Contagio Seguir historia

roxanab Roxana B. Rodriguez

AU: Un ataque terrorista con un arma biológica que es capaz de convertir en zombies a quienes se infectan con ella. El plan de evacuación ha comenzado en algunas zonas. Lo que no saben es que hay infiltrados aun entre los que creen más cercanos a ellos.


Fanfiction Sólo para mayores de 18.

#Horror #Romance #Escenas de sexo #Lemon #Gore #Drama #Maito Gai #Naruto #Oshiro Fuyuki #Hatake Kakashi
3
7067 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1


Lo primero que podían hacer era mantener la calma. La situación se le estaba yendo de las manos con el ataque terrorista al país. Tsunade, como Ministro de salud, se estaba enfrentando a una de las peores epidemias que podía imaginarse en toda su carrera.


No podía dar semejante notica a la población o el pánico se iba a apoderar de los civiles. Pero considerando la gravedad de la infección y lo rápido que ésta estaba avanzando en las personas infectadas que ahora, mantenían en cuarentena, debía actuar rápido. No sabían qué tan rápido podía esparcirse, pero sí sabían que una vez que infectaba al paciente, la enfermedad tardaba horas en manifestarse y hacerlos casi zombies, moviéndose arrastrando los cuerpos, volviendo a sus más primitivos instintos de lucha, los más básicos para sobrevivir.


—Shizune, manda una alerta. Nadie entra ni sale de Japón —dijo al ver tras la pared de la sala de cuarentena como aquellas personas iban volviéndose cada vez menos humanos, intentando salir a golpes de la sala de reclusión.


—Pero…


—¡Hazlo ahora! —gritó molesta y se fue al laboratorio. Necesitaban encontrar una forma de contrarrestarlo o no iba a quedar sobreviviente alguno ni en el país y posiblemente, el mundo si lograba expandirse.


******


Les extraño recibir un mensaje para reunirse en el colegio junto con sus familiares. Jiraiya, el director del instituto, había recibido las noticias de su colega y lejos de buscar salvarse sólo, iba a llevar a todos los que pudiera con él a un refugio hasta controlar la inminente amenaza, el problema es que ésta no era fácil de combatir por hombres como él, que sólo sabían valerse por la pluma y ocasionalmente, por los puños. Todos los alumnos estaban reunidos en el patio con todo el personal de la institución. Y había un equipo de médicos que los revisaba confirmando que no habían sido afectados todavía.


—¿Qué es lo que piensas hacer? —preguntó Kakashi desde la puerta de su oficina mientras él miraba por la ventana.


—Tengo una finca en las montañas. Está alejada y es segura. Nos resguardaremos ahí hasta que todo esto pase —le indicó volteando a verlo.


—¡Kakashi-sensei! —gritó Fuyuki, una de las alumnas de Kakashi, llegando con Sakura e Ino hasta a dirección— lo estábamos buscando ¿qué se supone que hacemos aquí?


—Es una amenaza biológica —dijo Sasuke apareciendo detrás de ellas junto con Gaara y Lee, haciendo que las tres jóvenes gritaran por ello. Quedó a cargo de Kakashi y Jiraiya callarlos y cerrar la puerta para que nadie de afuera escuchara. Hasta ahora, venían bastante bien manteniendo el secreto, no podían permitir que un crío lo arruinara— mi padre trabaja en las fuerzas de seguridad nacional. Apenas se enteró de su plan de resguardo, me mandó aquí, aunque hubiese preferido quedarme en el cuartel con él y con Itachi —el disgusto se palpaba en su voz, haciendo que tanto el director como su profesor soltaran un suspiro dejando caer sus hombros.


—Esto no debe salir de aquí —dijo severo Jiraiya— si llega a oídos de la población esto, se desatará un verdadero caos afuera. Por eso, vamos a evacuar a todos los que podamos mientras aun haya posibilidad de salir de aquí.


De momento, ellos no tenían más que hacer que mantenerse a salvos. Tsunade les había alertado de lo peligroso que se estaba volviendo todo y como los infectados reaccionaban. Jiraiya y Kakashi lo habían visto de primera mano. Luego Gai y Asuma se habían sorprendido con ello y habían procurado ayudar a mantener la calma junto con los otros profesores que intentarían, hacer más amena a estancia de los alumnos y de sus familias en lo que fuera posible. Al menos, mientras tuvieran que convivir en un mismo lugar.


Jiraiya, además de administrar y dirigir el colegio, era un famoso escritor de novelas, la mayoría de su repertorio no era precisamente apto para todo público, pero era lo de menos, que precisamente ahora, todo ese dinero ganado en esos libros, iba a servirle de algo al poder contratar los helicópteros que los sacarían a todos de ahí y finalmente, los dejarían a salvos hasta que el peligro pasara por completo o al menos, fuera seguro volver.


******


—¿A dónde fueron Sakura-chan y los demás? —preguntó Naruto con las manos detrás de la cabeza, apoyándose contra la pared al lado de Hinata.


—Creo que se fueron a averiguar por qué nos citaron aquí.


Naruto suspiró sonoramente y rodeó con uno de sus brazos a Hinata atrayéndola más consigo.


—Yo sólo espero que no se demoren. Quería ir a cenar ramen contigo —exclamó como si fuera el mayor pesar del mundo.


Hinata sonrió con calma y se quedó al lado de su novio. Aunque tenía un mal presentimiento de lo que sucedía, había algo raro en la ciudad, desde la cantidad de vehículos y amontonamientos que había visto al llegar al Instituto. Todos parecían estar con prisas y no entendían bien las razones. Lo cierto es que tenían que esperar para saberlo.

******


Los hicieron subir a todos a la azotea del edificio que era el único lugar donde podrían contar con una pista de aterrizaje al ser una de las zonas más amplias de todo el instituto. El campo deportivo era una opción, pero temía si lograban saltar las cercas. Lo mejor era estar ahí, que al menos, iban a darles tiempo al tener que subir tantas escaleras para evacuar a todos los que pudieran.


—¿Has pensado que haremos si eso llega a suceder? —dijo Gai caminando al lado de Kakashi, yendo atrás de todos, vigilando a los civiles.


—Debemos estar preparados para cualquier inconveniente. Mantener la calma me parece la mejor opción —respondió de lo más tranquilo deteniéndose en la puerta de la azotea viendo los helicópteros que iban llegando y aterrizando para llevarse a todos.


Muchos ya habían hecho grupos para poder viajar, hasta se habían puesto de acuerdo con sus familiares para ir acompañados en ese momento.


En cuanto llegaron al helipuerto improvisado, empezaron a subir a todos ellos. Naruto, Hinata, Shino, Ino y Kiba, se fueron con un grupo y Sakura, Sasuke, Gaara, Temari, Shimaru y Kankuro, subieron en otro de ellos. Quedaba un tercero por llegar todavía, por lo que esperaron pacientes hasta que ello sucediera, aunque la sensación de inquietud iba aumentando a medida que pasaba el tiempo. Muchos sólo intuían que algo serio estaba sucediendo, algunos lo sabían y aun conservaban la calma, lo cierto es que esta salida de la rutina era algo con lo que ninguno podía estar a gusto, más allá de que los más pequeños, por ignorancia, vieran esto como algo divertido, los adultos y los jóvenes sabían que no iba a serles todo tan sencillo.


—Tenemos un problema —dijo Gai desde el borde de la azotea al ver a un grupo de infectados rodear la entrada y tirar la puerta. Si había algo diferente a todas esas películas de zombies que vieron en la televisión, es que estos conservaban sus facultades físicas, aunque su cerebro parecía ir deteriorándose hasta el punto que los reducía a sus más básicos instintos: matar para sobrevivir, alimentarse, que si algo comprobarían, eran lo violentos que eran.


Kakashi, y Gai se encargaron de quedarse cerca de las puertas, bloqueándolas con todo lo que tuvieran a mano, pues, sospechaban que cadenas y candados no iban a ser suficientes ante esa desesperación voraz que habían visto antes. Jiraiya cuidaba de sus alumnos y procuraba, mantener la calma entre todos, no sólo por los jóvenes, sino también, por los demás adultos.


El tercer helicóptero llegó por el grupo restante. Cuando estaban subiendo, el candado salió volando quedando la puerta trancada tan sólo por los hierros haciéndolos retroceder. Kakashi miró hacia atrás donde abordaban y tomó un trapeador del cuarto de limpieza, siendo una de las pocas cosas útiles que vio en la azotea para poder detenerlos lo más que pudieran. La puerta se abrió finalmente y corrieron hacia ellos. Los profesores lograron detener a golpes a algunos intentando mantener a salvo y ganar tiempo lo más que pudieran. Lo terrible es que no era suficiente para ellos.


—¡Váyanse! —Le gritó Gai— les daremos tiempo a que escapen, Jiraiya. Huyan.


El director no podía asumir semejante riesgo a sus compañeros de trabajo, pero al estar de acuerdo entre ellos, no pudo más que ceder, apurando a todos a que siguieran con el plan de escape.


El helicóptero alzó vuelo una vez más, cuando Fuyuki haciendo caso omiso de cualquier advertencia, cuando vio a Kakashi con su arma destruida, no pudo más que arrojarse pensando que podría ayudar a su profesor ¡no iba a dejarlo solo! Y aun cuando sus padres intentaron atraparlo, fue demasiado tarde. Neji y Lee la siguieron, no iban a dejar a su compañera sola en aquella misión suicida a la que se había sumado.


Jiraiya dio la orden de regresar, pero apenas la escalera asomó, uno de los infectados atrapó la misma e intentó subir, viendo a varios de sus compañeros hacer lo mismo. Con todo el pesar del mundo y a viva voz de sus progenitores, tuvieron que alejarse o de lo contrario, ninguno iba a salir con vida.


Neji tomó un balde y con eso, golpeó a uno de ellos, colocándoselo en la cabeza empujándolo hacia abajo. Lee fue de apoyo a Gai evitando que fuera herido al caer encima de uno de los zombies mientras que Fuyuki corrió tacleando a Kakashi al suelo evitando que así, lo atacaran por la espalda.


Reunidos los cinco y con la horda de infectados encima, vieron la puerta, era su mejor escape, sin embargo, al ver que aún seguían subiendo, no tenían muchas opciones. Gai vio la escalera de incendios, intercambiando miradas con Kakashi antes de tomar su objetivo y correr hacia él con sus alumnos. Aun había algunos que subían, pero si lograban resguardarse en un aula, iban a conseguir ganar tiempo y reunirse en el refugio con todos.


17 de Febrero de 2018 a las 05:33 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión