Cuento corto
0
6.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Mi diario extraño

"29 de Marzo 2007"


De repente suena esta maravillosa canción reproducida por los auriculares que me regaló mi madre. No me acuerdo de haberla puesto, pero no me quejo. Se trata de una canción que nunca había escuchado en mi vida, una pieza increíble e inexplicable. Tengo las inmensas ganas de ponérsela a mi madre, pero será un esfuerzo inútil, es sorda, mi padre también... llamadlo amor. Dos sordos unidos proporcionando lo que nunca tuvieron a su hijo. Aparte de la melodía (tranquila y lenta), lo que más me llama la atención es la maravillosa letra, una letra que parece escrita para mí.

"Eres especial, no te dejes machacar..." "Nadie es superior a ti..."

La voz que la canta es muy grave y profunda, una voz que asustaría a cualquiera, voz no comprendida entre las criaturas de este planeta. Una voz mezclada con muchas otras diferentes, pero todas me dicen lo mismo.

" Despierta y hazte escuchar y ver..."

Quito uno de mis cascos y se lo pongo a mi hermano pequeño... no reacciona... No me digan que también se ha vuelto sordo, es imposible... no le hago caso.

" Algunos se ríen, pero pronto no lo harán..." La canción sigue

La letra se apodera de mi, se me está quedando en la cabeza, fluye... El primer estribillo es muy repetitivo

" Ponle fin, ponle fin, ponle fin, ponle fin..."

La voz cambia de melódica a gritos desgarrados... Me incómoda y asusta, empiezo a sudar, mi corazón corre... Mi hermano me mira con curiosidad.

" Ha llegado la hora Nick, ha llegado la hora Nick..."

¿Cómo sabe mi nombre esta voz? ¿Qué hora? Me asusto demasiado, me quitó los cascos y los tiró al suelo. La voz sigue... dios mío...

" No te quieren niño, no te quieren niño..." "No merecen seguir aquí..." "Mamá no quiso tenerte..."

Miro al suelo y no veo mis cascos, estarán debajo del sofá o quizás... o quizás nunca tuve unos...

"Tu hermano se ríe de ti..." "No debe hacerlo..." "Castigale Nick..."

El pequeño se ríe en mi cara, aprieto los puños y se los entrego en la cara, me pasó unos minutos dándole golpes hasta destrozarsela... Se ha metido con la persona equivocada...

"Están en la ventana..."

Miro por la ventana y los veo... Los ángeles caídos me sonríen, el detalle es que sus sonrisas son gigantescas y sus dientes negros... Uno de ellos me enseña su lengua... Cojo la silla y la tiro por la ventana, los echo de mi hogar...

" Ahora es él..." Prosigue la canción.

Miro a mi hermano y este me muestra su sonrisa gigantesca con la lengua fuera... Decido estrangularlo con mis propias manos, viendo como su sonrisa se acaba... jajaj

"Bien hecho Nick..." "Ahora a por los diablos..." "Metal frío para ellos, metal frío para su carne..." Las voces se vuelven seguidas y no cesan.

Me dirijo hacia la caja de herramientas y escojo un destornillador junto con un martillo. Espero... Pasados los dos minutos entra una mujer que se identifica como mi madre, pero solo me quiere engañar.

"No es madre..." "Mátala, mátala, mátala, mátala, mátala..." Las voces se convierten en gritos del infierno, pero la letra me encanta. Es expresiva...

Me acerco a esta mujer y aprovecho de que tiene las manos ocupadas para clavarle el destornillador en un ojo y dar un buen uso al martillo contra su cabeza.

" Dale, dale, dale, dale, dale..." El ritmo de la canción se vuelve loco. Yo sigo normal...

Le doy, le doy y su sangre verde pegajosa se pega a mi cara, esto me cabrea y decido usar el pie para acabar con su cabeza.

La canción se para de repente, me abandona y yo me siento solo de nuevo. Decido sentarme a contemplar la luz de la bombilla, dentro veo a una pequeña persona que me saluda. Le devuelvo el saludo con una sonrisa amplia... En este momento la puerta se abre, pero se atasca por un segundo, debido a los trozos de cráneo que quedan de la esposa del diablo. Finalmente se abre y entra un hombre que se parece mucho a mi rostro, grita fuerte y deja caer de su mano un libro "Convivir con un esquizofrenico" "Dr. Edwards".

"No son sordos Nick..." "Simplemente no son capaces de escuchar esta canción"

Me dijo el hombrecito en la bombilla y me dedicó un guiño cachondo.



27 de Marzo de 2018 a las 00:15 2 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comenta algo

Publica!
SR Sofia Rodriguez
Me encanto!Super original!Me causo calosfrios!Sigue escribiendo asi!Felicitaciones!
26 de Abril de 2018 a las 20:36
Francisco Martínez Francisco Martínez
Interesante la temática y original la historia.
3 de Abril de 2018 a las 15:34
~