Ataque de ego Seguir historia

fran-laviada Fran Laviada

El “ego”, sin duda, algo que acompaña al ser humano a través de su existencia, y que tiene más presencia en su vida, incluso, que su propia sombra. El terrícola, se siente atraído inevitablemente por su “ego”, igual que el oso por la miel, la mosca por la mierda y el político por la corrupción. https://goo.gl/rGmF6c


No-ficción Todo público. © Francisco Álvarez Arias

#Ataque de ego.
Cuento corto
1 SEGUIDORES
687 VISITAS
Completado
AA

El “ego nuestro” de cada día.


¡YO, YO, y siempre yo!


(Lo mismo da que sea hombre que mujer. En cuestiones de "ego", no existen diferencias de sexo).


(YO): ¡Hoy he dormido mal!


(YO): ¡Por la tarde iré a pasear al parque!


(YO): ¡Mañana tengo que madrugar!


(YO): ¡Me ha salido un grano en la cara!


(YO): ¡Me gusta el chocolate!


(YO): ¡Me divierto mucho en el hipódromo!


(YO): ¡Disfruto siempre que voy a la ópera!


(YO): ¡Tengo que ir a cortar el pelo!


(YO): ¡Me cae mal el pescadero!


(YO): ¡Mi jefe me exige demasiado!


(YO): ¡Me molesta el ruido que hay en el bar!


(YO): ¡Me gusta tomar el sol!


(YO): ¡Prefiero el monte a la playa!


(YO): ¡Qué bien se me da la fontanería!


(YO): ¡Qué buena memoria tengo!


(YO): ¡Cuando era un niño, los profesores decí­an que era muy listo!


(YO): ¡Siempre fui el guapo de la familia!


(YO): ¡Siempre se me dio muy bien jugar a la petanca!


(YO): ¡En la discoteca, las chicas siempre se fijan en mí!


(YO): ¡Me he resfriado!


(YO): ¡Qué bien me queda esta camisa!


(YO): ¡Qué delgado me veo!


(YO): ¡Me aburro!


(YO): ¡El chico o ha salido a mí, tiene mi misma mirada!


(YO): ¡Soy el que más "curra" de la oficina!


(YO): ¡Bla, bla, bla, yo, yo, yo...!


¿Oye colega, si pregunto molesto? ¿Y yo qué?


(YO): ¡Tú eres tú, y quien importa soy YO!


¡YO, YO, YO!


Fran Laviada


3 de Noviembre de 2017 a las 12:21 0 Comentarios Reporte Insertar 1
~