octaviodiaz Octavio Diaz

Juana está atrapada en una realidad que no le pertenece. Extraños y peligrosos seres la persiguen. Debe encontrar la salida, las respuestas. Tiene que volver a su mundo, salvar a su gente. Condenada. Esclava. Rebelde. Guerrera. Se convirtió en esperanza, en símbolo, en madre para muchos y se transformó en pesadilla, sombra y verdugo para muchos más. Miles la siguieron en batalla y miles la persiguieron sin descanso. Eso es lo que recuerda, esas son las imágenes que aparecen en su cabeza. ¿Pero dónde están? Nadie conoce su nombre, su lucha. No hay mapas que muestren los caminos que recorrió. No hay leyendas que exageren las historias que vivió. No tiene mucho tiempo. Puede que esté enloqueciendo o tal vez realmente esté a punto de morir.


#9 en Fantasía #4 en Fantasía urbana No para niños menores de 13.

#misterio #accion #aventuras #historia #fantasía #guerreras #steampunk #vampiros #multiversos #acción
22
12.2mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 15 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1


Juana sintió que la comezón en la vieja herida era casi insoportable, mas no pensaba mover un solo músculo de su cuerpo, debía quedarse totalmente quieta el tiempo que fuera necesario, como si el honor que quedaba en ella dependiera por completo de eso.

En esa húmeda tarde de domingo sus huesos le recordaban antiguas fracturas y su armadura se sentía mucho más pesada, como si pudiera aplastarla. Los veinticinco quilos de metal forjado que tantas veces la habían protegido de espadas y enemigos no podían evitar que el dolor, que la angustia, traspasaran la otra coraza que el tiempo había formado, la de su alma.

Sintió un dolor agudo en el pecho y hubiese preferido una brillante hoja afilada al remordimiento antiguo y oxidado que lo provocaba. Cerró los ojos para confundir al tiempo y alejar sus pensamientos más allá del cansancio.

Rememoró aldeas y fortalezas, el olor a tierra mojada anunciando la lluvia, el sonido de las hojas secas de otoño bajo sus pies. Buscó en lo profundo recuerdos que la reconfortaran, el crepitar de la hoguera que calentaba el hogar, las caricias de su madre, las palabras de su padre, la mirada y la piel de su amado. Cada imagen, cada sensación alivió la espera pero los recuerdos surgen caprichosos, incontrolables al igual que los sueños y así la calma y el sosiego se cubrieron con ruidos de batallas, con llantos de partida y soledad.

Aparecieron sin ser conjurados alaridos de frenesí y dolor en el fragor de la lucha. Mujeres y hombres corriendo enloquecidos al choque de cuerpos, corazas, animales. El cielo oscurecido por la polvareda y la tierra cubierta por una alfombra de miembros entre el barro y la sangre. Los últimos vestigios de una época que parecía terminar sin aviso luchaban con fiereza contra un enemigo extraño y superior. Golpeaban, resistían, mataban. Morían.

Sintió nauseas al recordar el hedor de los vencidos cuando los pocos sobrevivientes volvieron a sepultar amigos, compañeros y familias. Casi todos ya habían partido al último viaje, otros pocos suplicaban que sus almas dejaran sus cuerpos mutilados y sólo un puñado pudieron ser curados y extender su vida algunos días hasta la inexorable partida. Inservibles fueron sus espadas, hachas y piedras cuando los estruendos como truenos comenzaron y sus cuerpos traspasados por flechas invisibles cayeron sin cesar unos tras otros.

Si ese domingo alguien hubiese observado atento su mirada detrás del yelmo habría visto como los ojos enrojecidos de la guerrera dejaban escapar una lágrima por el pasado, por su mundo, por aquellos que amaba, por su amigo y maestro que en un apagado estertor le había arrancado la promesa de encontrar a la elegida, a la portadora de la llave para volver y salvar el reino.

Quiso salir de su pasado. Se concentró en sus piernas entumecidas por el cansancio y en el dolor de sus músculos tiesos. Era preferible la molestia presente a la angustia provocada al recordar la promesa, el primer día en ese universo extraño, la búsqueda, la frustración y el mismísimo día en que se rindió y decidió quedarse quieta.

El sonido metálico de unas cuántas monedas rebotando en un tarro la sacó de sus pensamientos trayéndola otra vez a la realidad.

Era la señal que esperaba. Abrió los ojos. Levantó su escudo.

Blandió su espada y oyó el silbido del aire al ser cortado por el filo forjado en los comienzos del tiempo, sintió su sangre correr y en sus huesos la dicha de su juventud de gloria. Sólo unos cuantos movimientos antes de agradecer con una rodilla en tierra y sus manos y cabeza apoyados en la espada aquellas monedas que le permitirían comer por la noche. Sólo unos segundos de movimientos antes de ser nuevamente la escultura viviente del parque, inmóvil hasta que alguien le dejara las próximas monedas.

Un domingo como todos, salvo que ese día, entre los rostros sorprendidos de los niños, por detrás de los padres sacando fotos, recortada por el sol que se ocultaba tras los rascacielos, creyó verla.

En el centro de la Plaza Moreno, Juana sintió que el corazón iba a estallarle dentro del pecho. Tanta búsqueda, tantos años. Su vida dejada atrás para encontrarla, esperanzas, sufrimientos y desconcierto. Caminos eternos, su mundo distante y éste solitario. Luchas sin fin, coraje, resignación y al final abandono, rendición.

Y así, sin más, en una tarde como tantas otras, María simplemente aparecía ante sus ojos incrédulos. No podía estar confundida, parecía tener la mirada perdida, estar desorientada pero era ella, la mujer que la había salvado de la muerte y a tantos hombres devuelto la libertad, la mujer que había prometido encontrar, la esperanza de todo su pueblo.

Sobre su cuerpo tenía el cansancio de haber permanecido por horas parada y tiesa con su acto de estatua callejera pero del centro de su ser surgió un grito que sobresalió entre el bullicio de la plaza.

—María, María. Soy yo, Juana, tu capitana. Te encontré, por fin te encontré.

La joven la miró con sorpresa, hacía mucho tiempo que nadie la llamaba así. En su rostro pálido se dibujó una sonrisa y sus grandes ojos esmeraldas se humedecieron de emoción al reconocer a Juana. De inmediato recordó al hombre a su lado y simulando no escuchar continuó caminando.

Al verla alejarse la muchacha vestida de guerrera tomó rápido y sin pensar las monedas y los pocos billetes que la gente le había dejado en el escudo que servía de gorra durante su acto y sin quitarse la armadura corrió hacia la mujer gritando su nombre.

Un golpe inesperado en plena cara detuvo su carrera. Instintivamente se tocó el rostro con la mano, la sangre le brotaba profusamente de un corte en la ceja. Logró esquivar un segundo golpe por centímetros y colocar un puñetazo en el ojo de su agresor, un hombre fornido y un poco más alto que ella que con una furia inusitada la rodeó con sus brazos y la elevó unos centímetros del suelo. El pánico le inyectó fuerzas y con un cabezazo certero partió la nariz de su atacante que la soltó entre alaridos de dolor.

—Mamí, Mami, la estatua que es una chica se está peleando —comentó un pequeño a su madre tironeándole la pollera— Me dijiste que no hay que pegarle a las niñas y ese señor le pegó, ¿estará llorando? —insistió el pequeño.

La madre del niño, al igual que la mayoría de los adultos en la plaza no observaban lo que pasaba a su alrededor, tenían sus ojos, dedos y atención en las pantallas de los teléfonos celulares.

Ante la insistencia de su hijo levantó la mirada. Por un lateral de la plaza una pareja se escabullía corriendo de la policía y frente a ella transcurría la más extraña y sub realista imagen que hubiera pensado ver esa tarde. Una joven guerrera de larga y negra cabellera caminaba tambaleante, herida, con el yelmo de su brillante armadura en una mano y la espada desenfundada en la otra hacia la catedral que se alzaba imponente frente a la plaza.

7 de Septiembre de 2022 a las 18:13 10 Reporte Insertar Seguir historia
13
Leer el siguiente capítulo CAPITULO 2

Comenta algo

Publica!
Alejandro Garcia Alejandro Garcia
Buen primer capitulo. Deja con las ganas de saber que pasa.
December 27, 2022, 18:08

  • Octavio Diaz Octavio Diaz
    Hola Alejandro. ¡Que bueno que te haya gustado el capítulo! Le tengo mucho cariño a esta historia que estoy desarrollando y es una alegría saber que alguien disfruta al leerla. Te mando un abrazo grande. December 29, 2022, 19:24
Shadi K H Shadi K H
Sin duda, una manera de contar la historia perfecta. Se llega a entender todo. Me gusta que te dediques a explicar con detalle los pensamientos y alrededores de Juana.
December 15, 2022, 19:28

  • Octavio Diaz Octavio Diaz
    Gracias Shadi. Me alegra mucho que te guste el capítulo. Mensajes así dan fuerza y ganas de seguir y mejorar. Espero te gusten los próximos capítulos y podamos intercambiar opiniones sobre esta historia a la que le tengo mucho cariño. Saludos. December 16, 2022, 01:01
Fantasma Escritor Fantasma Escritor
https://getinkspired.com/es/story/114158/proyecto-hv-guia-para-el-lector-intergalactico/ ¡Querido lector! saludos, esta es una guía en orden cronológico mediante la cuál podras leer y entender la trama de las obras que escribo. Te advierto que es un universo vasto con sus mundos llenos de habitantes que se rigen a través de normas y leyes que tal vez no comprendas. Por eso te aconsejo que si vas a leer mis libros, lo hagas siguiendo este orden: Las claves están en las referencias que hago y que son importantes, ya que indican que todos los volúmenes se desarrollan en mismo espacio y continuidad pero atemporal así que empecemos: Advertencia: Sigue el orden de mis historias, de acuerdo a la guía que te di, o te perderás para siempre en el subespacio intergaláctico y no podrás salir de él y tendrás muchos dolores de cabeza. ¡ESTAS ADVERTIDO!
November 03, 2022, 15:17

  • Fantasma Escritor Fantasma Escritor
    Señor Shadi o como se llame, yo no le estoy pidiendo a Octavio ninguna publicidad a mis obras. Lo estaba invitando a que conozca mi trabajo eso es todo. Por otro lado, usted no es nadie para decirme lo que tenga no tenga que hacer. No sea irrespetuoso. December 15, 2022, 20:33
  • Shadi K H Shadi K H
    El autor no necesita que hagas publicidad en su obra... December 15, 2022, 19:31
  • Shadi K H Shadi K H
    El autor no necesita que hagas publicidad en su obra... December 15, 2022, 19:31
Fantasma Escritor Fantasma Escritor
Listo Octavio seguiré ya me suscribí para leer tu contenido. Te invito a que te suscribas para que leas los libros que he escrito saludos.
November 02, 2022, 22:33

  • Octavio Diaz Octavio Diaz
    Hola Manuel. Gracias. Ojalá te guste historia. Espero tus comentarios para intentar mejorar con cada capítulo. También te estoy siguiendo. Coméntame cuál de tus historias te gustaría que comience a leer. Saludos. November 03, 2022, 13:02
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 17 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión