lady_ophelia sele laport

Las personas son como las emociones. Inestables, volátiles, cambiantes, brillantes o inesperadamente oscuras. Como las relaciones, como las vidas. Como el arte y como cada sentimiento que no se puede evitar sentir. Esta es una historia sobre ese tipo de personas. De las que aún están aprendiendo a vivir, a sentir, a querer, a amar bien, a abrazar bien, a respirar el arte que se escapa de las manos y de la garganta, a crear ese arte, a amarse y a verse a ellos mismos en cada palabra y en cada atardecer. A amar hasta cada sílaba de su propio nombre. Es sobre personas que están aprendiendo a estar casi bien, a llegar a algo así como estar bien.


Inspiracional No para niños menores de 13.

#poemas #poeta #arte #teatro # #romanticismo #adolescente #adolescencia #ataque #bullying #creciendo #ataquedeansiedad #culpa #mafia #realización #juvenil #saludmental #sanar #autoconocimiento #poema #amorpropio #sentimientos #contacto #amistad #enamoramiento #cartas #amor #crecer #ansiedad #romance
17
14.4mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Intento de prefacio. (Por favor leer)

Hay una cosa llamada Catarsis.

Cada palabra tiene sus determinados significados incluso sin que cada persona le de un valor propio; pero con estos valores que les damos, son una red enorme de más palabras, de momentos y de ideas que se forman en la sien al oír o mencionar dicho conjunto de letras.

Mi definición de Catarsis es (de alguna manera poco específica): "Sentimiento provocado por el acto de escribir una serie de sentimientos, colores y neblinas mentales con intención de liberación".

La Catarsis en la que mi cabeza piensa cuando oigo la palabra está impregnada por cada página de este libro como si hubiera sacado la tinta de la pluma desde los propios líquidos de mi corazón.


He presenciado, de una u otra forma, lo que significan los colores en la cabeza de alguien que está cansado de ver el mundo con sus formas predeterminadas y actuales, así que me entiendo a mí misma cuando digo que escribí colores en cada página. Las neblinas mentales están dispersas en cada párrafo e incluso hay algunas de ellas en diálogos. Y los sentimientos son, obviamente, todo esto en conjunto.

"Adolescente" en el tipo de historia, está porque soy una adolescente. Porque cada situación y cada abrazo tiene un sentir que sale de la etapa que estoy viviendo como persona, y si no sale de mí sale de mis alrededores; pero el punto es que, al final, sale de mi cabeza, y de alguna manera debió llegar a mi cabeza conmigo siendo sólo una adolescente. De alguna manera tengo que haberlo comprendido tanto como para confiar en que estaba escribiendo los mismos colores que conforman a una persona de manera realista. Así que el libro es en definitiva de adolescentes para adolescentes y sobre adolescentes.

La historia como diario de diversas personas porque confío ciegamente en que no soy la única que tiene un diario interno en la cabeza en el que analiza cada suceso y cada sentimiento de forma exhaustiva (y lo hago también por vos, porque confío en que si yo los entiendo y los narro, tal vez no tendrías que entenderlos por tu cuenta, confío en que te encuentres en alguien más para evitarte un abismo diminuto).

Pequeña aclaración: Ningún abismo es diminuto.

Confío también en que esta historia sea un pasaje de tu cabezas a la mía. Confío en que de esta forma vas a entender los distintos sentires que salen de una sola situación y a comprender que todos tenemos mundos enteros dentro del cuerpo, y que nadie siente más que otro sólo por ser su propio protagonista. Una se cansa de la incomprensión.

Y espero que, tal vez, mi Catarsis no se sienta tan personal. Espero que sepas que de mi propio mundo saco todo, mi mundo no mis mundos, los de afuera no los internos.


Sin embargo aún es Catarsis, claramente.

2 de Marzo de 2024 a las 01:12 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Una historia mal contada.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 59 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión