Cuento corto
0
810 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

En llamas.

Son extrañas las paredes del corazón cuando las adorna la mente. Su calor y esencia es el mismo, pero basta con que el pensamiento ponga un pie, y todo se ponga de cabeza.

Mientras el corazón desea ser alto, la mente exige que este bajo; cuando el corazón va hacia la izquierda, la mente la frena para cruzar a la derecha; cuando el corazón está inquieto, la mente le pide serenidad; y mientras la mente actúa con lógica y cordura, el corazón vive entre la pasión y la locura…

Muy difícil es que ambos estén de acuerdo, y más cuando el amor los relaciona sin su consentimiento, pero tras largas disputas y batallas, el amor se vuelve parte fundamental de lo que son de tal modo que, entre uno y otro, se vuelven tontos al centrar su atención a aquel ser digno de su amor sin parangón.

11 de Julio de 2022 a las 16:28 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Iraín F. Lobo Solo quiero escribir... y si les gusta lo que escribo, bienvenidos sean. Pero antes de juzgar lo que hago, son libres de leerme y dejar un comentario.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~