u151117294 José Miguel

Wireless Corp busca crear el dispositivo de realidad virtual mas avanzado del planeta, en su búsqueda y error contrata a miles de personas para probarlo en su fase mas temprana, entre los contratados esta Leyden, un joven que al igual que el resto quedara atrapado en un mundo virtual.


Ciencia ficción Todo público. © Todos los derechos reservados.

#accion #realidadvirtual #science-fiction
2
6.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Parte 1 – Registro

El mundo estaba por conocer el poder de la realidad virtual, eso decían todos los medios de transmisión de noticias, blogs en internet, foros y platicas, no había nadie que no estuviera al tanto del avance tecnológico de Wireless Corp.

Su nuevo producto “Virtual+” prometía la mayor inmersión virtual jamás conocida, las imágenes lo mostraban como un aparato pequeño, de fácil uso, y muy práctico.


Era solo lo necesario para acceder a un enorme servidor llamado “Nexus”, desde allí la interacción humana con objetos digitales sería más real, según su anuncio no notarias la diferencia entre la realidad y lo virtual. Tan solo faltaban 24 meses para el lanzamiento de Virtual+.


Dos años completos de espera para aquellos que eran lentos, pues la empresa había publicado un anuncio solicitando personas para la fase de pruebas y allí me encontraba yo, en sus oficinas haciendo fila detrás de unos cuantos miles de personas.

Hice fila durante casi 2 días, las personas de Wireless Corp revisaban de forma minuciosa cada aspecto de tu vida, desde lo social, familiar, económico, trabajo, ideas y pensamientos, personalidad, respondí varias encuestas y finalmente una mujer me entrego un boleto dorado, había sido seleccionado para la fase de pruebas.


—Debes presentarte en la dirección del boleto en 2 días —Me dijo la mujer—. Procura llegar temprano, estará bastante lleno.


No entendí a que se refería con lo de estar bastante lleno, aun así, salí alegre de poder probar la realidad virtual avanzada antes que otros, había valido la pena la larga espera.

Los 2 días siguientes pasaron volando, cuando finalmente llego el día de la prueba fui de los últimos en llegar a la dirección del boleto, no lo sabía, aquella dirección era la ubicación de las enormes instalaciones de Wireless Corp, no eran sus oficinas, era su laboratorio principal, allí se creaban los cientos de aparatos de vanguardia tecnológica que Wireless Corp vendía.


—¡Atención! Hay aproximadamente 5000 personas aquí, necesito que cada una siga al sujeto que sostenga el cartel con el rango de números en el que se encuentre su folio —Dijo un sujeto de bata blanca en la entrada principal.


Había varios guardias armados que sostenían carteles con cifras numéricas, se dividían en 500 números, mi numero estaba cerca del final, era el 3567, me demore en encontrar al sujeto con el cartel 3500-4000. Al finalizar la agrupación a cada grupo de personas las llevaron a zonas distintas de lugar, antes de ser las oficinas de Wireless Corp esto fue una base militar, bueno eso escuche de un sujeto bastante delgado que temblaba mucho y constantemente trataba de hacer conversación con alguien.


Mi grupo fue llevado a la entrada de un hangar grande, pero solo era un ascensor enorme que nos llevo varios metros debajo del suelo. Todos seguíamos en silencio al guia que nos hablaba del objetivo de la prueba, nos pedía seriedad y discreción una vez dejáramos el laboratorio. Seriamos los primeros en entrar a un entorno virtual al 100%.

Nos fueron separando y llevando en grupos por pasillos diferentes hasta que termine con unas 20 personas en una sala grande, en el centro había 20 camas y un aparato enorme al cual estaban conectados varios cascos.


—Permítanme presentarles Virtual+ en su versión más básica, este dispositivo será el que cambie el concepto de realidad virtual que conocemos


—Dijo una voz a través de altavoces que había en la sala—. Les pido por favor seguir las indicaciones de los encargados y yo Liam White director ejecutivo de Wireless Corp les agradezco de antemano su aportación al proyecto VirtualFire.


Minutos más tarde me recosté sobre una de las camas, uno de los encargados me puso el casco algo ajustado, cerré los ojos como nos pidieron y después de un ruido extraño todo se volvió oscuro.

Cuando me di cuenta estaba flotando en una infinita oscuridad, ya no sentía mi espalda sobre la cama, estaba allí flotando, como si fuera el espacio, podía sentirlo, era tan real que llego a darme miedo durante los primeros minutos. De pronto llegó la gravedad y aunque no había nada debajo de mi pude caminar sobre un suelo invisible, delante mío apareció un computador y su pantalla me pedía registrarme antes de iniciar.



Nombre: Layden

Contraseña: ******



Tan pronto hice click en aceptar todo a mi alrededor se comenzó a distorsionar, una brillante luz blanca me cegó unos segundos y cuando abrí los ojos a mi alrededor había toda una ciudad de fantasía.


—Bienvenido a Terra Leyden —sonó una voz en mi cabeza.


Era una verdadera belleza ver Terra, cielos azules, enormes nubes blancas, torres y castillos enormes, bosques frondosos y una gran cantidad de animales de granja a los alrededores de la ciudad cuyo nombre era Garea.

Quede fascinado por la poderosa realidad virtual, me emocionaba que tantas cosas eran capaces de hacerse en este mundo, era obvio que Wireless aposto por un mmo rpg como su primer producto no solo porque los juegos en línea dominaban el mercado sino porque su producto Virtual+ era una verdadera joya que explotaría al 100% la realidad virtual y el bolsillo de los video jugadores.


Pase varias horas explorando la ciudad, era bastante grande y estaba muy animada, había puestos con comida, armas y armaduras que eran atendidos por personajes del juego, tenían acentos variados y eran bastante alegres. Me compre una espada larga y una armadura de ligera para adentrarme un poco en el bosque, algunos lobos me atacaron, pero eran enemigos sencillos. Realmente me estaba divirtiendo cuando un mensaje apareció frente a mí, “Ve a la plaza principal” decía.


No fui el único, todas las personas se estaban agrupando en la plaza principal alrededor un obelisco que estaba en el centro del lugar. Los minutos pasaban y noté que en aquella plaza había mas de 5000 personas, muchas más.


—¿Ya esta grabando? ¿Sí? —un audio comenzó a reproducirse sobre el obelisco, era la voz de un hombre, parecía cansado o molesto—. Bien, no se como decir esto, nunca creí que realmente fuese a hacerlo…—comenzaba a sonar molesto—. Bienvenidos a Terra, un mundo ficticio creado a partir del arduo trabajo de excelentes programadores y animadores, gente como yo que se ha esforzado mucho y no ha sido debidamente recompensada, pero eso es otra historia, vengo a decirles que desde ahora ustedes son un experimento —de pronto se escuchan varios golpes fuertes a una puerta y varios gritos en el fondo, el sujeto que habla se escucha mas tenso—. Un experimento muy horrible, ustedes ya no pueden desconectarse del sistema, no pueden salir de Terra, son rehenes en el juego hasta que Wireless y yo lleguemos a un acuerdo o hasta que terminen el juego—suenan varios disparos en el fondo, unos hombres dicen algo en un idioma desconocido y el sujeto continúa hablando—. Hasta entonces, disfruten su estancia en Terra.


El audio termina y todo se queda en silencio…

27 de Diciembre de 2019 a las 05:12 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Parte 2 – Las cavernas de plata

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

El Réquiem de Tanatos El Réquiem de Tanatos
La Casa del Snark La Casa del Snark
La llaman la ciudad fantasma La llaman la ciudad ...