VR - Realidad Virtual Seguir historia

u151117294 José Miguel

Si te dijera que te puedo hacer eterno, a cambio de dejar para siempre tu cuerpo físico, ¿Aceptarías? Esas fueron las palabras que hicieron a Miles empezar la búsqueda de la eternidad, en un mundo cada vez más oprimido y militarizado. El único escape que tienen algunos es La red, gracias a las nuevas tecnologías, el concepto de “navegar por internet” ha cambiado, ahora todo es más real, muchas cosas han cambiado desde la aparición de las tecnologías de Wireless Corp. Prepárate para navegar junto a Miles en el universo hecho de otros universos, donde no hay inicio ni final.


Ciencia ficción Todo público. © Todos los derechos reservados.

#science fiction
2
6181 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo – La necesidad de respirar

La primera vez que experimente la realidad virtual tenía 12 años, en aquel entonces se usaban grandes maquinas con grandes cables conectados a los ordenadores.

Esas máquinas almacenaban miles de millones de datos de información, y tenían que usar enormes procesadores para simular entornos sencillos y prácticos. Claro, veníamos de una época donde la tecnología era cada vez más pequeña, pero la creación de “Semillas” era realmente un trabajo duro.


Aún recuerdo aquel juego, era un simple rpg de unas pocas horas de duración. Me sorprendí la primera vez que entré al sistema, había muchas cosas distintas a la realidad, recuerdo que no necesitaba respirar, casi me da un ataque cuando noté que no lo hacía naturalmente, mi hermano me desconecto del juego porque mi cuerpo inconscientemente estaba dando saltos y convulsionando, a pesar de que, si estaba respirando, mi mente sentía todo lo contrario.

Aquel día me di cuenta de lo reales que podrían llegar a ser los entornos virtuales.

Con el paso del tiempo los mundos creados se volvieron cada vez más realistas y detallados, hubo que establecer algunas reglas para todos los mundos creados con el fin de entretener, la más importante era que todos los mundos debían obedecer las leyes físicas que nosotros conocemos.
Sí, en ocasiones había creaciones que desafiaban el concepto de realidad que tenía nuestra mente y eso provocaba algunos problemas psicológicos en las personas. Otras personas usaban estos mundos para satisfacer sus deseos más oscuros, por un lado, evitaba que lo hicieran en la vida real, pero había tantos sitios con objetivos tan mortales, tan asquerosos y tan peligrosos que poco a poco se fue prohibiendo la libertad de crear semillas propias.

Debieron pasar 10 años más para que la realidad virtual se fusionara con el internet, creado así el espacio virtual más grande todos, Wireless-Corp.
Llevaba el mismo nombre de la compañía que lo creo, era el mundo de internet en forma virtual, alcanzable para todo aquel que tuviera un dispositivo de conexión virtual, un C-Virtual de Wireless Corp.

Wireless invirtió gran cantidad de dinero en crear el entorno virtual más grande de todos, su nombre fue Terra #2. Se volvió uno con el internet y guardo toda la información que hasta entonces existía, no había nada que no pudieses encontrar y reproducir.
Me agradaba hacer mi tarea de historia en el entorno virtual, siempre reproducía los hechos e interactuaba con ellos, desde guerras históricas hasta eventos mucho antes de que la humanidad existiera. No había un límite para lo que se podía hacer en Terra.

Pero, con el paso del tiempo muchas cosas cambiaron. La gente pasaba más tiempo en la realidad virtual que en su propia realidad, incluso yo… Cada vez que me desconectaba es como si dejara atrás la verdadera realidad y me adentrara en un mundo con cielos grises y oscuros, con gente triste o malhumorada, a veces deseaba quedarme para siempre en Terra y no volver a despertar jamás.

Así que, cuando escuché de la eternidad por primera vez, puse toda mi atención a aquella persona que prometía la vida eterna en la red.
Sonará como ciencia ficción pero era posible extender el tiempo dentro de la realidad virtual, bueno el tiempo no se extendía, más bien pasaba mucho más lento en algunos servidores que así habían sido creados. Esto permitía que una hora en el mundo real pudieran ser hasta cuatro en la red, por supuesto incluso para esto había un límite de 1/6, es decir, una hora real podía ser como máximo 6 horas virtuales, de lo contrario el cuerpo comenzaba a sentirse cansando, tanto física como mentalmente.

No recuerdo cuando fue que mi curiosidad por conocer la eternidad se hizo más grande, pero al final logro captar toda mi atención. Ahora, más que nunca deseo encontrar la forma de volverme uno con la red, aunque mi vida real dependa de ello.

Han pasado meses desde que inicie mi búsqueda, y nunca logre encontrar pista alguna que me acercara a la eternidad, bueno, al menos no hasta ahora.


25 de Marzo de 2018 a las 04:23 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Parte 1 – Muerte misteriosa

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión