g--jeon G. Jeon

Jeyran es un jóven de 18 años que pretende vivir una vida normal, sin tantos dramas y huyendo del pasado como en una carrera de obstáculos. El ideal de todas las jóvenes y el terror de los menos populares, tendría la vida prácticamente realizada, si no fuera por dos significantes detalles que a él parecen no importarle, uno lo acosa a cada instante y levita a cinco centímetros del suelo, y el otro ni siquiera conoce su existencia y creo que todos llegarán a la conclusión de que es mejor que permanezca así.


Ficción adolescente Todo público.

#misterio #muerte #amor #amistad #acoso-escolar #embarazo-adolescente #papá-adolescente
24
12.2mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo


El humo a tabaco e inciensos consumiéndose es el desayuno de Haseul, no puede esperar hasta que al menos los rayos tímidos de un sol perezoso de otoño despunten. Transita con la última pieza de su diseñadora favorita Maya Soler, un vestido con ribetes de colores opacos y falda medio plato.

Posa su trasero en el mármol escozor de manos que claman en un profundo llanto en alguna visita religiosa. Abanica sus piernas desnudas y observa el rocío aun prendado de las hojas perenne de los árboles. Sonríe ante el asalto de un recuerdo con cierto amor y una llovizna en pleno bosque, más exacto vacaciones de verano y familias amigas.

Esconde su rostro entre sus manos blanquecinas como si al sereno le importara la anécdota que se oculta entre el brillo pervertido de sus pupilas.

—Deberías controlar esos pensamientos, sabes lo que le ocasiona a su sueño —palmeó su hombro, parte del cuerpo que siempre le cuestionó a su complexión, nunca comprendió porqué los genes se los dibujaron tan anchos.

—Es su culpa, es un idiota, pero muy guapo —se regresa sin incorporarse, y observa como los cascarones de una lápida pintada no le rinden atención a su movida.

—Siempre tan infantil —se mantiene levitando a su alrededor, busca marearla, pero Haseul no le presta la mínima atención.

—¿Puedo salir ya? —se acerca tanto que su pestañeo casi daña su mandíbula perfecta, Milena, la conocida que recibió su espíritu en cuanto los seres queridos se alejaron lamentando su despedida. Es algunos años mayor que ella, lleva siempre un vestido rojo con cuello en pico y corte recto, Haseul conoce de diseño ya que siempre ha sido su sueño frustrado por una muerte que no quiere recordar, aunque la verdad sería, desconoce. Mile como suele llamarla, la ignora como cada vez que esta rutina se ejecuta antes de que el sereno cambie de turno.

Haseul lee el nombre de un difunto, y divaga sobre lo que sucedió con él, Mile se vuelve ante su molesta voz, esa de bebé que ejecuta para llamar la atención, enreda su dedo en un cabello enmarañado, Haseul supone que nunca nadie se lo desenredó cuando falleció.

Regresa y Haseul feliz de tener su atención le baila sacudiendo su trasero mientras Mile suspira desesperada por hallar la palanca de la paciencia y pegar su mano a ella.

—Un año y nada más —inclina su rostro y tuerce su sonrisa en algo que Haseul definiría como siniestro, segura de que fallará.

1 de Agosto de 2022 a las 14:20 0 Reporte Insertar Seguir historia
5
Leer el siguiente capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 38 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión