¡Achís! Seguir historia

fran-laviada Fran Laviada

Historias tan breves que da tiempo a leerlas antes de estornudar.


Humor Todo público. © Francisco Álvarez Arias

#¡Achís!
Cuento corto
1
9281 VISITAS
Completado
Tiempo de lectura
AA Compartir

Estornudos en breve.

"Vendo peluca, ya no me importa ser calvo".

"Adelgazó tanto, que sus pantalones lo succionaron".

"Entré andando y salí­ con los pies por delante. ¡Vaya hospital de mierda!".

"¡Don Manuel, que se deja usted la cabeza olvidada!, le dijo el vendedor de sombreros a un cliente despistado".

"Cuando el grupo de gorilas deportistas se reunieron para formar un equipo de baloncesto, tení­an claro que King Kong, serí­a el pivot".

"Él, le dio un beso en la boca, pero ella tenía la cabeza al revés y la besó en el cuello".

"La autopsia confirmó que el hombre murió por causas naturales, una hipoteca".

"El bebé lloraba porque tenía hambre, por eso se cagó, para dejar sitio al biberón".

"Cuando frené, ya me había estrellado. Siempre anduve mal de reflejos".

"Le cogí­ mucho cariño a los billetes (sobre todo a los de 500 euros), por eso siempre tuve fama de mal pagador".

"Disparó su escopeta dejando a la víctima teñida. Se equivocó de cartucho y cargó el arma con uno de tinta".

"Le gustaba mucho la espeleología y acabó desatascando alcantarillas".

"Era mudo, y solo el día que murió consiguió hablar. ¡Hasta luego!, fue lo que dijo".

"Era tan asquerosamente rico, que el olor del dinero le producí­a nauseas".


Fran Laviada


15 de Noviembre de 2017 a las 11:30 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Fran Laviada Editor de contenidos. Especialista en Liderazgo y Motivación. Técnico Deportivo Superior. Entrenador Nacional de Fútbol. Profesor de Enseñanza Deportiva. Articulista y Escritor. La imaginación nos permite darle tienda suelta a nuestra creatividad para que nos lleve volando con las alas de la inspiración a un universo fantástico que nos aleje de la cruda realidad, aunque al final no tengamos más remedio que volver a ella y poner nuestros pies en el suelo de la auténtica existencia diaria.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~