Cuento corto
4
9720 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

00.

 Namjoon tenía los ojos rojos, aunque a diferencia de Yoongi, era por llorar. Como el maricón que era. Sus mejillas quedarían con arrugas de tanto llorar e intentar sonreír ante sus familiares. Porque, más que ser una sonrisa, era una mueca bien trabajada frente al espejo. Sus hoyuelos ya no le parecían la parte más destacable de su belleza. Incluso se preguntaba si siquiera tenía un poco de esta.

Los dedos, alargados como sus brazos, igual de flacuchos que él en sí, le parecían repulsivos. Quería arrancar la (horrible) piel morena que portaba, y, si era posible, también el corazón. Quizá así le dejara de doler.

Sentía sus párpados pesados por las noches en vela, la falta de comida (cosa que se prohibió, a ver si llegaba a odiarse tanto para dejar de lado toda su cobardía y matarse de una vez) empezaba a notarse, y su celular vibraba constantemente. Todos mensajes de Seokjin y Hoseok.

Quería convencerse de que hubiera uno de Yoongi, así podría ir corriendo a los brazos del mayor y repetir el ciclo del que formaba parte desde hace un año. Pero sabía que se iba a llevar una decepción ni bien corroborara que, para Yoongi, lo único que valía la pena eran las drogas y las fiestas.

Porque hace tiempo había caído en la cuenta de que su espalda se rompería si seguía cargando el peso de los problemas de su ex en ella. 

1 de Diciembre de 2017 a las 14:39 2 Reporte Insertar 4
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
mithzah 23 mithzah 23
Que genial encontrar historias de BTS por aquí, está excelente! Por favor continúa.
7 de Enero de 2018 a las 11:42

  • RM PZZ RM PZZ
    ¡me alegra que te haya gustado!, planeo pasar mis demás drabbles a esta plataforma, además de mis fics :0 8 de Enero de 2018 a las 14:21
~