El Caballero De La Rosa Seguir historia

leonardo-vega71 Leonardo Vega

El único hijo de los Kügler parte a Amsterdam donde sera educado por su tía, pero algo cambia en el, se vuelve una persona diferente y peligrosa


Horror No para niños menores de 13.

#Murder #Muerte #horror
4
9.2mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1900

Los humanos somos muy simples, nuestra mente no oculta nada, no hay misterio, no existe secreto que sea realmente secreto.

Mi nombre es Leonard Kügler, nací en un pequeño pueblo llamado Nahe se encuentra al norte de Hamburgo un 18 de mayo de 1893.

A pesar de todos los desastres que viví en mi vida, puedo decir que mi infancia fue feliz, mi familia era productora de vino, muy adinerados.

Recuerdo dos momentos de mi infancia, el primero, cuando me despertaba por la mañana, me ponía mis botas cafés y salía a caminar, disfrutaba ver el roció en el césped, me encantaba la fragancia que femenina que expulsaba la parra, caminaba hasta llegar a una cerca, esta dividía a la familia Astor de nuestra familia, mi abuelo Aldous, cuando está en sus cabales me la misma historia.

La historia de la cerca, la avaricia que invadió a las dos familias que antes eran muy amigas y que por el dinero se separaron y crearon una rivalidad estúpida, cuando acababa de contarme la historia, decía una frase

Trasplantar rosales sobre pies de viña daría vinos rosados naturales

Nunca entendí que trataba de decir, pero bueno me estoy desviando, cuando llegaba a la cerca de madera blanca, podía ver a lo lejos a una niña hermosa de ojos color avellana, blanca como el pétalo de una orquídea y cuando nos mirábamos fijamente su piel se volvía roja como la sangre, su pelo rizado y dorado, en palabras simples, era preciosa.

Disfrutaba estar ahí de pie, observando como jugaba con sus hermanos, mi felicidad terminaba cuando llegaba el arschloch de su padre y tenía que salir de ahí antes de que me viera.

El segundo recuerdo de mi infancia es cuando íbamos a la basílica de San Martin, en esta iglesia se casaron mis padres y yo pensaba casarme con la hija de los Astor, la razón por la cual me gustaba ir era por ver de cerca a la niña del pelo dorado, su nombre era Berit, ese dulce nombre Berit, en alemán significa Divino y así era ella divina, pero voy a dejar el romanticismo.                  

13 de Enero de 2018 a las 22:25 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo 1908

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión