evedrisa Eve Drisa

Riley Macdonald es alguien muy ordinario que ha obtenido, por pura suerte, el poder de viajar en el tiempo gracias a un reloj. Usar este poder para cambiar su vida a mejor hace que se pierda en un vórtice de mundos, con diferentes líneas temporales. Mientras lucha con el sentido de su propia existencia, comienza a preguntarse cuán lejos llegará para cambiar su destino y si hay una manera de romper el ciclo.


#13 en Ciencia ficción #2 en Viaje en el tiempo No para niños menores de 13.

#eldilemadelviajerodeltiempo #relato #fantasía #viaje-temporal #tiempo #drama #dilema-moral #cuento #historia-corta
Cuento corto
24
16.6mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Un presente sin fin

Dicen que el poder corrompe, y probablemente sea cierto. No sabe qué hubiera pensado antes de tenerlo y supone que no vale la pena intentarlo.

Lleva 10 años, 5 meses y 15 días en un vórtice entre mundos, sin recordar cuáles estaban antes y cuáles ha creado en su afán y locura por ganar una carrera contra el tiempo, una hazaña imposible de lograr.

Es difícil creer que todo eso ha sido creado gracias a un dispositivo del tamaño de un reloj. Es más, si no fuera por la falta de agujas y la cantidad de símbolos y botones que hay en el dispositivo, una persona lo confundiría fácilmente con uno especialmente viejo.

Riley Macdonald no sabe cuántas veces ha dado cuerda al objeto, pero recuerda con claridad el día en que lo encontró…

Ese había sido uno de esos días lluviosos, tan absolutamente gris, casi negro… cuando, de repente, había caído un rayo. No llegó a impactar con el suelo ni a alcanzar alguno de los árboles que estaban frente al lugar donde trabajaba… Sin embargo, a la salida, muy cerca de esos árboles se había encontrado un reloj en una caja que ponía “poder del tiempo: usar con cautela”.

Su primer pensamiento fue que alguien lo había perdido en la tormenta, a lo mejor enganchándose con el paraguas… Lo segundo, justo después de cogerlo, era que tenía que ser realmente caro, pues no era muy ligero y no estaba para nada oxidado. Lo tercero, y último, una vez lo había mirado bien, era que definitivamente no era un reloj corriente o siquiera uno: tenía símbolos extraños en vez de números, tres botones y no había ni una sola aguja. En la tapa había sólo una frase que decía “Nulla praeterita”: Sin pasado, o eso había averiguado que significaba la frase cuando ya era demasiado tarde.

Ahora, nada de eso importaba. El daño está hecho. Había querido cambiar su vida para mejor y lo único que ha conseguido es empeorar todo; una vuelta de cuerda a un tiempo para cambiar su situación laboral y financiera… sólo una y había sido como empujar una ficha de dominó…

Y, sin embargo, Riley ya no es capaz de parar. No sabe exactamente muy bien por qué… Tal vez al principio creyó que, si volvía a dar cuerda, todo se arreglaría… O quizá sea esa ráfaga de poder que siente cada vez que lo hace, una especie de subidón de energía que trepa por su brazo y electrocuta todo su ser. Es como si el poder que tiene en sus manos fuera una droga: unas vueltas hacia atrás y de repente está en el Titanic; unas vueltas hacia delante y se encuentra en medio de una pandemia… Es adictivo.

Riley mira primero al reloj en su muñeca y luego lo que tiene a su alrededor. Últimamente siempre vuelve al mismo punto, justo el día que perdió su trabajo y que desencadenó que perdiera a su mujer. Ha cambiado esa escena más veces de las que puede contar y con cada decisión que toma, crea una nueva ramificación… Y, sin embargo, su línea original no cambia nunca. En cada línea diferente, puede perder el trabajo y ganar otro, ganarse una amante… Nada de eso importa porque realmente nada cambia, excepto el número de mundos que se crean.

Ahora, con más de cien mil líneas temporales, es incapaz de vivir en ninguna por mucho tiempo. Todas, sin contar la original, se sienten como una mentira; amigos diferentes, cosas que nunca ocurrieron, viajes que jamás hizo, personas vivas que están muertas y también todo lo contrario… Ya no conoce a nadie y, a su vez, conoce a todos.

A pesar de todo, incluso sabiendo que no gana nada, Riley vuelve a dar cuerda al reloj. Porque ése es el problema, ¿verdad? El reloj bien dice, aunque en menos palabras, que no existe el pasado y que, sin importar las veces que gire, no puede volver atrás, sólo puede moverse hacia delante. Pero lo gira igualmente. Si lo piensa bien, quizá es el poder de la creación lo que le tiene tan obsesionado; cómo puede crear mundos, algunos incluso terroríficos, con sólo una vuelta… cómo puede hacer que algunas personas vuelvan a la vida y otros mueran, que haya paz y guerra en distintos lugares, catástrofes o ninguna… Y con cada vuelta que da, no sólo el mundo se distorsiona… también lo hace su mente y su salud. Nada le parece cierto o seguro excepto su propia existencia y a veces ni siquiera eso. Se ha vuelto un mero observador, una especie de dios creador, capaz de jugar con el tiempo y de saltar de un mundo a otro… pero para nada omnipotente y omnipresente.

El mundo en el que se encuentra ahora está lleno de colores vivos; un contraste con la gente que parece haber salido de una vieja película en blanco y negro. Aquí no existe su mujer, aunque sí tiene éxito en su trabajo y con sus amigos. Es de sus mundos favoritos y eso es decir mucho, teniendo en cuenta que van empeorando con cada vuelta.

Riley se monta en el metro para ir al trabajo… de alguna manera en este mundo él es el jefe de su empresa y lo odia más de lo que creía que haría. Realmente no iría al trabajo si no lo necesitase, pero no es el caso… Ha descubierto que, en cada línea, hay una pista sobre el origen del dichoso reloj y eso es lo que últimamente lo mueve a hacer algo más que observar. Todas las pistas siempre están en los mismos sitios: su piso o su sitio de trabajo. Puesto que ha registrado la casa de arriba a abajo, sabe a dónde debe dirigirse.

Cuando llega a su mesa de trabajo, Riley reúne todas las notas que ha coleccionado. Tiene todas las explicaciones sobre las diferentes funciones de los botones, como también qué significa cada símbolo. Sin embargo, aún no ha averiguado el significado real de “no haber ningún pasado” ni tampoco sabe de dónde realmente ha salido el objeto. La culpa carcome un trozo de su vida por las elecciones que ha tomado al buscar un beneficio personal, pero, ¿cómo va a parar si necesita ese conocimiento casi tanto como respirar?

Mientras revisa la oficina en busca de otra pista, una persona (quien no puede ser más que la secretaria) entra dentro para darle los buenos días y dejarle sobre la mesa un café, negro y con mucho azúcar, justo como le gusta. Sin embargo, Riley no puede preocuparse mucho por lo bien que le ha preparado él café y tampoco llega a prestar atención a su actual compañía.

Casi sin mirar acepta la taza, su vista fija entre las notas y el lugar, sus ojos estudiando absolutamente todo incluso mientras toma un sorbo de la bebida.

—Buenos días, ¿cómo le fue el fin de semana, señor? —pregunta la secretaria.

Horrible, es lo primero que piensa. Y en sólo dos días. Sería un récord si fuera una carrera, pero no lo es.

Sabe que su salud ha empeorado con cada vuelta que da. Sabe que, con cada una, los mundos se vuelven más caóticos y mucho más peligrosos. También sabe que, no importa lo que haga, siempre tiene que elegir entre su carrera o su mujer… Por lo visto, está maldito con nunca tener las dos cosas, aunque sí puede tocarle no tener ninguna de ellas. Si hubiera un dios, pensaría que es cruel, excepto que el único dios por lo visto es él.

No recuerda su nombre (¿Cathy? ¿Cheryl? ¿Clarice?).

—Bien —responde a pesar de todo—. ¿Y usted?

—Oh, fue perfecto, mi marido me llevó a Gran Canarias de vacaciones, ¿se lo puede creer?

Riley sólo mira a la secretaria fijamente y desea poder decirle que sí puede creerlo y al mismo tiempo no. No tiene sentido, pero puesto que su vida tampoco lo tiene, no es algo que le preocupe. Considera lo caótica que es su propia existencia comparado con lo que parece ser la vida tranquila de la secretaria. Es una gran ironía, especialmente cruel, el hecho de poder manipular el tiempo y ver que todo se descontrola. Supone que sin el reloj sería una persona normal, aunque especialmente miserable y solitaria. Y, sin embargo, es lo suficientemente egoísta y terrible como para no poder soportar esas circunstancias. Si fuera una persona mejor, habría hecho algo diferente, pero no lo es.

Riley vuelve a mirar a la secretaria, sabiendo que siente envidia de una vida con sentido, con trabajo, con las personas que a uno le importan, en vez de ver todos los continuos cambios y alteraciones que se crean cada vez que da vuelta al maldito reloj. Vuelve a tomar otro sorbo de café.

—Espero que tuvierais unas buenas vacaciones —decide comentar, con una sonrisa que no llega a sus ojos.

Y justo cuando ésta sonríe, se da cuenta de una pequeña placa al lado de la puerta debajo de un cuadro. Es casi invisible, pero ve en una esquina de la placa uno de los tantos símbolos que tiene el reloj.

Cuando se levanta, casi de un sobresalto e ignorando a la secretaria, se dirige allí con determinación. Hay una frase debajo del nombre de la pieza del cuadro que pone: “El tiempo sólo se detiene en un punto de vista”. No ayuda absolutamente nada, al menos mientras lo da vueltas por unas horas, ya habiendo echado a la secretaria fuera de su oficina a la fuerza.

Sólo cuando sale del trabajo y está a punto de dar otra vuelta al reloj (¿Es costumbre, poder…?) se da cuenta de lo que realmente significa la frase.

Por supuesto. No podía ser de otra manera. El tiempo es inamovible… eso es algo que debería haber aprendido mejor después de tantas vueltas; puede cambiar, pero es como la energía: sólo se transforma. Por tanto, la única manera de salir de un vórtice es, para empezar, no estar en él. En pocas palabras, tiene que morir. ¿No es eso jodidamente maravilloso?

Riley desea fervientemente que no sea esa su única opción. No puede haber una sola. Pero es obvio, ¿no? La muerte. Por supuesto. Había considerado esa posibilidad en alguna de las tantas vidas que ha experimentado en los últimos diez años, pero nunca se le habría ocurrido que esa fuera la respuesta a todo. Se encuentra en una encrucijada, todavía el reloj en su muñeca y su otra mano cerca de la cuerda.

Por supuesto, está el hecho de aceptar una de las tantas líneas que ha creado como realidad… Tirar el reloj a alguna parte del universo (preferiblemente lejos), saltar a una de las líneas y tratar de seguir viviendo. Pero, ¿tendría sentido seguir haciéndolo? Ni siquiera ya en su línea original sentía tranquilidad y paz.

De alguna manera, se encuentra con una pistola en una mano y el reloj en otra. Siente que tiembla y no sabe que le da más miedo. Tiene el corazón en la garganta y sus manos le sudan. ¿Morir y detener toda esa locura que él mismo ha creado? ¿O seguir viviendo cual dios, saltando de una línea a otra cual saltamontes, en busca de una solución inexistente?

Riley no es una persona valiente; si no, no habría tirado de la cuerda la primera vez. Sabe a conciencia que es egoísta y también sabe perfectamente que su salud ha empeorado.

En las novelas, recuerda leer cómo los héroes siempre eligen lo correcto. Pero no está en una novela y Riley, definitivamente, no es una buena persona.




Tira de la cuerda.

28 de Octubre de 2023 a las 15:45 12 Reporte Insertar Seguir historia
17
Fin

Conoce al autor

Eve Drisa Escritora y traductora a tiempo parcial, con un máster en esto último y un grado en inglés. Con muchos años de experiencia en la escritura creativa y un buen dominio de tres idiomas. ¡Bienvenid@s a mi perfil! ¡Escribidme por wattpad o Discord (evedrisa) en caso de que queráis vuestra obra traducida o si tenéis dudas! Nota: Todas mis historias están registradas en Copywrighted.com.

Comenta algo

Publica!
Ana M. Escribano Ana M. Escribano
Hola!! Mi nombre es Ana, y soy la creadora de @audioleyendoconana. Me gustaría crear un pódcast con las lecturas narradas de los cuentos del concurso #ElViajeroDelTiempo. Tu cuento me ha encantado, y querría saber si tengo tu permiso para poder incluirlo, por supuesto, con la mención de tu autoría. Puedes contactar conmigo por Instagram buscándome por mi usuario @audioleyendoconana. Quedo a la espera de tu respuesta. ¡Gracias!
January 27, 2024, 13:39

  • Eve Drisa Eve Drisa
    ¡Hola, Ana! Me ha sorprendido mucho tu comentario :) Primero, muchísimas gracias por interesarte por el relato y me alegra que te haya gustado ^^ Nunca he tenido el placer de que lean uno de mis cuentos. Siempre y cuando menciones mi autoría, pongas mi nombre de mi usuario en alguna parte (descripción de instagram, etc), no tengo ningún problema de que lo narres. A ser posible, me encantaría que me pasaras el enlace de dicho podcast una vez lo subas. No estoy en instagram, pero sí tengo Spotify si lo piensas poner ahí, así que me encantaría poder añadirlo una vez lo tengas. ¡Un saludo y gracias por el interés! January 27, 2024, 19:30
Abel Melero Abel Melero
Muy interesante el relato. Hay tres aspectos que me gustaría comentar. Primero, la idea de mostrarnos un momento concreto de una historia que empezó tiempo atrás y que continúa en el futuro. Te da la sensación de imaginarte lo mal que le ha ido hasta ahora y de cómo le irá. Otro detalle interesante es lo "real" que puede llegar a ser el personaje. Tienes la sensación de que su manera de actuar es la que tendría cualquier hijo/a de vecino: Intentar cambiar un pasado traumático. En este caso, la ruptura de su matrimonio y su caída en picado a raíz de aquello. Pero lo mejor es cómo insiste en ello, aún liándola cada vez más, creyendo con fervor que el motivo de su declive es realmente ese. Como quien echa balones fuera constantemente. De hecho, aún dándose cuenta de que si se quita de en medio puede escapar de esa pesadilla, lo vuelve a hacer. En definitiva, una conducta muy humana. Por último, quizá hubiera estado bien alargar el momento en el que descubre la frase en la placa. Al decir que era casi invisible y aún así ver el símbolo en una placa, para luego lanzarse como un loco a mirarlo, le da cierta inverosimilitud en contraste con el resto del relato. El detalle de estar tan oculto y detectarlo tan rápido me choca. En general muy bueno. A destacar la coherencia de las acciones de Riley, sobre todo con su decisión final.
December 25, 2023, 11:01

  • Eve Drisa Eve Drisa
    Vaya, muchas gracias por comentar, me ha hecho mucha ilusión ^^ Tienes mucha razón en lo de la frase de la placa, pero me daba mucho miedo alargarlo más de lo necesario y también, para lo que era el real centro del relato, me pareció menos importante, pero sí jajajaj Me alegra mucho que te haya gustado al final :) ¡Muchas gracias por un comentario tan extenso y detallado! December 30, 2023, 19:05
ElRelojeroLoco ElRelojeroLoco
Bueno fue una lectura interesante. Pensé en un inicio que sería una historia por capítulos, pero resultó ser un cuento jajas. Según vi parece que explorarás más de Riley y su historia. Me gustó esta muestra general de su terrible situación. Los viajes en el tiempo son complejos y él se metió con algo que no debía, aunque al final uno puede irlos manejando como desee. Ni siquiera en la realidad se comprende cómo funcionarían en verdad. Esperaré a ver cuando decidas explorar más de esto. Hasta entonces.
December 11, 2023, 02:07

  • Eve Drisa Eve Drisa
    ¡Hola, gracias por comentar! Realmente no tengo pensado explorar a Riley y su historia más. Como bien has puesto, es un cuento y creo que, si extiendo la historia, caería en la trampa de volverla muy similar a un anime muy muy conocido, algo que preferiría no hacer... Por lo que cada uno se puede imaginar cómo acabará Riley, no sé xD Siempre y cuando haya créditos, todos podéis hacer un fanfic de ello jjajaja Y sí, los viajes en el tiempo son muy complejos; me basé en una de las tantas teorías que hay sobre ellos y Riley luego simplemente cogió las riendas. ¡De nuevo, gracias por leer y tus comentarios! December 16, 2023, 10:53
Romea Y Julieth 0-0 Romea Y Julieth 0-0
Bueno no daré muchas palabras pero una persona alguna vez me dijo, "si quieres que tu vida mejore no mires al pasado, centrarse en lo presente es esencial, para poder lograr lo q quieras en el futuro".Todos intentamos cambiar nuestra vida, pero, de los errores se aprende y debes demostrar q si la vida fue lo suficientemente fuerte para tirarte, debes demostrar que eres lo suficientemente fuerte para levantarte, jaja aunque estamos hablando de los viajes en el tiempo aquí, me gusta centrarme más en los mensajes, no trates de cambiar tu pasado, al final de cuentas aunque encuentres una forma de volver y cambiar tu pasado solo cambia lo q esta a tu alrededor y haces q el mundo se vuelva cada vez más distorsionado, jaja no se yo, esta muy interesante la verdad ánimo con tus siguientes novelas o historias
November 25, 2023, 23:00

  • Eve Drisa Eve Drisa
    ¡Muchísimas gracias por el comentario! Muchísima razón en que como humanos perdemos mucho tiempo echando la vista atrás en vez de centrarnos en el presente jjajaja Así nos va... ¡Me alegra que la hayas disfrutado! Muchos saludos ^^ December 16, 2023, 10:48
Mauricio Jofré Mauricio Jofré
A decir verdad lo disfruté bastante. Con casi 10 minutos de lectura se obtiene todo un viaje, del que quedé satisfecho. Ultimamente, se trivializan los viajen en el tiempo en la ciencia ficción, creyendo que podemos alterar el futuro a nuestra voluntad cambiando un solo evento. Sin embargo no pensamos en las consecuencias adversas que puede traer la ocurrencia (o la no ocurrencia) de un evento en particular y las millones de causalidades que a partir de ese punto, se desencadenan. Riley Macdonald está atrapado en un espiral del que no puede salir, o mas bien, si puede, pero ¿él quiere? Con el final planteado, entiendo que no. El pasado no existe, solo le queda seguir adelante. Excelente historia. Espero encontrarme con otra similar.
November 06, 2023, 20:30

  • Eve Drisa Eve Drisa
    Muchas gracias por tu comentario ^^ Me alegra que hayas disfrutado tanto la historia. Definitivamente Riley podría salir de la espiral, pero requiere sacrificar su vida y, por supuesto, no ha querido tomar esa decisión por su propio egoísmo, del que él mismo es consciente. Pero bueno, quién sabe lo que hará Riley en un futuro muy lejano, ¿verdad? ^^ ¡Gracias también por la reseña y un gran saludo! November 18, 2023, 19:09
Tinta Roja Tinta Roja
A veces las ideas nos llegan con más rapidez de lo que nuestros dedos son capaces de teclear y nos precipitamos al querer plasmarlas en nuestros escritos. Eso no es un inconveniente, hay que aprovechar ese momento de inspiración y crear un borrador. Después, con más calma, repasar nuestro trabajo. En el segundo párrafo has repetido hasta siete veces el verbo "había". La reiteración le resta dinamismo al relato. Tengo debilidad por los perdedores y tu personaje me ha encantado.
October 29, 2023, 08:43

  • Eve Drisa Eve Drisa
    Realmente este escrito ni lo he revisado, más que nada porque mi única preocupación estos meses ha sido poder crear cosas con la falta de tiempo que tengo en mi vida en general ^^" Dicho esto, ¿me imagino que te refieres al uso del pluscuamperfecto en el quinto y sexto párrafo? Ahora mismo, no puedo pensar una forma de evitar esa reiteración, con excepción de usar el pasado simple, algo que como persona de España me suena muy raro personalmente con lo que quería intentar plasmar. Me supongo que habría una manera de realizarlo manteniendo lo que quiero, pero como he dicho, tampoco es algo que me preocupe en este caso jajajajja Me alegra que te haya gustado Riley... seré sincera al decir que él mismo me poseyó en alguna parte y tomó sus propias decisiones XD ¡Gracias por el comentario! Si consigo tener tiempo, le daré una vuelta para ver cómo arreglar el problema reiterativo :) ¡Un saludo! October 29, 2023, 12:24
~