nambiautora Nambi Autora

Créeme, la historia del décimo piso...es real.


#2 en Cuento Todo público.

#paranormal #terror #fantasmas
Cuento corto
37
7.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La leyenda del décimo piso

Año 1970, 10° piso, Edificio Claver


—¿Acaso eres inútil apropósito?— el jefe de oficina descargo su ira nuevamente en Michael.


—No fue culpa mía— se defendió él conteniendo la rabia que venía acumulando desde años.


—Nunca te haces cargo de tus acciones— y salió furioso de la oficina.


Y minutos después, Michael se acercó al ventanal de la oficina y contemplo su altura por unos segundos antes de arrojarse por ella.


30 años después, 13° Piso, Edificio Claver


Otro día que pasaba y en el cual James era molestaba por sus compañeros de oficina, a los cuales solo se limitaba a ignorar.


A la hora del almuerzo, James solía sentarse solo y sus compañeros siempre se acercaban a él para derramar su almuerzo en James y reían para luego seguir burlándose de él desde la mesa en la que se encontraban sentados.


James simplemente resistía lo que quedaba del día, de todos modos no podía ser despedido y renunciar, ya que no estaba en una buena situación económica, por lo que solo resistía e ignoraba.


Hubo un día en particular en el que sus compañeros de trabajo decidieron llevar sus burlas a algo más extremo.


Esperaron a que el turno de James terminara y esperaron por él en la entrada de la oficina.


—Sabes que realmente no nos caes bien, ¿verdad?— interrogó Max a James.


James cerró y abrió sus ojos rápidamente.


—Yo...no le he hecho nada— respondió con temor.


Y dicho esto sintió una punzada en el estómago.

Uno de ellos, Nicholas lo había golpeado.


James apoyó ambas manos en el lugar del golpe mientras gemía de dolor.


—No exageres, James— dijo Allan y volvieron a golpearlo— Eso si debió doler— sonrió con malicia.


James cayó al suelo y ellos volvieron a golpearlo sin piedad.


—Deténganse— pidió James con dificultad— Haré lo que ustedes me pidan, pero por favor deténganse...por favor.


Ellos se detuvieron y se observaron entre ellos.


—¿Lo que queramos?— repitió Max con cierta diversión.


James asintió.


Allan se acercó a él.


—De acuerdo...Te daremos algo simple de hacer-formo una sonrisa— Has oído la leyenda del décimo piso, ¿verdad?


James asintió nuevamente.


—Bien, a media noche ve allí y quédate al menos una hora, pero debes grabarlo para comprobar que realmente estuviste allí.


Se levantó y se posicionó al lado de los demás mientras James seguía tendido en el piso.


—Si no lo haces, eres hombre muerto— advirtió Nicholas.


James asintió, con dificultad se levantó y se retiró.


Sus compañeros se quedaron allí.


—¿Creen que lo hará?— preguntó Max.


—Hacerlo es mejor que morir, ¿no creen?— respondió Nicholas divertido.


—Nosotros también vendremos— dijo Allan.


—¿Nosotros?— dijeron a unísono con confusión.


—¿Quién creen que va a asustarlo?, ¿el estúpido fantasma de la leyenda de décimo piso?— soltó una carcajada.


—Dicen que no es una leyenda...Realmente un ex empleado se suicidó en ese piso— afirmó Nicholas.


—¿Y tú lo crees?— preguntó burlón— Vendremos a media noche y tú te esconderás en la oficina de décimo piso y cuando James entre, lo asustaras y el muy gallina saldrá corriendo por las escaleras, ahí es donde tú vas a estar— le ordenó a Nicholas— Para asustarlo y yo estaré en la planta baja para terminar de aterrorizarlo, ¿entendido?


Los demás asintieron divertidos.


00:00 p.m. 10° Piso, Edificio Claver


—¿Trajeron la máscara?— interrogó Allan a los demás.


—Claro que si— respondió Max para seguidamente enseñarle la terrorífica máscara de fantasma que había conseguido.


Nicholas observaba por la ventana a la espera de James hasta que vio que llegaba.


—Ahí viene— informó.


—Bien, a sus lugares.


Ellos asintieron y cada uno se dirigió a sus respectivos lugares.

James llevaba consigo su celular y comenzó a grabar desde que ingreso al edificio más asustado de lo común.

Ingresó al edificio y se dirigió hasta el décimo piso.

....

Max se encontraba escondido en la oficina de décimo piso a la espera de James.

Solo pasaron unos minutos hasta que oyó la puerta abrirse lentamente y sonrió, sabía que se trataba de James.


—Boooo...—gritó al salir del escondite, pero para su sorpresa nadie estaba allí.


Se preguntó si el sonido habría sido producto de su imaginación o si su mente le había jugado una mala pasada, pero realmente la puerta se había abierto porque aún lo estaba frente a sus ojos.


Se preguntó que estaba ocurriendo y se acercó hacia la puerta para comprobar si no era uno de sus compañeros que le estaban jugando una broma, pero antes de llegar a ella observo a alguien parado mirándolo fijamente.


El dio un paso hacia atrás y aquello imitó su acción, Max daba un paso hacia atrás y el ente daba un paso hacia él, cuando se dio cuenta, Max se encontraba en el borde del ventanal y sintió una mano que lo arrastró hacia atrás para finalmente caer cuesta abajo.

...

James había llegado finalmente al décimo piso y notó que la puerta estaba abierta, creyó que tal vez el conserje de la noche había olvidado cerrarla, por lo que solo ingresó mientras sostenía su celular en la mano y notó algo aún más extraño, el ventanal también estaba abierto y esta vez creyó que sus compañeros lo habían hecho a propósito para asustarlo que por cierto, estaba funcionando.

James se acercó al ventanal para cerrarlo, pero se alejó rápidamente con una expresión de terror en su rostro al observar a Max tendido en la entrada del edificio rodeado con un charco de sangre.

...

Nicholas, él que debía esperar en la escalera, ya comenzaba a impacientarse.

Por lo que salió de su lugar y observó hacia arriba de las escaleras para ver si James se acercaba, pero no lo había visto.

Comenzó a oír unos sonidos, pero no veía nada. Notó que los sonidos provenían de abajo, por lo que se acercó hasta el barandal de las escaleras y observó hacia abajo, pero lo último que vio fue una figura observándolo caer por ellas.

...

James salió horrorizado de la oficina. Se dirigió hasta las escaleras y en un desespero bajó por ellas, pero perdió el equilibrio al llegar al quinto piso porque allí se encontraba el cadáver de Nicholas con sus extremidades dobladas por el impacto.


James esbozó un grito y optó por recomponer la compostura y seguir bajando por las escaleras.

Al llegar a la planta baja, Allan salió de uno de los lados con una máscara cubriendo su rostro y se abalanzó sobre James, lo que provocó que James cayera hacia el suelo.


Allan reía a carcajadas por la expresión de James.


—Eres una gallina— se burló entre risas.


James se levantó y tomó a Allan de los hombros.


—¡Max y Nicholas están muertos!— dijo James con la respiración agitada.


Allan, nuevamente soltó una carcajada.


—¿Estás tratando de asustarme?— se burló.


—¡No!, ¡acabo de verlos!— elevó su tono.


Allan lo empujó.


—Hazte a un lado, voy a llamarlos— al tratar de subir por las escaleras en busca de sus compañeros, se oyó un fuerte sonido.


Allan se sobresaltó y al final del pasillo observó una figura mirándolo fijamente.


—¿Quién es él?— preguntó a James.


James observó en la dirección de Allan.


—¿De qué hablas?, no hay nadie.


—Está parado justo allí— señaló hacia el final de pasillo.


Y la figura comenzó a correr hacia ellos.


En un desespero por escapar, Allan empujó a James, lo que provocó que cayera al suelo mientras el escapaba del edificio.


Al salir de allí, intento comunicarse por teléfono con sus compañeros, pero no había caso, por lo que opto por llamar a otros de sus compañeros que no habían ido esa noche.


—¿Qué hay, Allan?— se escuchó del otro lado del teléfono.


—Nick, necesito tu ayuda— pidió con desesperación— Es que estamos en la oficina y no puedo comunicarme con Max y Nicholas y alguien trato de asesinarnos y...— Nick lo interrumpió.


—¡Allan, cálmate!, ¿a quién trataron de asesinar?— preguntó si entender la situación.


—A mí y a James...¡James!— recordó que aún seguía dentro— ¡James aún está dentro!


—¿James?, ¿nuestro compañero?— interrogó con voz temerosa.


—¡Sí!


Nick hizo una pausa.


—Allan, escúchame, debes salir lo más rápido que puedas de allí... ¡James fue encontrado muerto esta tarde!


—¿Qué?— su respiración se aceleró y la comunicación se terminó.


Trató de correr hacia la salida, pero unas manos lo tomaron por detrás y lo arrastraron hacia el interior del edificio.

13 de Octubre de 2022 a las 22:00 8 Reporte Insertar Seguir historia
15
Fin

Conoce al autor

Nambi Autora ¿Por qué vivir en un solo mundo cuando podemos vivir en miles?

Comenta algo

Publica!
Sebastián Pulido Sebastián Pulido
Bueno historia. Mucho suspenso y un final inesperado, pero tiene algunos errores ortográficos.
November 29, 2022, 02:22

  • Nambi Autora Nambi Autora
    Muchas gracias por haberla leído y su comentario, voy a estar corrigiéndola🥰 November 29, 2022, 02:34
PR Perla Rubí
Eso no me lo esperaba
November 28, 2022, 02:50

PR Perla Rubí
😳
November 28, 2022, 02:50
Agustina  Pettinato Agustina Pettinato
Hola!! Buenas tardes!! Realmente me gusto tu cuento. No me esperaba se final. Muy bueno
October 15, 2022, 20:28

  • Nambi Autora Nambi Autora
    Muchas gracias por haberla leído 🥰 October 15, 2022, 21:26
~