0
1.2mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

sea ​​blue

En cada amanecer, cuando el sol despierta en el horizonte, tu presencia se hace sentir en mi corazón. Tus ojos, aunque no tengan el color del mar, son dos luceros que iluminan mi existencia con su brillo único y especial.


Eres como un faro en medio de la oscuridad, guiándome hacia tierras desconocidas. Tu sonrisa es un rayo de sol que ilumina mi camino, derritiendo mis miedos y llenando mi ser de alegría.


No importa el color de tus ojos, porque en ellos encuentro un universo entero. En tu mirada descubro la calma del océano en sus momentos más serenos, la pasión de las olas cuando se estrellan contra la costa y la profundidad de los abismos marinos.


Tu voz es como una suave brisa marina que acaricia mi alma. Cada palabra que pronuncias es una melodía que me envuelve y me transporta a lugares lejanos, donde solo existe la magia del amor.


Aunque tus ojos no sean color de mar, tu presencia tiene el poder de calmar mis tormentas internas. Eres mi puerto seguro en medio de la tempestad, el refugio donde encuentro paz y consuelo cuando el mundo se vuelve caótico.


Cada vez que te acercas, siento como si las olas del mar me envolvieran en un abrazo cálido y reconfortante. Eres esa fuerza poderosa que me empuja a seguir adelante, a enfrentar los desafíos con valentía y a nunca perder la esperanza.


Tu amor es como el océano, vasto e infinito. Me sumerjo en él y me pierdo en sus profundidades, descubriendo secretos y tesoros escondidos. Cada instante a tu lado es una aventura llena de emociones intensas y momentos inolvidables.


No importa si tus ojos no tienen el color del mar, porque en cada mirada tuya encuentro la inmensidad de un océano de sentimientos. Eres mi inspiración, mi musa, la fuente eterna de mis versos más hermosos.


En tu presencia encuentro la paz que tanto anhelo, la felicidad que ilumina mis días y la fortaleza para enfrentar cualquier tempestad. Eres mi faro, mi guía, el amor que da sentido a mi existencia.


Aunque el mar sea imponente y majestuoso, tu presencia es aún más brillante y cautivadora. Eres el reflejo del sol en las aguas cristalinas, la chispa que enciende mi corazón y la razón por la cual cada día despierto con una sonrisa en los labios.


En resumen, tú no necesitas tener ojos color de mar para ser mi todo. Tu presencia ilumina mi vida de una manera única y especial, llenándola de amor y belleza. Eres el mar en mi cielo y el sueño hecho realidad que jamás quiero dejar ir.

2 de Septiembre de 2023 a las 04:00 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Vanesa Kim Síganme en Wattpad: @iftaekv 🇲🇽

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas