diario de una transgirl Seguir historia

c
celine gonzalez


Narra la historia de una chica transexual hasta que llega a ser una mujer completa


Erótico Todo público.
1
7354 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

capítulo1

29 de mayo de 2005

Hoy he ido a casa de mi abuela y me he puesto a bailar en el salón envueltas en sabanas simulando un vestido mientras escuchaba de Disney. Mi abuela me miraba mientras pensaba en que bien se lo pasa el solo, no creo que esto lo haga en su casa. Sabiendo cómo es su padre no creo que le permita hacer muchas de las cosas que hace aquí.

En su casa tiene que ser tal cual desea su padre y no como realmente desea ser.

Por la tarde me le lleve a la piscina donde ha estado jugando con más niños, le lo ha pasado pipa nadando en la piscina conmigo y mis amigas. Aunque yo lo que prefiero es que se relacione con más niños; Jugando con señoras de sesenta años no va convertirse en un chico sociable y tampoco saber comunicarse con los niños de su edad.

30 de mayo de 2005

Hoy vuelve se va a su casa con sus padres, si fuera por mí no se iría pero no puedo impedírselo; Mí hija le echara de menos aunque cada vez que puede él intenta escaparse de allí.

Nos dirigimos a la parada del autobús para ir a la estación de tren, allí se subiría a un tren para Palencia donde su madre estaría ya esperándole. Cogí el ticket del tren y le lleve hasta las vías donde el tren estaba parado hasta que saliera. Estuve con él hasta que el motor comenzó a sonar.

Me despedí del y me fui a mí a la piscina a jugar a las cartas con mis amigas.

Daniel al llegar a Palencia vio a su madre contenta de verle, la abrazo y fueron a casa donde le dejaría con su hermano.

Mientras caminaban en dirección a casa su madre le pregunto que había hecho con la abuela.

La contó que habían estado en la piscina nadando y jugando con más niños; También que había ido al parque a jugar con su tía o que habían ido a comprar y él se quedaba en el parque de bolas jugando mientras la abuela compraba.

Al llegar a casa su padre estaba tirado en el sofá viendo la televisión; Su hermano estaba en el patio jugando con lo que se unió a él y se predispuso a jugar con sus camiones.

Más tarde su madre se despidió de ellos y se fue a trabajar en el restaurante; Trabajaba toda la noche llegando a las dos, tres o cuatro de la mañana.

Cuando anocheció su padre que no tenía ganas de cocinar, calentó unas salchichas de fráncfort y no hizo más. Cenaron y se fueron a la cama.

Pasaron los años y Daniel fue creciendo hasta que cumplió trece años y una mañana en el parque con su hermano y un amigo de ellos..

Salieron al parque a jugar como hacían casi siempre con su amigo Raúl; Daniel está hablando con su hermano Rodrigo cuando le confesó que le gustaba Raúl, Rodrigo se quedó mirándole y no dijo nada aunque cuando llego a casa se lo contó a su madre ,que estaba en la cocina haciendo la comida; Ella ya lo sabía desde que era muy pequeño.

Su madre no le riño ni nada simplemente le abrazo y continuo con lo que estaba haciendo, salió al patio y continuo jugando con los coches hasta que su madre les mandó venir para comer. Se sentaron en la mesa mientras Daniel se sentía algo avergonzado aunque la comida fue tranquila su padre no estaba en casa.

La verdad es que su padre nunca lo supo hasta que Daniel se hizo mayor.

Unos meses después sus padres tuvieron una fuerte discusión y acabaron divorciándose; Daniel se fue con su madre `por qué no le gustaba demasiado, él no lo entendía como la había elegido a ella. Se enfadó con él gritándose que si era un mal hijo, un geta, que no sabía hacer nada, gritándole que era un subnormal, etc.

Daniel siguió yendo al instituto donde una amiga suya quedó con él por la tarde el viernes para tomar un café y entonces le presento a Adrián.

Vamos a contar desde el principio por qué a partir de aquí su vida empezó a cambiar.

Era martes por la tarde cuando en clase de religión se dedicaron a hacer cartitas entre ellos mientras el profesor soltaba el royo que si Jesús tan y demás. Vamos para un chico joven de trece años nada interesante a menos que tus padres te lo hayan inculcado en casa pero con él no sé daba el caso.

Oyes Dani que si quedamos este fin de semana para tomar un café o dar una vuelta?

Vale si, así me distraigo de estar solo en casa.

Quedamos el viernes en la estatua de la Mujer a las seis?

Vale, allí el viernes.

En toda la semana o se volvieron a ver hasta el viernes; El viernes por la tarde se empezó a arreglar un poco dado que siempre iba en chándal muy informal. Salió de casa y comenzó a andar hasta llegar a la estatua. Cuando llegó ella estaba allí con un vestido muy bonito.

Hola, que tal la semana que no te he visto dijo Yolanda

Hola, pues bastante bien y tú qué?

Pues en clases y estudiando poca cosa.

Anda vamos que hace un poco de frio.

Vale dijo mientras se echó a reír.

Caminaron hasta un bar que estaba casi al otro lado de la cuidad y allí pidieron un café y una cerveza con limón.

Bueno y cuéntame que tal lo lleva tu madre con el divorcio?

Más o menos bien, el otro día vino a casa llorando para dar pena a casa y mi madre escuchándole sus tonterías.

Enserio fue a casa pero tu padre es un poco patético no?

No sé por vamos y luego que esta mañana se le encontró mirándola desde los matorrales y mi madre flipando.

Ains, de verdad lo que pasa en tu familia pasa en muchas aunque lo que no entiendo es por qué no le denuncia.

Es buena persona aunque es un poco bueno tonta, incluso me contó que la preguntó cómo poner la lavadora el muy imbécil.

Entonces entró él era un amigo de ella, era moreno de ojos verdes bien vestido; Daniel pensó que era el tío más guapo que había visto jamás.

Yolanda sonrió sin oír ningún ruido mientas Dani le contemplaba.

Daniel te presentó a Rodrigo es un amigo de mi novio.

Hola encantado de conocer, mientras le estrechaba la mano.

Encantado Daniel

Daniel estaba paralizado su voz sonaba tan penetrante y atrayente que se quedó embobado.

Bueno y que de que hablabais cuando llegue?

De los padres de Daniel que son un poco especiales.

Que son alienígenas o algo así?

No mis padres se han divorciado por sus diferencias en la educación de los hijos y demás y el otro vino a hacer el tonto a casa como siempre.

Si vamos a llorar para haber si tu madre volvía con él.

Exacto, si has dado en el clavo.

Dani puedes hablar que yo no voy a decirte nada.

Eh, no es que ando despistado perdona

Voy un momento al baño, ahora vengo

Que le pasa?

Pues haber Rodrigo, tú crees que le gustas.

Entonces él sonrió. 

7 de Febrero de 2018 a las 12:16 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión