Cuento corto
0
854 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Fuertes confesiones.

Si nuestro tiempo perdurara eternamente, tendría la capacidad de encontrar el más mínimo pretexto para enamorarme más de ti.

Sería capaz de componer canciones de cada uno de tus latidos cuando estas a mi lado. Los caprichos que surjan de tu boca, serian mandatos inmediatos por los que daría mi vida para cumplirte.

Si fuéramos eternos, llegaría a descubrir cada nuevo matiz de tu sonrisa, descubriría los nuevos brillos de tus ojos cuando el día y la noche se disputan para reflejarse en ellos. No habrían rincones de tu piel que no conociera, y si hubiera algo nuevo, dedicaría el alma entera en que se acostumbrara a mi manos.

El miedo jamás tocaría tus puertas, porque me convertiría en tu vida en algo tan presente como el aire. Repetiría cada susurro, cada abrazo, cada beso, como si fueran los últimos de la existencia, y no importaría la locura que representa el tenerte lejos, tendría la constante de, tras una larga aventura, volverte a encontrar pronunciando mi nombre con aquel rubor en el rostro.

Si nuestro tiempo perdurara eternamente… cada momento seria como el último, y el último sería el primero en el recuerdo del amor que una vez nos hemos confesado.

11 de Julio de 2022 a las 18:18 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Iraín F. Lobo Solo quiero escribir... y si les gusta lo que escribo, bienvenidos sean. Pero antes de juzgar lo que hago, son libres de leerme y dejar un comentario.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~