante auto que su esposo le envió, salió cubierta por una hermosa capa de terciopelo azul oscuro con bordados dorados, iba contenta llena de entusiasmo pues hacía ya mucho tiempo no salían debido a la apretada agenda de su esposo.

La cita a la cual ella acudía era en un club, daban un baile de máscaras, él le había dejado escrito que lo esperara en el lugar, le dejo como requisito indispensable que nunca se quitara la máscara ni siquiera cuando lo viese llegar, sino que lo harían hasta después de la medianoche.

Por su parte Siwon, había planeado fingir ser otra persona, por lo que cambio totalmente su imagen, y como muy buen actor interpretaría su obra magistral, tratando de  descubrir a la nefasta Natalia, de la cual ya dudaba, se acercaría a ella y trataría de seducirla fingiendo ser otra persona y según su reacción la juzgaría y condenaría.

Natalia llego a la hora acordada, entro al salón se despojó de su capa, y muchos hombres presente la admiraron, llevaba puesto un hermosos antifaz negro bordado en lentejuelas plateadas y una hermosa pluma color champaña del lado izquierdo de la máscara, ella entro al salón buscando a su esposo, un mesero se le acerco y miro su hermoso escote, mientras le ofrecía un trago, ella lo tomo y bebió apresurada, se sentía nerviosa y avergonzada, cuando se vistió no pensó llamar la atención de tantos hombres, lo había hecho solo para Siwon, ahora pensaba si su apariencia no sería mal interpretada por este.

Muchos hombres se le acercaron y Natalia trataba de disimular sus nervios, sonreía y con cortesía, pero decidida se deshacía de aquellos que la cortejaban.

Mientras del otro extremo de la sala Siwon con cara seria, ojos apesadumbrados y con la desconfianza a flor de piel la observaba. Transcurrían las horas y aún no se presentó, estudio en detalle a su esposa, un rato después decidió acercársele totalmente transformado.

Natalia seguía buscándolo con la mirada, viendo hacia todos lados, tratando a la vez de disimular sus nervios.

Siwon llego a su lado y la expresión de Natalia fue de fascinación, ante el seductor hombre quien de inmediato tomo su mano para besarla haciendo una gentil reverencia.

Natalia sonrió mientras detallaba aquel apuesto hombre que se le había acercado y que de inmediato la cautivo, sí, porque a diferencia de los otros hombres a este hombre elegantemente vestido de esmoquin, de amplios modales, gentil apariencia y encantadora y halagadora charla se vio prendida e imposibilitada de rechazarlo. 

El coqueteo entre ambos fue de inmediato, Natalia no dejaba de reír entusiasmada con el gallardo hombre, tan varonil, que extrañamente jamás dirigió sus ojos a su escote quizás eso la hacía sentirse confiada. 

Entre risas y coqueteos pasaron la noche.

El hombre tomaba demasiadas copas, Natalia tomaba menos, pero le brillaban los ojos de deseo era algo que el extraño ya había notado y considerando las insinuaciones y coqueteos de la muchacha no dudo en llevar la cercanía hacia algo más, sin embargo Natalia inteligentemente lograba salir del apuro preguntando cosas como.

- ¿y de que parte de Francia eres?

- Del sur de France – contesto su amigo en un muy fluido francés

- ¿y eso dónde es, tan pequeño es el sur de France, o es que tú eres continental?

- ¿y cuál es tu interés por saber, acaso irías a visitarme alguna vez? – Natalia llevo la copa a sus labio y contesto decidida y coqueta

- sí, puede ser – y ambos se miraron el lleno de rabia celos y el orgullo de macho herido, por el atrevimiento, ella mostrando su deseo desinibido.

Ya hemos dicho que a la chica le brillaban los ojos por el deseo, se había dejado seducir por aquel hermoso y extraño hombre, tanto así que había olvidado a quien estaba esperando, y ni siquiera le había mencionado aquel hombre que era casada, y no llevaba puesta ya la argolla. Cosas que estimularon más los celos y la ira de Siwon, quien comenzó a sentirse arrepentido de haberse casado con esta impía.

Siwon entendiendo que en cualquier momento sus celos estallarían sin poder dejar al descubierto a su infame mujer, por eso le dijo.

- ¿Te gustaría dar un paseo conmigo? – siendo más encantador y seductor que nunca.

Por su parte a Natalia no disimulo y le brillaron más que nunca los ojos y paso dulcemente la lengua por su gruesos y hermosos labios pintados de rojos y respondió.

- Sí, me encantaría – luego miro hacia la puerta, suspiro con molesta resignación y algo de fastidio, y continúo diciendo - Yo esperaba alguien, pero creo que no va venir, de todos modos, no era nadie importante.

Siwon la miro fijo a los ojos lo cuales destellaron su dolor, mientras ella llevaba la copa a sus labios, él  había sentido un aguijón entrar fuerte en su corazón. pero siguió actuando. Caballeroso ofreció su brazo a Natalia quien de inmediato lo acepto y camino junto aquel extraño, quien la condujo a una amplia habitación alejada y solitaria. Fue como si hubiese estado esperando por ellos, pero como total si Siwon ni siquiera la había llamado para disculparse por dejarla plantada, que importaba mientras no sospechara nada, ni se enterara.

Natalia desde el principio sabia a lo que iban, por que aquel seductor hombre de inmediato se le fue encima y ella lo recibía, él tomo una de sus nalgas y comenzó acariciarla y besarla con loca pasión.

Natalia se entregó a las caricias y besos sin protesta alguna, por el contrario, correspondía a todas ellas.

Siwon por su lado ardía, pero de rabia y celos, llegaría hasta las últimas consecuencias con tal de desenmascarar a la horrible Natalia. El hombre poseído tomo uno de los pechos de Natalia y logro sacarlo de la blusa y comenzó a besarlo, Natalia no se resistía. Siwon tenía que concentrarse pues casi rompe en llanto ante el engaño, decidido como estaba a descubrir toda la farsa siguió besándola y acariciándola con una furia loca.

Natalia por su parte estaba rendida ante las caricias que aquel desconocido le daba. Pero era imposible para ella no tomar el control de lo que pasaba y comenzó a desvestir al desconocido y acariciar su ingle y su miembro.

Siwon le tomo fuerte de la barbilla como para reprenderla, pero Natalia con su mirada lo desafiaba, así que el solo volvía a besarle fuerte, y dándole  de mordiscos en  los labios, quería desaparecerla,  Natalia no se quejaba ni se resistía, por el contrario seguía dándole caricias ahí donde él lo necesitaba.

Viendo que la pérfida mujer no se apabullaba ante nada la comenzó a desvestir y ella lo acepto, el le quito el antifaz, pero  no le permitió a ella que se lo quitara a él.

Natalia lo miro por un instante confundida pero despreocupada y siguió besándolo con desesperación.

Dentro del cuarto estaba dispuesto un diván donde se acostaron fogosos, continuaron acariciándose, ella fue quien decidió darle entender al hombre que ella era la que mandaba en esta situación, así que se le fue encima dejándolo a él ahora de espalda al diván, ella se sentó ahorcajadas encima de él mientras miraba aquel rostro, estando  excitada, comenzó a desnudar el pecho de su acompañante y acariciarlo, siempre volvía para verlo a los ojos con insistencia, ella restregaba su pelvis a la erección del hombre, encendiendo más aquel deseo, beso los pectorales de su acompañante largamente, fue descendiendo  hasta llegar al vientre y encontrarse  a la altura de la pretina del pantalón y con la boca desajusto el cinturón, cuando terminaba una acción lamia el vientre de su amante y lo succionaba para dejar su huella impregnada en este, utilizo la boca y los diente y logro bajar la cremallera, luego el bóxer hasta dejar descubierto aquel poderoso armamento, no tiene importancia cuán grande o perfecto era, lo acaricio con su rostro largo rato, el hombre no se quejaba solo gemía tímidamente y de repente era como que si también ahogara el llanto, el falo del hombre se endureció mas al contacto de las mejillas lisas como porcelana de Natalia, lo acaricio así varias veces, luego provocativamente metió en su boca el glande y lo chupo deliciosamente, el gemido no se hizo esperar, así que Natalia succiono y succiono hasta casi hacerlo reventar. Pero ese no era el plan, así que ahora ella se desnudaba por completo y volvió a estar encima de él, sentada ahorcajadas, introdujo dentro de ella aquel vigoroso miembro y comenzó a cabalgarlo, extendida, encima de él deseando que la acariciara tomo las manos de su acompañante y las guió hasta sus senos, mientras ella seguía jineteando de una y mil formas. El con la mirada turbia, tocaba sus inspiradores atributos y por los cuales se había casado. Natalia disfrutando de aquella cabalgata perfecta.

Para Siwon no era distinto se había olvidado de su plan original, y solo se concentró en aquel frenético placer que estaba disfrutando. Por un momento los celos se disiparon disfruto del deleite de poder estar así con su esposa, quien luego de unas maniobras más lanzo un gemido desesperado pero llenos de satisfacción, dejo de cabalgarlo mientras aun convulsionaba de placer.

Natalia lo miro y se inclinó hacia él, le sonrió su mirada era limpia y llena de ternura, se acercó para besarlo chupando intensamente la lengua y los labios de aquel hombre desconocido, soltó el beso siguió mirándolo y sonreía, Natalia mostraba tal satisfacción, como si se hubiese librado de un peso inmenso que llevaba encima, sentía la boca seca, lo que le impedía hablar, pero se mostró contenta y agradecida.

Siwon al verla así de feliz, como nunca lo había sido estando con él, se sintió aún más frustrado y molesto, y los recuerdos y el reproche lo acosaron, él nunca la había hecho tan feliz y ahora ella con un total desconocido mostraba tal sonrisa de satisfacción.

Natalia estaba aun dentro de él completamente relajada, mientras lo besaba, él inspirado por los celos y como  no había experimentado aun su total satisfacción, tomo impulso y llevo a Natalia contra el Diván y comenzó a embestirla con dureza, misma que no la hacían sufrir, al contrario ella lo estaba gozando, él deseaba verla compungida no deleitándose, quería hacerla pagar por todas las desesperanzas que el ahora sentía, pero Natalia en vez de sufrir gemía, una y otra vez y con cada dura embestida el gemido era más intenso como le gustaba aquel maltrato, que le provoca más deleite y placer que el anterior.

Natalia comenzó a sentirse tan bien amada que lo miraba apasionada pero llena de ternura, y solo un breve momento más basto para que ambos alcanzaran el completo placer, un segundo orgasmo para ella y el placer definitivo para él.

Siwon gruño ante aquella delicia, y mientras se recuperaba se recostó sobre el pecho desnudo de su mujer, quien le acariciaba con dulzura su perturbada cabeza.

Mientras, Natalia sentía como el corazón de aquel desconocido se desaceleraba junto a ella.

Cuando por fin sintió al hombre totalmente relajado le dijo.

- Sabes amor, vas tener que fingir más seguido, que eres otra persona, y usar ese lindo acento francés para que seas así de libre otra vez – Siwon levanto la cabeza del pecho desnudo de su mujer mirándola confundido, trato de seguir con su infortunado papel hablándole a Natalia en un perfecto francés.

- Je ne sais pas de quoi me parles tu mon cherrie - su mujer rio a carcajadas hasta que se le salieron las lágrimas y se tuvo que contener porque Siwon se veía profundamente enojado.

Natalia le fue a quitar el antifaz y él quiso impedírselo, pero la mirada penetrante de ella le hizo entender que la obra había terminado y dejo que ella le descubriera el rostro, resignado le pregunto.

- ¿Cuando lo supiste? - ella volvió a reír y le contesto.

- Siempre lo supe, desde que te acercaste a mi lo supe, a pesar de tus cambios, de tu perfecto francés, te supe distinguir, por tu olor, por lo limpio de tu mirada, tus dulces y amables gestos, tu siempre te portas como un verdadero hombre, y aunque no tengamos mucho tiempo juntos y aún falta mucho para que nos lleguemos a conocer, yo he aprendido amarte - Los ojos de Natalia se llenaron de lágrimas al pronunciar estas palabras.

Se quedaron mirando por un rato más, viéndose profundo a los ojos sin decirse nada, pero diciéndose tantas cosas con los ojos y en el silencio. Fue Siwon quien dijo.

- Te amo Natalia, siempre te he amado – después de un silencio burlón Natalia sonrió y confeso

- Yo también te amo, Siwon. - le faltó decir que no siempre, pero lo pensó.

Por fin ambos se habían despojado de todos su miedos y temores, continuaron besándose por un rato más. Hasta que Siwon dijo.

- Vámonos a casa – ella lo miro con dulzura y le confirmo.

- Si, vámonos a casa.

Y se marcharon riendo y abrazados y nunca más temieron amarse.

Fin.

LJ. FEBRES

9 de Mayo de 2018 a las 02:03 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

LJ Febres Amante del baile, la música, la literatura, la familia, el respecto y la cordialidad. Escribo desde los doce años, pero nunca creí que alguien llegara a leerme, tan siquiera a tener la posibilidad de publicar alguna historia, escribo porque me encanta, todas las ideas se agolpan en mi cabeza y después ya no puedo parar-

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~