El marciano Seguir historia

fran-laviada Fran Laviada

La historia del marciano que visitó el planeta Tierra y salió corriendo, espantado de lo que vio.


Fantasía Todo público. © Francisco Álvarez Arias

#El marciano.
Cuento corto
0
9910 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Un individuo de color verde.

Mi nombre es Zack 112, y soy un extraterrestre procedente de Marte. Puede que esto resulte extraño, pero es cierto, y para ser más exacto, soy un individuo pequeño de color verde, cabezón y con ojos de sapo, con esto quiero decir, que no van muy descaminados los que así­ nos describen en las películas de Ciencia Ficción.

   Pertenezco a la división de investigaciones interplanetarias, como piloto detective de nivel tres (el máximo, lo digo para que sepan que no soy un marciano mindundi) y voy a contarles algo sorprendente.

  Estuve un tiempo viviendo en el planeta Tierra, pero el comportamiento de los seres humanos en general, era incomprensible para mí­, e incluso el de algunos, me pareció intolerable, asqueroso y deleznable.

   Todo ello me produjo una alergia incontrolada, que llenó mi cuerpo de sarpullidos y picores, que me obligaron a volver a toda prisa a mi hogar en Marte. Y aprovecho la ocasión, para decirles a los incrédulos, que hay vida en otros planetas, pero después de lo que vi, voy a procurar convencer a mis congéneres, para que ni se les ocurra acercarse a la Tierra, así que a partir de ahora, será difícil que se vean Platillos Volantes por el espacio terrestre.


Fran Laviada

18 de Noviembre de 2017 a las 12:34 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Fran Laviada Editor de contenidos. Especialista en Liderazgo y Motivación. Técnico Deportivo Superior. Entrenador Nacional de Fútbol. Profesor de Enseñanza Deportiva. Articulista y Escritor. La imaginación nos permite darle tienda suelta a nuestra creatividad para que nos lleve volando con las alas de la inspiración a un universo fantástico que nos aleje de la cruda realidad, aunque al final no tengamos más remedio que volver a ella y poner nuestros pies en el suelo de la auténtica existencia diaria.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~