Perspective Seguir historia

F
Franco Ferrer


En un mundo controlado por la iglesia y la corrupción, existen unos seres llamados Sinners, los cuales solo aparecen aparentemente a una determinada edad y que únicamente afectan a personas del sexo femenino. Nuestro protagonista Alphonse Mayer, es un huérfano criado por la iglesia y uno de los mejores nuevos soldados de la misma, el cual se encarga de exorcizar a estos seres de la única forma posible, matando a su huésped. Muy pronto se dará cuenta que no todo es lo que parece, que lo bueno y malo, solo depende de la perspectiva con que se lo mire.


Drama Sólo para mayores de 18.

#acción #romance #muerte #misterio #drama
24
11.1mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo: Circus

¡Hola a todos!. Apreciaría mucho que aquellas personas que se tomen el tiempo de leerla, se molestaran en dejar algún comentario por mínimo que sea sobre errores que hayan notado. Si la trama les parece aburrida, entretenida, si creen que le falta algo, etc. Desde el comentario más negativo hasta el más positivo será bienvenido, ya que son necesarios para mejorar, crecer y por consecuente brindarles mejores historias más adelante. ¡Gracias por su tiempo y espero les guste!



---------------------------------------------------------------------------------------------------------




-¿Esto es todo lo que pude hacer?

Sintiendo como el áspero abrazo de la soga en su cuello cada vez se hacía más ajustado, volteó su mirada hacia la multitud enardecida.

La ciudad tranquila en donde niños jugaban, donde muchas personas realizaban su rutina diaria generando un tráfico dinámico y pacifico se había convertido en una reunión masiva de odio hacia una persona que no conocían. Niños alentados por las acciones de sus padres arrojaban incontables objetos sólidos hacia la persona que tenían en frente con una expresión de satisfacción y diversión que nunca había visto. Desde frutas hasta rocas de gran tamaño golpeaban su pecho desnudo y rostro, generando constantes heridas que se añadirían más adelante a su vitrina casi desbordada de cicatrices la cual cualquier coleccionista de renombre envidiaría.

Junto a él, sobre la plataforma de madera donde se encontraba a duras penas de pie esperando su sentencia, pudo divisar con dificultad a un hombre con una vestimenta ostentosa repleta de accesorios que parecían ser de oro dirigirse hacia la audiencia, si bien no pudo identificar ni una palabra que salio de su boca, fue un discurso relativamente corto que logró mantener en silencio a toda la masa uniforme de ira frente a él, para convertirla en un público atento e impaciente, ansioso de presenciar el show por el que habían esperado.

De repente el brazo del hombre que desprendía un aura de grandeza y seguridad se elevó lentamente, para luego de unos segundos que parecieron ser eternos dejarlo caer en dirección a la estrella del espectáculo al que todo el mundo estaba mirando con ojos llenos de ansiedad.

Todo estaba en cámara lenta. Sus pies desnudos e hinchados comenzaron a sentirse cada vez más ligeros, sus ojos se cerraron y solo se pudo escuchar una respiración profunda y prolongada, un intento desesperado por calmar los nervios que en ese momento estaban a punto de explotar.

De repente un sonido corto y seco se sintió, sus pies ya no tenían apoyo y su nuevo verdugo era ahora la gravedad, la parte alta de su cuello sintió una violenta y fuerte presión que desencadenó una verdadera lucha contra sus reflejos biológicos que pedían a gritos oxígeno, sin embargo su cuerpo estaba inmóvil, sus manos atadas mostraban unos puños cerrados que reflejaban la lucha interna que estaba teniendo contra sí mismo. El dolor de la rígida y áspera soga fusionándose con la piel de su cuello que ni siquiera la adrenalina fluyendo por su cuerpo podía calmar comenzó a desaparecer, sus sentidos ya no respondían correctamente, el olor dulce de la fruta esparcida por el escenario cada vez era más leve, hasta que de repente, todo desapareció. Lentamente abrió sus ojos, dejando ver una esclerótica totalmente negra que hacia un perfecto contraste con su iris azul claro, brillando debido a la luz del sol que reflejaba en su rostro. Los músculos de sus dedos comenzaron a relajarse y la multitud frente a él comenzaba a celebrar como si de un festival se tratara, en ese instante, Alphonse Mayer, había perdido su vida.

+

5 de Enero de 2018 a las 02:35 9 Reporte Insertar 11
Leer el siguiente capítulo Work

Comenta algo

Publica!
Domingo Kawsay Domingo Kawsay
* Narración simple y sencilla, dejando en claro lo que querías transmitir. * Junto a una situación que busca captar la atención del lector, para saber como se llegó a ello. * Sin embargo, el inicio (el mensaje del autor), debería estar separado por algo más... *** o ---. Saludos.
27 de Octubre de 2019 a las 11:18

  • F F Franco Ferrer
    Gracias por tu comentario, ahora que lo mencionas es verdad que da la sensación de que debería estar separado por algo mas. Gracias por tu aporte 29 de Octubre de 2019 a las 17:06
Laura P. Caballero Laura P. Caballero
El prólogo atrapa, está escrito de forma sencilla, sin adornos, dejando una sensación angustiosa ante el desenlace evidente de una ejecución que nos deja con ganas de saber la razón por la que el personaje llegó a ese punto.
20 de Agosto de 2018 a las 03:38

  • F F Franco Ferrer
    Creo que no hay mejor manera de describir el objetivo que tuve en mente cuando escribí el prólogo. ¡Gracias por tu comentario! 20 de Agosto de 2018 a las 16:35
Gin Les Gin Les
Hola, excelente historia, ya la agregué a mi biblioteca. Te recomiendo usar el guión por la raya de diálogo. Saludos. :D
13 de Agosto de 2018 a las 18:03
Isabelle Roswood Isabelle Roswood
Me gusta! Tienes una forma de narrar las cosas claramente, atrapo mi atención desde el primer párrafo :D
5 de Enero de 2018 a las 21:46

Isabelle Roswood Isabelle Roswood
Me gusta! Tienes una forma de narrar las cosas claramente, atrapo mi atención desde el primer párrafo :D
5 de Enero de 2018 a las 21:46
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión