Cuento corto
3
3638 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

EL GIGANTE MOC

Nadie conocía con certeza desde cuando estaba allí, pero todos tenían conocimiento de su presencia desde hace mucho tiempo. Diríase que pasaba desapercibido, si no fuera por los comentarios que se hacían muy de vez en cuando. Sin embargo los mayores del pueblo se acostumbraron a su presencia en aquellos bosques cercanos al pueblo, especialmente cuando requerían de él alguna ayuda para obtener alimento o para ganar su sustento, a lo cual él accedía con nobleza. Nadie daba razón tampoco del porqué de su nombre, pero todos lo llamaban así: el gigante “Moc”

-¡Moc!..... ¡Moc! ….¡Moc!.... solían llamarle a gritos cuando requerían de su ayuda.

Llamado al cual respondía con presteza.

- Ayudanos a conseguir comida, o a conseguir con que sostenernos. Eran

muchas veces los pedidos que le hacían, y a los cuales nunca se negaba.

Su descomunal tamaño podía despertar temor entre las personas, pero sus gestos nobles le hacían digno de confianza, que aún hasta los niños acudían a pedir su ayuda con total tranquilidad. Otras veces debido a su gran fortaleza le pedían colaboración para adelantar trabajos en la población, en los cuales fácilmente ejecutaba la labor de unos cien hombres juntos.

De esa manera transcurría la vida en aquel poblado.

Pero un día el alcalde reunido con el concejo planteó la idea que por mucho tiempo venía cavilando:

- Señores, debemos aprovechar la presencia de Moc, y obtendremos dinero para el pueblo, busquemos generar ingresos con la curiosidad que despertara entre la gente el poder observar de cerca un ser de ese tamaño. Montaremos un espectáculo que nos proporcione ganancias.

-¿Pero señor alcalde como lo haremos?

- Sencillo – respondió el alcalde- construiremos una jaula gigantesca y lo meteremos a Moc en ella, luego encerraremos el lugar y colocaremos una taquilla para cobrar la entrada. Seguro que obtendremos mucho dinero ya que es el gigante más grande conocido en la región, y tal vez en este lado del mundo.

-¿y cómo haremos para meterlo en la jaula? – inquirió otro de los asistentes.

- Eso no representa ningún problema. Le aplicaremos medicamentos para dormirlo y luego lo trasladaremos a la jaula, la cual cerraremos con gruesas cadenas con lo cual aseguramos que no escape de ella.

El plan expuesto de esa manera despertó la ambición de los miembros del concejo, quienes ya veían llenar las arcas municipales con aquellos dineros depositados por aquellos visitantes que asistirían a esa función circense.

Fue así como se contrataron e iniciaron los trabajos para la elaboración de aquella jaula gigantesca en la cual habitaría Moc por el resto de sus días, y el recinto en el cual se alojaría aquella.

-Cómo no se nos había ocurrido antes ? – se decían unos a otros los señores concejales, mientras los trabajos avanzaban a un ritmo acelerado, y adelantaron la publicidad para atraer visitantes para ver aquella curiosidad.

Una vez terminada la construcción tanto de la jaula como la del recinto que serviría de teatro, procedieron a hacer todo el montaje necesario. Fue así como mediante engaños hicieron entrar al noble Moc a su prisión con el pretexto de hacer unas reparaciones por lo cual solicitaban su ayuda, a lo cual él no se negó. Una vez dentro le aplicaron unos sedantes y lo condujeron al lugar donde sería exhibido.

Pasadas unas cuantas horas, y cuando estaban listos los preparativos para iniciar la función Moc despertó y contrario a los cálculos hechos por los constructores retorció los aceros de aquella gigantesca jaula y buscó recobrar la libertad retornando a aquellos bosques donde había habitado en paz por muchos años, no sin antes generar lleno de furia muchos daños a su paso.

Las personas del pueblo siempre recordarían y lamentarían por muchos años lo sucedido y se prometieron a si mismos no volver a molestar a aquel noble gigante.

FIN

27 de Mayo de 2018 a las 00:21 2 Reporte Insertar 1
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Benya Gvara Benya Gvara
Veamos su desarrollo !!👉
15 de Junio de 2018 a las 21:25
Wilson Morales Wilson Morales
Excelente don Alberto
15 de Junio de 2018 a las 11:46
~