Guerra desconocida Seguir historia

jafeth-soto3521 Jafeth Soto

Una especie nueva de criaturas a parece en un pequeño país de Centro américa, estas crean una plaga en la ciudad que poco a poco se expandirá por todo lugar existente. Las personas que quedan vivas deben arreglárselas para sobre vivir a esta guerra desconocida entre especies.


Ciencia ficción No para niños menores de 13.

#Monstruos #Apocalipsis #CienciaFicción #Plaga #Latino
1
6989 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Impacto.


-En otras noticias: La plaga se ha extendido por todo el gran área metropolitana, la capital se ha convertido en un verdadero hueco, donde ni siquiera las autoridades pueden hacer algo. La idea de la ayuda extranjera es un sueño que poco a poco se aleja debido a que nadie quiere entrar en las fronteras del país, esto se ha convertido en noticia global y la ONU parece que no quiere tener que ver nada con esto mientras noso...

- ¿que pasa Adam?

- Se quedo sin baterías...

- ¿Ahora que haremos? Ya no existe lugar alguno para esconderse, San José no es opción ya; ni siquiera para pasar, seria una muerte segura, prácticamente un suicidio.

- Tenemos que encontrar una manera de llegar a algún supermercado, tienda o lo que sea... Necesitamos alimentos y medicamento para tus heridas Aren.

- ¿De que hablas? ¡Yo estoy bien! Nunca estuve mejor.

- ¿Piensas que soy idiota? Estas gravemente herido desde la explosión en en la estación y lo sabes, necesitamos medicamentos para que te sane la herida y algún coagulante porque has perdido bastante sangre mientras caminábamos.

- Perdón, solo no quería ser otra carga mental para ti...

- Aren, sabes que nunca lo seras, mas después de lo que hiciste por mi. Ya veras que encontraremos alguna manera de sobrevivir aquí y mas importante, una manera de salir de este maldito hueco.

- Por ahora esperar a que sea de noche, porque cada vez hay mas de esas cosas y no veo manera de salir sin que nos vean.

- ¿Sabes usar eso?

- No soy muy bueno con las armas, puesto que nunca había tocado una antes.

- ¿y como diablos conseguiste esa?

- Era de mi tío, fue lo único que alcancé a tomar antes de tener que salir de mi casa...

- Aun no me has contado el porque tuviste que huir de tu casa.

- No se, fue muy confuso, ni si quiera yo termino de procesarlo aun. Como de costumbre yo estaba en mi casa, terminando de ordenar mis útiles para ir al colegio, por supuesto estábamos al tanto de lo que había pasado en San José, de que calló el meteorito, aunque nunca pensamos que fuera a pasar de ahí solo opinábamos entre nosotros que debió ser un meteoro muy grande, pero como no hubo ninguna persona perjudicada no le tomamos mucha mas importancia. Esa noche terminando de cenar todos se fueron a acostar, yo me quede jugando con mi computadora como de costumbre y por ahí de las 10:30pm escuche un zumbido semejante al de una cortadora de cabello, seguido de un gran estruendo que sacudió mi casa, tal fue el impacto que los vasos y platos de las alacenas se cayeron, impactado yo salí corriendo a ver que pasó y mi sorpresa fue que justo en la orilla de la carretera estaba un cráter de tal vez unos cuatro metros de diámetro y en su interior una roca de un color particular, el cual se asemejaba a el metal cuando esta fundido, de esa cosa salia una especie de vapor mas espeso que la neblina el cual comenzó a secar o tal vez deshidratar el césped a su alrededor y a la orilla de la carretera. Yo asustado corrí dentro de la casa y espere a que mis padres también salieran, cuando estábamos afuera decidimos ir inmediatamente a casa de mi abuela ya que nadie se atrevía a ir a revisar dicha piedra y que el calor que liberaba era tremendo a tal punto que a tres metros ya sentías que te quemaba, la casa de mi abuela quedaba a unos veinte kilómetros de nuestra ca... ¡Eso es, lo tengo! ¡Esa es la solución!

- ¿Que pasa porque tanta emoción? cálmate un poco.

-Podemos ir cerca de la casa de mi abuela, ahí existe un supermercado, una farmacia y una iglesia grande donde nos podremos ocultar y tendremos suministros, de una vez podre ver que esta pasando ahí arriba.

- ¿estas seguro de lo que dices?

- ¡Por supuesto! el único problema es: ¿como haremos para llegar allá?

-Por eso no te preocupes, hay muchos carros libres alrededor de la ciudad, eso no será problema.

- Pero ¿por eso mismo será difícil de pasar no crees?

-Pues tal vez... Pero nunca lo sabremos, tenemos una oportunidad de que las calles estén libres por lo que vale la pena tomar el riesgo.

- Pues si, es mejor tener una única esperanza que darlas por perdidas todas.

*Estruendo*

- ¡Maldita sea, nos descubrieron! 

- ¿Que, pero como? ¡Se supone que esas cosas solo tienen el sentido de la vista, no pueden habernos encontrado aquí!

- No se de que manera se dieron cuenta que estábamos aquí, pero es momento de correr que esa puerta no aguantara mas ¡apresúrate!

- ¡Espera! Mi pierna... Esta muy lastimada... Ya no tengo fuerzas...

- ¿Y así pensabas engañarme con que estabas bien? Corre apóyate en mi, no tenemos mucho tiempo. No es la opción mas viable, pero tenemos que subir, no queda otra opción aunque no se que haremos una vez lleguemos ahí...

- No creo que lo logremos...

- ¡Vamos arriba la esperanza! ¿Como crees que llegamos aquí? No fue por travesuras ni accidentes del destino, por algo estas aquí ¿No crees?

- Pues si, en parte tienes razón pero no le veo salida a esto...

- ¡Mira! La puerta de la azotea, podremos salir por ahí.

- ¿Y luego que? caer a un vació de 50 metros?

- ¡Mierda! Tienes razón.

- Mira esa puerta, con mucha suerte no entraran aquí si la cerramos bien ¡vamos!

-Adelante Aren, escóndete yo veré como tranco esta maldita cosa.

- Con ese mostrador, eso lo sostendrá.

- Listo Aren, déjame detener esa hemorragia, porque no creo que puedas dar mas si sigues perdiendo tal cantidad de sangre.

-¡Cállate...!  

*Sonido arrasador; como si cayera granizo sobre el suelo, apoximandose*

- Aren; susurra y no te muevas, ni si quiera chistes, esto te dolerá...

*Hala un pedazo de camisa alrededor de la pierna para hacer presión y contener la sangre*

-¡¡¡...!!!

- Listo eso detendrá la sangre por ahora.

*Estruendo de golpe en la puerta*

-Mierda ¿Como diablos supieron que estábamos aquí? Si con costos ven no puedo creer que este volumen nos escucharan.

- ¡Ponte en pie, rápido, eso no aguantará por mucho!  

- ¿Y que haremos? ¡No hay forma de salir!

- Aren...


24 de Febrero de 2018 a las 02:02 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los viernes.

Conoce al autor

Jafeth Soto Quiero ser feliz

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~