acreativangel-1311 Angela Sanchez

Tyler Kinn un joven de veintiocho años, fotógrafo en una empresa y con una vida basada en solo trabajo, sus tres mejores amigos, su pequeño cachorro, música y libros, nada más hacía falta. Pero eso cambió cuando aquellos dos libros llegaron a él, cuando se enamoró de un personaje de ficción y sintió que todo lo que necesitaba a su lado era ella. Los libros que cayeron en sus manos relataban la historia fantástica de una joven llamada Juliette Jensen. Ella era una chica de las estrellas, en el cielo se le podía localizar como la estrella más pequeña y solitaria. Su brillo era tenue, una nimia y desdeñada «Fomalhaut» que nadie miraba debido a que su luz se estaba extinguiendo. Ella deseaba amor, pero allí no hallaba a su amor destinado, su Luna. Quizás el deseo de Tyler de que ella fuera real, de que él pudiera ser su Luna, fue tan magnánimo que lo llevaron a ese lugar, donde despertó a su lado, confundido y aturdido. ¿Era esa la realidad? Pues él no quería que rescindiera y, asimismo, Juliette también así lo quería. Una noche, Juliette descendió del cielo a la Tierra, decidida a encontrar a su Luna, sin embargo, aunque pasara por miles de aventuras, ayudando a muchas personas en su camino, el tiempo continúo fluyendo frente a sus ojos sin poder hallar a su Luna. “Todos estamos enamorados de alguien que no conocemos o que no nos conocen, todos esperamos a ese alguien especial. A veces los hallamos y otras nos conformamos con quien nos dé un poco de amor o seguridad; o simplemente permanecemos solos. Pero creo que el amor más importante y al que debemos aferrarnos es al propio, ¿no crees?” esas fueron las palabras de Tyler que abrieron paso a la sanación de Juliette y sello el amor entre ambos. Juliette y Tyler estaban destinados a estar juntos, su encuentro así lo dictaminó; ambos debían pasar los obstáculos de sus pasados y los secretos de sus familias y así brillar después de toda la oscuridad en la que subsistieron en el pasado sin siquiera percibirlo. Obra registrada: 2309065263787


#38 en Romance #18 en Romance adulto joven No para niños menores de 13. © Todos los derechos reservados acreativangel's Books©

#romance #drama #estrellas #ficción #suspenso #juvenil #erótico #amorimposible #vidareal #ámsterdam
16
17.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1: Hasta que te encontré.

1

Hasta que te encontré.


Haarlem.

F: 09 de Mayo del 2023.

D: 10 de Mayo del 2023.


Haarlem es un municipio y una ciudad de los Países Bajos, que es la capital de la provincia de Holanda Septentrional. Se encuentra cerca de la desembocadura del río Spaarne, en el Noordzeekanaal, a tan solo 20 km al oeste de la capital nacional, Ámsterdam.

En Haarlem, los veranos son cómodos, los inviernos son largos y muy fríos, y hay viento y nubes parcialmente durante todo el año. A lo largo del año, la temperatura generalmente varía de 1 °C a 21 °C y rara vez baja a menos de -5 °C o sube a más de 26 °C.

La temporada templada estaba a punto de llegar, sin embargo, el cielo estaba teñido de gris, las nubes anunciaban la próxima lluvia.

Tyler sentía su cuerpo tiritar de frío, aunque 18 °C no era realmente la temperatura más baja en aquel pequeño pueblo, Tyler siempre fue sensible al frío. Siempre sentía que se le calaba en los huesos, incluso en verano.

El tren se movía rápidamente y se podían oír algunas voces animadas provenientes del resto de los pasajeros, pero Tyler solo escuchaba la música en sus audífonos, mirando al cielo como era habitual.

A sus veintiocho años, llevaba una vida bastante correcta en comparación con lo que las demás personas de su edad hacían. No vivía su vida entre alcohol, drogas, fiestas, distintas parejas sin compromiso, despertando en camas de desconocidos, hijos no deseados y responsabilidades ridículas. Él se sentía bien con su vida centrada en su trabajo como fotógrafo en una empresa muy importante, viviendo con su mascota en una buena casa, con pocos amigos, rodeado de libros, música, su amor por el arte y las estrellas, y un buen vino.

A pesar de que se convencía de vivir feliz y pleno, siempre sintió que algo le faltaba, pero no sabía qué era y miraba al cielo como si en él hubiera una respuesta.

La vida es como un dado en movimiento, girando en la mano del espacio-tiempo, esperando sacar un número al azar que desencadenaría un evento que podría o no ser irrevocable, pero que sucedería por una razón completamente desconocida para cualquiera. Los eventos aleatorios podían evocar dolor, lágrimas y pérdidas, pero también traían consigo alegría, euforia y amor.

Tyler bajó del tren y arregló su bufanda antes de comenzar a caminar, notando la mínima cantidad de personas en la estación. Y era común, ya que a las tres de la tarde muchas personas permanecían en sus empleos o escuelas, ya sea en la pequeña ciudad o en la capital. Él era uno de los pocos que tenía la suerte de salir tan temprano de su trabajo.

El castaño sentía sus piernas entumecidas, solo habían sido quince minutos desde la capital hasta Haarlem y aun así el viaje se sintió extenso para él. Pero no por eso cambiaría sus planes. Tyler tenía una obsesión por los libros, era adicto a ellos y simplemente no podía estar sin uno a la mano. Era fanático de lo apócrifo y ficticio, él podía sentir una conexión con cada mundo relatado en cada página de los distintos libros que había leído.

"Stadsbibliotheek Haarlem", la Biblioteca Pública de Haarlem, era un hito histórico y un lugar lleno de los mejores libros que Tyler había leído. Desde 1986 era dirigida por una misteriosa mujer de veinticinco años, que actualmente disfrutaba de los placeres de su retiro, dejando a cargo a su también misteriosa hija y nieta. Las tres mujeres vivían en el pueblo desde hacía años, no obstante, solo se conocían sus nombres, ya que rara vez interactuaban con alguien fuera de la biblioteca y solo hablaban sobre los libros.

Cuando Tyler atravesó las puertas de la hermosa biblioteca, era la hija de la antigua encargada quien atendía ese día. La mujer, de aproximadamente unos cuarenta años, le miró por unos segundos antes de proseguir con su lectura, ignorando absolutamente todo a su alrededor. Con un pequeño "Buenas tardes", Tyler siguió su camino dentro del lugar.

Conocía muy bien la biblioteca, era improbable que se perdiera allí e intrínsecamente conocía cada portada de cada libro. A pesar de ello, cuando cruzó el pasillo seis, en el último estante de la derecha, la cuarta fila en el fondo, dos libros cayeron a sus pies.

Eran de pasta negra y tenían unos círculos y símbolos en rojo, y su título era "After Dark". No tenían fecha ni autor, y Tyler juraba que nunca antes los había visto. Pero por alguna razón, los recogió y los miró embelesado.

Se dirigió hacia la mujer que leía entretenida y le mostró los libros. La mujer tomó escuetamente una hoja de registro y anotó su nombre, junto con los nombres de los dos libros, sin siquiera dirigirle la palabra. Cuando terminó de escribir en el registro, prosiguió con su lectura. Tyler, familiarizado con la actitud de la dama, sonrió en gratitud y se retiró sigilosamente.

Lo que Tyler no sabía era que esos libros serían un cambio en su vida, donde el destino, el espacio, el tiempo y las estrellas se convertirían en un factor agridulce en su vida.


Ámsterdam.

F: 09 de Junio del 2023.

D: 10 de Junio del 2023.


Un mes después de haber obtenido aquellos libros, él estaba enamorado, se había enamorado de la historia y del personaje principal. Ella era simplemente extraordinaria. Ya había leído ambos libros y no tenía ninguna queja sobre lo leído, pero había quedado en suspenso, él tenía la premonición de que debía haber una tercera parte. ¡No podía simplemente concluir así!

Bebió de su "Bubble Tea" mientras fruncía los labios inconscientemente, su atención se centró en la persona que se sentó frente a él y comenzó a hablarle vigorosamente.

—Oh, querido Tyler, si tan solo hubieras visto todo lo que ocurrió con el chico nuevo. Eso fue un desastre, incluso le arrojó la bebida encima a Rebecca y aunque ella no enloqueció, ¡el director sí lo hizo! —le narró la pelinegra mientras masticaba las frituras que había comprado en una de las máquinas expendedoras del edificio.

Tyler rió y miró a su amiga, esperando que continuara su charla.

Jenny Kim era una de sus mejores amigas, hija de una directiva y accionista de "CJ E&M ". Ella también era accionista y esperaba formar parte pronto de la directiva de la empresa donde ambos trabajaban, la cual era "AGUS", fundada y dirigida por August Miller.

La empresa "AGUS" había comenzado en Ámsterdam y con el paso de los años se había expandido por todo el territorio europeo, convirtiéndose en una de las empresas de mercadería y publicidad más grandes y cotizadas. Sin embargo, August Miller siempre se encontraba en la oficina principal, justo allí en Ámsterdam, y rara vez visitaba las demás sucursales, ya que sentía un gran cariño por el lugar donde todo comenzó. Tyler compartía ese mismo sentimiento, por lo que no le importaba viajar de Haarlem a Ámsterdam solo para trabajar.

—El pobre chico está abrumado, es su primer día. No deberían molestarlo —murmuró Tyler suspirando. Sentía lástima por aquel chico nuevo, pues él mismo sabía cómo era esa conmoción de ser "el nuevo". Y aunque en su caso el punto de vista fue distinto al del chico del que se hablaba, no podía evitar sentir empatía—. ¿Cómo se llama?

—Sam o algo así, lo cierto es que el chico es adorable. Me provoca abrazarlo como a un peluche de felpa.

—Le sacarás el alma con uno de tus abrazos mortales, cálmate —la pelinegra lo miró mal y rodó los ojos—. ¿Dónde está Rebecca?

—Debe estar a punto de salir de su última sesión de fotos. Sospecho que la harás ir a aquella biblioteca a buscar otro libro de esos con los que te obsesionaste.

—No entenderías, Jenny. La protagonista es..., es lo más increíble que hay. Viene de las estrellas y está deambulando por la Tierra buscando a su verdadero amor, a su Luna perdida. Ella es todo en lo que yo sueño.

—Todos anhelamos tener un amor hermoso de un libro, pero no por eso reduciremos nuestra existencia a eso. Deberías intentar salir con alguien.

—No. Mi corazón es suyo, no puedo dejarla ir.

—Si no fuera tu amiga, pensaría que estás loco. Es solo un personaje de ficción, no existe y no hay nadie en este universo como ella.

Tyler iba a replicar cuando la silla a su lado fue arrastrada y luego el peso cayó haciendo rechinar las patas contra el suelo de cerámica pulida.

—¡Hey! Estoy agotada —Rebecca se sentó al lado de Tyler, soltando una debilitada exhalación—. Ser modelo no es fácil, es demasiado agotador.

Rebecca Park era la otra mejor amiga de Tyler, ella era modelo y la cara principal de la empresa. Era bastante admirada y suspirada porque era realmente atractiva. A sus veintiún años, inició su carrera de modelo en la empresa, siendo una de las miembros más antiguas y que estaba desde el principio, cuando solo era un pequeño edificio casi en ruinas dirigido y mantenido por un chico aún joven de veinticuatro años.

Rebecca y Tyler eran los miembros más antiguos, mientras que Jenny solo había entrado hace cuatro años a la empresa.

—Claro, tener una cara bonita no es fácil —dijo Jenny cáusticamente. Rebecca le sacó la lengua en un acto infantil.

—¿Vamos a la biblioteca? —preguntó la pelirrosa a su amigo.

—Uh, si no es molestia —la contraria negó y Tyler sonrió—. Realmente necesito este último volumen.

—Entonces, vamos por él —dijo levantándose de su asiento e inmediatamente Jenny se alarmó.

—¿Piensan irse ahora? Tyler aún tiene cosas pendientes aquí en la empresa y tú, Rebecca, aunque hayas terminado la sesión, deberías ir a ver tus horarios de mañana con tu mánager —dijo Jenny mirándolos a ambos con el ceño fruncido.

—Tyler solo tiene que entregar unos papeles, le diré a mi mánager que los recoja por él. Y simplemente puedo recibir mis horarios por correo electrónico, así que no hay necesidad de quedarse —respondió la pelirrosa con una sonrisa inocente.

Jenny rodó los ojos y se levantó de su asiento.

—Bien, váyanse. Pero después no quiero oír quejas si les reprenden.

—¡Relájate!

Y Jenny se irritó aún más al escuchar eso, así que frunciendo los labios y pateando el suelo, se fue soltando blasfemias dirigidas a ambos mayores.

—Te encanta molestarla —alegó Tyler y Rebecca rió suavemente mientras asentía.


Haarlem.

F: 09 de Mayo del 2023.

D: 10 de Mayo del 2023.


"Lo siento, no existe tercera parte de ese libro. El sistema ni siquiera los tiene registrados, chico. No es necesario que los devuelvas, puedes quedártelos", fueron las palabras claras de la bibliotecaria cuando Tyler y Rebeca llegaron al lugar y averiguaron por la tercera parte de aquel dichoso libro.

Tyler gimió infeliz por la respuesta y Rebeca sintió pena por él al verlo tan afectado por la noticia.

¿Así terminaría? ¿Acaso nunca sabría si la chica de las estrellas encontró a su Luna? ¡Qué fiasco! Su suerte era infausta.

Rebeca intentó alentarlo mientras lo conducía para llevarlo a casa, sin embargo, no pudo lograrlo por completo, así que con una sonrisa de comprensión se despidió de él cuando lo dejó en su departamento.

Tyler suspiró en la soledad de su hogar, sonriendo cuando su mascota, un hermoso cachorro de Pomerania, lo recibió dándole besitos y moviendo venturosamente su cola.

—¿Me extrañaste? Papá también te extrañó mucho. ¿Qué tal si tomo un baño, comemos y luego te leo algo?—le habló al cachorro como si pudiera entenderle, aun así cumplió con lo dicho.

Se sirvió una copa de vino y llevó consigo unas croquetas de carne que tanto amaba su cachorro, y con música a bajo volumen y sentado en la terraza de su habitación sacó aquel libro, el pequeño cachorro en sus piernas.

—Bien, empecemos...

Ella era una chica de las estrellas, en el cielo se le podía encontrar como la estrella más pequeña y solitaria. Su brillo era tenue, una pequeña y olvidada "Fomalhaut" que nadie miraba debido a que su luz se estaba apagando. Ella deseaba amor, pero allí no encontraba a su amor destinado, a su Luna.

Una noche descendió del cielo a la Tierra, decidida a encontrar a su Luna, sin embargo, aunque pasara por miles de aventuras, ayudando a muchas personas en su camino, el tiempo continuó pasando frente a sus ojos sin poder hallar a su Luna.

La noche pasó vertiginosa y pronto el cachorro se quedó dormido, y él también lo haría, así que dejó a su pequeño en su cama. Él se fue a la suya con el libro aún entre sus manos, suspirando de nuevo.

«Yo quisiera ser tu Luna, chica de las estrellas... Mi amada Juliette, quiero ser a quien has estado buscando...» pensó amargamente.

Cerró sus ojos, una lágrima deslizándose por su mejilla y una sonrisa en sus labios.

Qué duro era estar solo y amar a alguien que no existía.


Desconocido.

F: 09 de Mayo del 2023.

D: 10 de Mayo del 2023.


Había una gran diferencia entre el amor en la vida real y en los libros. En los libros, había muchos momentos fastuosos, donde los protagonistas se entregaban en su amor hasta que sus corazones ardieran en la hoguera de la placidez, honestidad, respeto, ternura e ímpetu; donde de alguna forma u otra podían estar juntos, aunque al final se distancien por distintas situaciones o acaben toda su vida juntos con sus almas entretejidas. En la vida real, los primeros días eran hermosos, pero luego está el gran problema de: "Esto no es como imaginé que sería". Llega a ser latoso y doloroso, ilusorio en todas sus formas, simplemente desdichado.

Pero eso solo era el dictamen propio de Tyler tras años de soledad.

Tyler se removió en la cama. De repente sentía un peso sobre su cadera; había algo de calor mezclado con un frío sutil, no era desagradable, pero sí poco común para alguien que duerme en una cama grande, vacía y helada, porque su cama siempre estaba helada. Con pereza abrió los ojos, frotándolos con sus manos.

«¿Qué diablos es esto?»

Gritó como si alguien le estuviera asesinando y se cayó de la cama que notó no era suya, en realidad toda la habitación no era suya. Pero lo que lo alteró fue la chica en la cama. ¡¿Cómo demonios ella estaba ahí anteriormente abrazándolo?! ¡Ella no existía!

«Duh, tarado, es un sueño», se autoamonestó sintiéndose como un imbécil.

La chica en la cama abrió los ojos por completo al despertarse por el escándalo y se sentó en esta, mirando a la nada por unos minutos antes de conectar su mirada con la contraria.

«Para ser un sueño, esto es muy realista ».

No se esperó que la chica se cayera de la cama y le mirara casi despavorida.

—¿Q-Quién e-eres y c-cómo entraste?

—¿Eh?

—¿Uh?

Parecían un par de idiotas.

—Yo... ¿Esto es un sueño?

Deberían darle un premio por ser el idiota más grande del mundo y por dar las mejores respuestas.

—¿Sueño? —debatió la rubia mirándole con recelo—. ¿Me has visto cara de tonta?

—¡No! Es que yo no sé cómo llegué aquí. Y-Yo estaba en mi habitación y... El libro, ¡el libro! —se levantó apresurado hacia la cama, la pelirrubia moviéndose a un lado en el suelo. Tyler revolvió las sábanas sin encontrar el dichoso libro—. Oh, Dios, no, no, no, no...

—Necesito que te vayas, solo vete —espeta la de orbes grisáceos con destellos azulados en estos.

—No puedo irme, ¡no sé dónde estoy! ¡Ni siquiera sé si eres real! —la contraria le miró desconcertada, sintiéndose mal por él cuando lo vio formar un puchero en sus labios con el pánico inundándole de pies a cabeza.

—Hey, no vayas a llorar. No sé de qué hablas, esto es real —arguye levantándose del suelo, no muy segura sobre si acercarse o no.

—Tú eres Juliette Jensen.

—¿Cómo sabes mi...?

Y el mutismo fue sepulcral cuando Tyler dijo: —La chica de las estrellas.

Todo parecía un mal, un muy mal chiste.

—¿Qué diablos? ¿C-Cómo sabes eso? —Tyler le miró entre asustado y fascinado.

En persona, materializada, era mucho más hermosa que en las ilustraciones del libro.

—Tú eres el personaje de un libro, tú no existes, tú...

«Eres el amor de mi vida» quiso decir, pero eso lo guardó para sí mismo, ya que solía ser bastante teatral con sus palabras.

—¿Esto acaso es una broma?

—¡No, no lo es! Parece una mentira, pero digo la verdad, lo juro. S-Si existen las chicas de las estrellas, ¿p-por qué no alguien que aparentemente viajó por un maldito libro? ¿No podrías creerme?

—¿Dónde está el gas pimienta cuando se necesita? —Tyler retrocedió asustado por aquel comentario, sin embargo, la chica le sonreía ligeramente—. Está bien, ¿quizás tienes un punto? Ugh, no lo sé. ¿Un libro...? ¿Yo, personaje de un libro? ¿Seguro que no eres un drogadicto o algo así?

—¡Sé más educada! No me conoces y me tratas de esta forma. Estoy perdido, no sé dónde estoy, ni cómo llegué aquí y perdí mi libro. Sé más considerada —Juliette rió y Tyler sintió derretirse ahí mismo, su risa era armoniosa y candorosa.

—Bien... Um, esto es extraño, pero supongo que te creeré por ahora. Pero si intentas algo malo, te atendrás a las consecuencias. Iré a darme un baño, espera por mí abajo. Ya hablaremos.

—E-Está bien.

La locura había iniciado.


Todos tenemos una razón para vivir, así que no te rindas.

—A. S

acreativangel © 2023



PD: No se olviden de pasar por mi perfil e ir a escuchar la playlist oficial para una mejor experiencia durante la lectura.

23 de Agosto de 2023 a las 17:24 7 Reporte Insertar Seguir historia
8
Leer el siguiente capítulo 2: Soy el único que lloró.

Comenta algo

Publica!
Laila Gumiel Laila Gumiel
Ahahha me representa Tyler 😭 , pero lastimosamente yo no puedo desear que mí personaje favorito exista 😭😭
November 26, 2023, 16:37

  • Angela Sanchez Angela Sanchez
    Oh, por supuesto que te entiendo jsjsjs Tyler representa a todos los lectores que estamos enamorados de algún personaje y nos elevan los estándares a tope Xd La diferencia es que Tyler si pudo conocerla *llora en lectora🥲 November 26, 2023, 20:30
Claudio Stab Claudio Stab
Hacia su amable Obsequio, muchas gracias,Escritora; y ante los inminentes días, dedicarlos ellos al leer su inicial Novela. Saludos a Usted
September 30, 2023, 19:19

  • Angela Sanchez Angela Sanchez
    Gracias por su hermoso comentario, lo he de apreciar muchísimo. Espero pueda disfrutar de esta novela que es mi primera publicación y no soy una profesional, no obstante, está escrita con mi alma y corazón, y añoro que pueda sentir todo los sentimientos que quiero transmitir a través de esta novela. Su apoyo ha sido bien recibido, mil gracias💜 October 02, 2023, 03:01
  • Claudio Stab Claudio Stab
    Mi muy agradale Novelista: La Humildad es este verdadero Principio, y lo está en sus modos tanto de sus Comentarios como en su acercar hacia mis Redacciones; su Humildad es Proemio de su Espejo y refleja el emprender alegre, lo amigable de mi haber a Usted.De la Obra, posee ella todo el cariz requerido: la Intriga de Inesperados eventos, Personajes estructurales Definidos, secuencias y situaciones Desatadas, todo en concordancia a la Novelística, mutricia en hechos. Como expuse a otro Escritor, no soy cultor de este Género, empero, sí reconozco la habílidad y dedicación hacia tan ardua Tarea, y en la que a Usted por verdad Admiro, a quien le Deseo mis más gratos y cálidos Augurios. Hasta muy pronto, Escritora October 02, 2023, 16:00
  • Claudio Stab Claudio Stab
    "Mi muy agradable Novelista", deseé describir. Perdone mi Error October 02, 2023, 19:19
  • Gabriel Rodriguez Gabriel Rodriguez
    Échele un vistazo a mi historia y díganme que tal October 22, 2023, 21:49
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 26 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión