Pasión en las sábanas Seguir historia

stanger23 Martín B.

Mike espera a su mujer para una noche de pasión y sexo. Está tan entusiasmado para arreglar su relación a base de sexo que se toma las pastillas "mágicas". ¿Pasará la mejor noche de su vida? ¿La disfrutará al máximo?


Horror Todo público. © Baychev

#erotico #romance #misterio #español #historiacorta #historia #pasión #sexo #asco #miedo #amor #cama #horror #terror
Cuento corto
1
9548 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Pasión en las sábanas

Bebo un trago de "Johnny Walker", mientras enciendo las aproximadamente diez velas colocadas en el pasillo. Unas velas que darán la bienvenida a Verónica y le dirán que el juego ha empezado y no cualquier juego sino nuestro favorito. Seguramente está de camino a casa, después de dejar los niños en la casa de sus padres, por fin nos liberamos de las dos pequeñas criaturas. Hace una noche perfecta, una noche que nos llenará de pasión, nos ofrecerá el deseo sexual que tanto buscábamos y necesitábamos en nuestra relación desgastada. El desgasto de la relación fue lo que nos hizo llevar a los niños en casa de los padres de Verónica para todo el fin de semana, ahora podemos acordarnos de lo que es no tener niños. A medida que voy andando hasta la habitación dejo caer rosas por el suelo para "enseñarle el camino de la pasión" a mi esposa y así asegurarme de que no se "escape". Apago las luces del pasillo y entro en mi habitación, huele a sexo, a juventud, a amor, seguramente gracias a su ropa y en especial a su perfume sensual. Antes de desnudarme y tumbarme en la cama, me paso por el baño y me tomo una pastilla que tengo escondida en un bote medio vacío de "Listerine". Trago esta mágica pastilla que me rebajará los años en cuanto al acto sexual, hará que mi mujer se sorprenda de mi y hará que mis ganas se multipliquen por mil. Finalmente me tumbo a la cama y apago todas las luces de la habitación dejando "vivir" solamente a una vela en la entrada, la cuál ella cogerá para poder encontrar su camino. A los pocos minutos recibo una erección incontrolable que hasta me provoca dolor, mi pene está listo para su actuación, está más listo que yo, vuelvo a tener 20 años. Me tapo todo el cuerpo con la sábana y me pongo el antifaz para dormir que entra en nuestro juego, yo no tengo que verla, tengo que sentirla. A los tres minutos oigo la puerta de la casa y posteriormente pasos viniendo hacía nuestra habitación, ya viene. Estoy preparado y es entonces cuando ella entra en la habitación, oigo sus dulces pies pisando el suelo, mi erección hace que se eleven las sábanas. Se acerca a nuestro terreno. Estoy notando su cabeza entrar por debajo de las sábanas gimiendo con una voz muy grave, seguramente porque está resfriada. Empieza a besarme por toda la parte inferior hasta llegar a las partes íntimas a las que somete a un sexo oral, dejando que yo lo disfrute. Noto sus babas caer encima de mis piernas, sin duda nunca había disfrutado tanto con ella, es buena, pero no tanto como ahora. Oigo el sonido de mensaje del móvil, pero no le hago ni caso, ahora mismo estoy disfrutando más que nunca. Los mensajes llegan seguidos uno detrás del otro, parece que  harán que el móvil reviente por completo. Creo que acabo de recibir como más de diez mensajes, el sonido me irrita tanto que me decido quitarme el antifaz y mirar el móvil. Mientras desbloqueo el móvil, mi mujer sigue trabajando con mi pene con cada vez más pasión, se me hace difícil hasta moverme. Abro los mensajes y me entra un escalofrió, el estómago se me revuelve, el miedo se apodera de mi, mientras que noto una gran presión sobre mis piernas que me inmovilizan.
"Cariño, ya estoy llegando a casa."
" Es que mi madre no se encontraba bien..."
" Espero que estés preparado para nuestro juego :)"
" Que ganas tengo de hacerlo contigo."
" Miike, ¿Tenemos invitados o que? Estoy viendo un coche fúnebre enfrente de casa.
" Espera"
" Me suena este coche..."
" Lo vi hoy en el parque con los niññoss"
"Siiiii!"
" Al lado había un hombre bastante raro, alto y muy obeso."
" Estaba lamiéndose los labios mientras observaba a los niños jugar hasta que finalmente un padre le echo"
"Dios mioo..." Miiikeee será mejor que salgas de la casa!
"¿Miiike?"
"¿Miiiikeeee?


10 de Enero de 2018 a las 21:39 0 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~